Julio Cobos propone la creación de un Servicio Cívico Voluntario en todo el país

El diputado nacional se refirió a un sistema similar al que fue implementado en Mendoza entre 2005 y 2011.

 

Con el fin de promover la finalización de estudios obligatorios y de brindar capacitación laboral, el diputado nacional de la Unión Cívica Radical, Julio Cobos, presentó un proyecto de ley que crea una suerte de Servicio Cívico Voluntario.

El exvicepresidente entiende que es necesario crear el Programa Integral de Terminalidad Educativa y Capacitación Laboral con el propósito de volver a incluir a un importante número de jóvenes al sistema, tanto en el mundo del trabajo como del estudio.

Según se desprende de la iniciativa, Cobos considera que el país atraviesa momentos complicados “que afectan a millones de ciudadanos que requieren una atención prioritaria”. En ese mismo contexto aseguró que desde el Estado se debe garantizar la reversión de “la tendencia negativa en cuanto a los índices educativos”.

Fundamentó en el paper que la mitad de los jóvenes de entre 18 y 24 años permanecen excluidos del sistema educativo y advierte sobre un crecimiento en “el abandono escolar, la repitencia, el bajo rendimiento en lengua y matemáticas, aumento de las brechas educativas conforme a los ingresos familiares, baja comprensión lectora”, entre otras problemáticas que se agravaron “por la pandemia”.

Es en ese marco que propone la creación de un programa cuyo eje central sea brindar ayuda para que quien lo necesite pueda terminar “la trayectoria educativa” y que, asimismo, pueda ser capacitado en diversos oficios para “facilitarle una salida laboral”.

El dirigente radical apuntó al cumplimiento obligatorio de la educación que hace mención la ley número 26.206. La misma está establecida en su artículo 16 y reza: “La obligatoriedad escolar en todo el país se extiende desde la edad de cinco (5) años hasta la finalización del nivel de la Educación Secundaria”.

Asimismo, en el artículo 46 indica que “la Educación Permanente de Jóvenes y Adultos es la modalidad educativa destinada a garantizar la alfabetización y el cumplimiento de la obligatoriedad escolar prevista por la presente ley, a quienes no la hayan completado en la edad establecida reglamentariamente”.

El diputado radical señala que se está “lejos de cumplir con eso” y que debiera ser un “objeto irrenunciable” ya que lo que se busca es “formar generaciones y darles mejores herramientas”. “Tenemos que corregir ese desfasaje en la población de 18 a 24 años, utilizar toda la infraestructura con la que cuenta el Estado para transformarla en centros de educación y capacitación”, resaltó el mendocino.

En la provincia de Mendoza este programa ya estuvo en funcionamiento entre los años 2005 y 2007 hasta la llegada a la gobernación del ex gobernador Celso Jaque (2007-2011), “tuvimos una experiencia exitosa”, indicó Cobos.

El experimento mendocino estuvo bajo la órbita de la Dirección General de Escuelas que, durante el mandato de Julio Cobos, estuvo a cargo de Emma Cunietti. En el mismo, los alumnos inscriptos, pudieron terminar dos años escolares en uno y, asimismo, recibieron capacitación para diversos oficios. También se les brindo comida, talleres sobre valores y becas monetarias que resultaron ser el mayor estímulo.

En este caso participaron unos 4.500 alumnos y 4 de cada 5 logró recibirse. Los cursos fueron desarrollados con docentes en instalaciones del Ejército y en diversos centros de capacitación laboral.

Al ser consultado por Infobae, el ex diputado nacional de Mendoza, Luis Petri, aseguró que la iniciativa es “muy buena” y que prevé que la oposición lo acompañe en su totalidad: “creo que va a recibir el acompañamiento de todo Juntos por el Cambio”, mencionó.

No obstante, no tiene grandes expectativas sobre su aprobación ya que considera que no será apoyado por el oficialismo en el Congreso de la Nación: “Patricia Bulrrich lo planteó siendo Ministra (de Seguridad) y fue rechazado por el kirchnerismo”, fundamentó.

Vale destacar que la presidenta del Pro propuso en 2019 la creación de un Servicio Cívico Voluntario de Valores, ya que entonces aseguraba que había un millón de jóvenes que no estudiaban ni trabajaban y consideró que la educación no les estaba dando respuestas. Sin embargo, tal como rememoró Petri, la iniciativa quedó en la nada.

Left Menu Icon
Política & Economía