“Para nosotros la dignidad de las trabajadoras y los trabajadores, y el sustento de su salario, es una política de Estado. Seguimos reconstruyendo una nueva Argentina con más justicia social”, concluyó Espinoza.