En San Salvador de Jujuy se concretaron talleres para el abordaje de las masculinidades

La dirección de Paridad de Género, dependiente de la secretaría de Desarrollo Humano, llevó adelante una serie de talleres con el objetivo de abordar preventivamente situaciones de desigualdad y también prevenir las violencias de género con los varones.

 

Al respecto, Raquel Nadal, directora de Paridad de Género, comentó que la repartición a su cargo tiene como metodología el abordaje integral de las violencias en la atención y en su prevención, “justamente este abordaje integral implica también la intervención con varones, porque consideramos que las desigualdades de género se deben abordar en todo lo que tiene que ver con la naturalización que se hace de estas violencias y sobre todo, si bien todos estamos de alguna manera inmersos en este contexto social y cultural que reproduce estas violencias y estas desigualdades, es particularmente en las masculinidades que estas se naturalizan con mayor vigor”, aseguró.  

En este sentido, el objetivo de estos talleres, que se desarrollaron a través del departamento de Promoción de Derechos e Igualdad de Oportunidades y el departamento de Atención Integral a la Violencia familiar y de Género fue trabajar sobre estas masculinidades, revisando los estereotipos y los mandatos que reproducen los varones y que muchas veces terminan en situaciones de violencia. 

Más en detalle, Luciano Giuliani, a cargo de los talleres expresó que fue un proceso grupal en donde se invitó por cuestiones de protocolo a diez varones y se trabajó a lo largo de seis encuentros, con una temática en particular, “hablar de la construcción social de género como varones, los mandatos, los estereotipos, la violencia y cerrando el proceso de talleres con un quehacer, pensar cuál es nuestro rol como varones en estos procesos de transformación y qué se puede hacer desde allí” explicó. 

 Y añadió “trabajamos con dinámicas vivenciales, reflexivas pensando en poder pasar por la experiencia cotidiana y no que sea un mero taller teórico sino de alguna forma generar procesos reflexivos y así multiplicadores”. Se trabajó con varones que también trabajan en otros espacios de promoción de derechos, como escuelas, “entonces esperamos que esto pueda ser multiplicador para luego poder llevar este tipo de talleres a otros espacios con la intención de poder continuar este trabajo ya sea con agentes municipales, profesores, etc.”, concluyó.