En su rol de referente radical, el jujeño recomendó al sector de Martín Lousteau “no hacer más daño” al partido.

En su rol de referente radical, el jujeño recomendó al sector de Martín Lousteau “no hacer más daño” al partido.

En su rol de referente radical, el jujeño recomendó al sector de Martín Lousteau “no hacer más daño” al partido.

 

En declaraciones a una radio porteña, el gobernador Gerardo Morales advirtió que “la división del bloque radical en la Cámara de Diputados no le hace bien al partido” y recomendó “reflexionar y no hacer más daño” a aquellos que proponen una “renovación”, concebida como “romper o mandar la patota”, en referencia al sector alineado con el senador nacional Martín Lousteau.

Este viernes la UCR elegirá a su nuevo presidente, en reemplazo del mendocino Alfredo Cornejo, un cargo que es disputado por Morales y también por Lousteau, quien busca apoyos entre los delegados del Comité Nacional del radicalismo, aunque no anunció formalmente su interés en conducir el partido.

DIÁLOGO Y ACUERDO, O MAYORÍAS Y MINORÍAS

Entrevistado en CNN Radio, el mandatario jujeño opinó que “la ruptura del bloque radical no le hace bien al partido, nos daña”, en alusión a la decisión del sector encabezado por Lousteau de armar un bloque propio en la Cámara de Diputados comandado por el cordobés Rodrigo De Loredo, abandonando así la bancada mayoritaria que preside el también cordobés Mario Negri.

“Las diferencias se tienen que resolver hacia adentro y, si no, aplicar la regla de las minorías y las mayorías”, aseguró Morales sobre este punto.

Además, resaltó el liderazgo de Negri: “Es una de las mejores espadas que tenemos; necesitamos gente con su trayectoria”.

En otro tramo de la entrevista, Morales acusó a Lousteau de mandar “una patota” al Comité Nacional durante la elección de la nueva titular de la Juventud Radical, realizada a principios de este mes, en la que se impuso la correntina Valeria Pavón, quien derrotó al espacio interno liderado por el diputado nacional Emiliano Yacobitti, aliado del exministro de Economía y quien dominaba hacía años ese órgano partidario.

“La juventud radical llevó a la barra brava de (el club Nueva) Chicago al Comité Nacional para agredir”, denunció el jujeño, para entonces plantear que “si la renovación es romper o mandar la patota, entonces debieran reflexionar y no hacerle (al partido) el daño que están haciendo”.

Por último Morales expresó su confianza en que contará con “la mayoría” necesaria de avales para “conducir el radicalismo” desde este viernes, aunque optó por mostrarse cauteloso a la espera del recuento de votos.

“Si me hago cargo de la conducción del partido, una de las principales tareas será que se reincorporen al bloque y diriman las diferencias como corresponde”, prometió el Gobernador en alusión al grupo parlamentario comandado por Lousteau.

La Unión Cívica Radical elegirá el próximo viernes al nuevo titular del partido, en medio del clima de tensión interna por la fractura del bloque en Diputados y acusaciones cruzadas entre los distintos sectores.

Morales es quien aparece por el momento con mayores consensos para quedarse con la titularidad del Comité Nacional de la UCR, en tanto crecen las especulaciones sobre si Lousteau decidirá finalmente presentarse como candidato o declinará su participación al verse en minoría.

Left Menu Icon
Política & Economía