En busca de disputar el liderazgo de Juntos, se reúnen los dirigentes radicales

La UCR se reunirá en una cena hoy que mostrará una imagen de unidad de sus principales dirigentes. Buscan contrarrestar las fotos de los líderes del PRO. Discusión de candidaturas y autoridades partidarias.

En busca de disputar el liderazgo de Juntos, se reúnen los dirigentes radicales

 

El radicalismo exhibirá esta noche una foto de sus principales dirigentes a nivel nacional con el objetivo de mostrar “unidad y volúmen político” de cara a las elecciones ejecutivas del 2023. La cumbre de la UCR será en el nuevo comité provincial, ubicado en la calles 51 y 8 de La Plata. Estarán los presidenciables Gerardo Morales y Facundo Manes, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdes, así como el anfitrión Maximiliando Abad y una lista de dirigentes y legisladores nacionales como Mario Negri, Alfredo Cornejo, Ernesto Sanz y Gastón Manes (hermano del neurólogo). Cerca de Abad confirmaron que Lousteau fue invitado, pero que no irá “por cuestiones de agenda”

“El radicalismo se puso de pie y tiene un nuevo semblante en sus ideas, sus nuevas figuras y hasta en el edificio remodelado”, le dice a Infobae un dirigente boina blanca de peso. El cónclave consistirá en un asado que organizó Abad, diputado provincial y presidente de la UCR bonaerense, junto con Morales, gobernador de Jujuy y titular de la conducción nacional del partido centenario. La semana pasada, el legislador bonaerense intercambió mensajes con el jujeño y le propuso hacer este encuentro para mostrar que el radicalismo “está activo y movilizado”.

Un dirigente que integra la mesa nacional de ese partido le reconoció a este medio que la cena también busca “contrarrestar las fotos del PRO”. En la UCR quieren disputar el liderazgo de Juntos por el Cambio (JxC) y apelan a una imagen de unidad como contragolpe a las fotos que se conocieron la semana pasada de la cena que tuvieron Mauricio Macri, Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal en un restaurante porteño. “Tenemos candidatos propios y nuestra interna la resolvemos nosotros, no vamos segundos de nadie”, disparan desde el comité nacional.

El encuentro, convocado para hoy a las 18:30, tendrá una previa abierta a la prensa que incluirá fotos entre los dirigentes y luego habrá una reunión cerrada, asado de por medio. “Queremos mostrar un radicalismo firme, unido y competitivo”, explica un referente de la UCR en la provincia de Buenos Aires. En esa foto también estarán las diputada nacional Roxana Reyes, los senadores nacionales Luis Naidenoff y Carolina Losada, así como la intendenta de La Rioja y presidenta del Foro Nacional de intendentes radicales, Inés Brizuela y Doria.

Las candidaturas de la UCR para la Casa Rosada

Las dos principales figuras con ambición presidencial en el radicalismo son las de Morales y Manes. Ambos lo admiten. El gobernador de Jujuy lo dice públicamente, mientras que el médico elige ser más discreto ante los medios. Quienes lo conocen desde antes de su incursión política saben que “Facundo hace rato que sueña con ser presidente”. Ambos dirigentes recorren el país desde principios de este año.

Otro actor con aspiraciones presidenciales es el gobernador correntino. Valdés viene de ser reelecto en su provincia con cerca del 70% de los votos y entiende que eso funciona como un trampolín para el escenario federal.

Morales, Manes y Valdés tienen una relación fluida entre los tres. El año pasado, tanto el jujeño como el correntino impulsaron al neurólogo para que se postulara en provincia de Buenos Aires. El diálogo es “habitual y cordial”, dicen cerca de Valdés. Alguien que también está muy activo para competir en 2023 es el mendocino Cornejo. Sin embargo, el ex gobernador ha manifestado que él estaría “dispuesto” a acompañar como segundo a otro candidato, incluso a alguna figura del PRO. En la UCR nacional reniegan de esa idea, porque apuntan a “fórmulas puras”.

Los “excluidos” de la foto

Esta mañana circuló un comunicado firmado por dirigentes radicales de la Primera y Tercera Sección Electoral que manifestaron estar “excluidos” del asado que se hará en la ciudad de las diagonales. Se trata de un grupo de legisladores y dirigentes que responden a Gustavo Posse, intendente de San Isidro. Desde el possismo hablaron de “proscripción”.

Los organizadores de la cumbre minimizaron la misiva y dijeron que “es una pavada que digan eso”. Cerca de Abad aclararon que será una reunión privada para “algunos referentes de la UCR”. Sin embargo, en el sector “excluido” se quejan de que “está mal” que hagan una reunión privada en el comité provincial. “No nos invitaron por sectarios. Abad comete un error”, renegaron cerca del intendente de San Isidro.

“Los que reclaman que no los invitamos a la cena de hoy son los que el año pasado fueron con el PRO”, acusa un “correligionario” bonaerense. “Es absurdo eso, porque el PRO es un partido más de la coalición que integra la UCR”, responden desde el possismo.

La interna partidaria

Otro tema presente en el cónclave será la elección de autoridades de la Convención Nacional, que se realizará el 27 de mayo en La Plata. El principal candidato a presidirla es Gastón Manes, que cuenta con el aval de los referentes nacionales de la UCR.

El hermano del neurólogo es convencional bonaerense y esa provincia cuenta con la mayoría de los votos en la estructura partidaria del radicalismo. Por otro lado, Loustaeu impulsa la candidatura de Herán Rossi, jefe de Gabinete del Ministerio de Desarrollo Económico de la Ciudad. De todos modos, fuentes del Comité Nacional aseguraron que “la candidatura de Rossi se desinfló” y anticipan que Manes será ungido presidente.

En el radicalismo, la Convención nacional tiene un rol clave, porque es el espacio que define si el partido seguirá en la alianza de JxC, define a sus candidatos, entre otras decisiones orgánicas claves.

Left Menu Icon
Política & Economía