Rodríguez Larreta se acerca a Lousteau; crece la tensión con Macri por el armado electoral

El jefe de Gobierno porteño recibió en la Ciudad de Buenos Aires, en los últimos diez días, a dirigentes radicales de Córdoba, Santa Fe y Mendoza para avanzar en alianzas con un sector de la UCR.

Rodríguez Larreta se acerca a Lousteau; crece la tensión con Macri por el armado electoral

 

Mientras se definen las candidaturas de Juntos por el Cambio para las próximas elecciones legislativas, Horacio Rodríguez Larreta comenzó una serie de reuniones, como parte de su armado nacional, con dirigentes radicales que en las provincias se referencian en el senador Martín Lousteau y que en la interna partidaria enfrentan a los aliados del expresidente Mauricio Macri.

El jefe de Gobierno porteño recibió en la Ciudad de Buenos Aires, en los últimos diez días, a dirigentes radicales de Córdoba, Santa Fe y Mendoza, en la mayoría de los casos acompañado por Lousteau, para avanzar en alianzas con un sector de la UCR de línea socialdemócrata y que no encuentra afinidad con las ideas del PRO que alientan Patricia Bullrich y Macri.

Según indicaron fuentes partidarias consultadas por Télam, la ronda de encuentros sirvió para establecer las reglas internas de cara a las elecciones legislativas y que funcionen como base para la selección de candidaturas en el 2023.

La intención de Rodríguez Larreta con estas reuniones es dar una señal en favor de “liderazgos renovadores” que propicien un “recambio generacional” dentro de JxC, como una nueva etapa superadora a la que terminó en 2019 con la derrota electoral de Macri a nivel nacional, que lo dejó sin la chance de un segundo mandato presidencial.

Los encuentros

El 9 de junio, Larreta, acompañado por Lousteau y el diputado nacional Emiliano Yacobitti, recibió en su despacho al intendente de la ciudad cordobesa de Río Tercero, Marcos Ferrer, con quien analizaron “futuros convenios con la Ciudad de Buenos Aires y la búsqueda de apoyo nacional a la agenda de desarrollo de las ciudades del interior”, según la información oficial.

Ferrer es aliado del dirigente radical y actual concejal en la Ciudad de Córdoba Rodrigo de Loredo, quien en marzo perdió el control del congreso partidario con la alianza de Ramón Mestre y Mario Negri, aunque en la interna radical recibió el apoyo de Lousteau y logró equilibrar la representación del espacio frente a los sectores más históricos alineados con Macri.

Tres días después, los tres mismos actores porteños -Rodríguez Larreta, Lousteau y Yacobitti- compartieron un desayuno en un bar de la Capital Federal con el actual presidente del bloque UCR-Frente Progresista Cívico y Social en la Cámara de Diputados de Santa Fe y exministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro; y el senador del mismo espacio por el departamento santafesino de San Cristóbal, Felipe Michlig.

“Hay que reunirse con aquellos que creen en los acuerdos para una agenda de futuro, todos tirando para un mismo lado”, dijo el diputado tras el encuentro en declaraciones a la prensa provincial; no obstante reivindicó su origen “radical alfonsinista, ligado a la socialdemocracia” en un espacio “que cree profundamente en el rol del Estado como regulador social y económico”.

El martes pasado, el alcalde porteño recibió en la sede del Ejecutivo en el barrio de Parque Patricios al intendente de la ciudad de Mendoza, Ulpiano Suárez, en un encuentro en el que abordaron temas de gestión.

La charla, a su vez, fue interpretada como un nuevo acercamiento de Rodríguez Larreta a un sector del radicalismo, en este caso, referenciado en el presidente del partido nacional Alfredo Cornejo, un aliado de Lousteau dentro de la UCR.

La sinergia política entre Rodríguez Larreta y Lousteau podría ser la plataforma para un acuerdo que postule al jefe de Gobierno porteño a la Presidencia de la Nación y al senador radical al Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires, aunque las fuentes consultadas advirtieron que “falta mucho tiempo para el 2023”, pero destacaron que ambos “tienen ideas coincidentes”.