Vidal protagonizó un acto en La Matanza con “La Territorial”

El vidalismo resiste la avanzada de los intendentes en el PRO y se muestra con la ex gobernadora y con Cristian Ritondo. Fue luego de pedir ser escuchados en las decisiones del partido.

 

La diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires y ex gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, pisó nuevamente el territorio de la provincia de Buenos Aires para encabezar un acto en La Matanza junto con su pares Cristian Ritondo, Alejandro Finocchiaro, el diputado provincial Alex Campbell y el concejal y ex diputado nacional Héctor Toty Flores. El evento, a modo de cierre de año, se da en un contexto de disputa interna dentro del PRO bonaerense que se trasladó a la Legislatura provincial, donde la ex gobernadora aún retiene un capital de fuerza propia a base de bancas que aún le responden tanto en el Senado como en Diputados y donde tanto los intendentes del PRO como Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli también buscan tener un sello propio, explicó Infobae.

Durante el acto en Villa Madero -La Matanza- la actual diputada nacional aseguró: “Quería que el primer encuentro en provincia fuera un encuentro con militantes”. Adelantó también que será el primero de muchos. Pero en el GPS a mediano y largo plazo de la ex gobernadora no aparece, a priori, un regreso a la arena política bonaerense con ella como protagonista. Por lo pronto, buscará generar agenda propia desde el Congreso, con una Cámara de Diputados poblada de figuras de peso político tanto en el oficialismo como en la oposición. Durante el acto, el legislador provincial Alex Campbell dio una pista: “Estamos trabajando comprometidos con cada lugar del país. Sabemos que hay mucho trabajo por delante para que podamos hablar de un futuro mejor por eso, pensando en los millones de argentinos que confían en nosotros, es que vamos a seguir defendiendo los valores de trabajo, justicia, seguridad y libertad que representamos”.

Vidal no resigna la nacionalización de su figura. “No nos vamos a extrañar más, porque como diputada nacional tengo la responsabilidad y el honor de representar a todos los argentinos y también a los bonaerenses y a los matanceros. Por eso nos vamos a encontrar en la calle, caminando, escuchando, abrazando, sosteniendo y haciendo”, remarcó.

Pero por estos días la ebullición gana terreno en el PRO bonaerense. El presidente del partido, Jorge Macri, es el nuevo ministro de Gobierno de la Ciudad. Su desembarco en la gestión porteña encendió el reclamo del intendente de Campana, Sebastián Abella, quien pidió que Macri deje la presidencia del partido a nivel bonaerense por sus funciones en el gobierno porteño. Otros intendentes del PRO le bajaron la intensidad a ese pedido. Lo cierto es que Jorge Macri sigue con poder de negociación en territorio bonaerense. De hecho, el presidente del bloque en el Senado bonaerense, Cristian Gribaudo, que logró imponerse en la discusión por la conducción de la bancada, contó con el auspicio del propio funcionario de la Ciudad.

En esa disputa que hubo por la conducción del bloque del Senado provincial, donde Juntos tiene 23 bancas al igual que el Frente de Todos, Macri logró plantarse a la intención de Larreta, Santilli y -según dejaron entrever algunos legisladores- a la propia Vidal de que el presidente del bloque sea el senador Alejandro Rabinovich. El legislador -que además era el jefe de gabinete del municipio de General Pueyrredón, distrito conducido por Guillermo Montenegro- será presidente de bloque, pero recién en 2023. Ante el no acuerdo por el bloque, la salida fue una conducción rotativa.

También hubo una avanzada con sello de los intendentes del PRO. El jefe comunal de Lanús, Néstor Grindetti, logró que su diputado Adrián Urreli, suba un escalón en las autoridades de la Cámara y se convirtió en el nuevo vicepresidente de la Cámara baja bonaerense. Ahora tiene control pleno sobre las acciones que tome el presidente de ese cuerpo legislativo, Federico Otermín. El intendente de La Plata, Julio Garro, también consiguió que Fabián Perechodnik llegue a la vicepresidencia cuarta de la Cámara de Diputados. Su designación se interpretó como un reconocimiento hacia la capital provincial, donde Juntos se impuso en los tres tramos de la boleta durante las últimas elecciones legislativas. En este marco, los legisladores que responden directamente a Vidal quedaron relegados.

Durante el acto con militantes en Villa Madero, Vidal dijo: “Habrá muchos encuentros, con vecinos, en las casas de la gente, escuchando los problemas. Pero quería que fuera con ustedes -la militancia- para representar a los miles de militantes que tenemos en la provincia de Buenos Aires y en todo el país que no solo le pusieron el cuerpo a esta elección. Y que en un distrito como este, se pusieron al hombro una elección muy difícil para demostrar que acá estábamos, que la derrota no nos había hecho bajar los brazos , que estábamos de pie y teníamos algo mejor que ofrecerle a La Matanza”.

Las palabras de la ex gobernadora hacia la militancia y puntualmente en La Matanza, donde el PRO no gobierna, van en línea con el documento elaborado días atrás por La Territorial. Allí, quienes integran la agrupación que reúne diputados, senadores y concejales del PRO pidieron que en la próxima conformación de autoridades partidarias resultaba “indispensable que sean incluidas todas las voces y sobre todo las de nuevos dirigentes”. También remarcaban que no iban a permitir nuevamente “que prevalezca una visión única y personalista del PRO en la provincia de Buenos Aires”.

“Somos todos aquellos que vamos a ser intendentes en el 2023″, dijo Finocchiaro sobre La Territorial. También agregó: “Tenemos a nuestros concejales y consejeros escolares; tenemos a los dirigentes de cada una de las localidades que componen La Matanza; está la Juventud y la agrupación Mujeres PRO. Todo lo que hay acá es coraje, porque hay que ser corajudo para hacer lo que hicimos”.

Left Menu Icon
Política & Economía