Rodríguez Larreta busca reforzar la gestión porteña con nuevas incorporaciones

El jefe de Gobierno acelera la llegada del intendente de Vicente López para coordinar el AMBA. Se sumarían Agustín Forchieri y Juan Nosiglia. Gustavo Ferrari declinó la oferta para el área de Justicia y seguirá en el sector privado.

Rodríguez Larreta busca reforzar la gestión porteña con nuevas incorporaciones

 

Concentrado nuevamente en la ciudad de Buenos Aires luego de la campaña electoral, Horario Rodríguez Larreta analiza cambios en el gabinete porteño para reforzar la gestión. Una de las cartas fuertes para su proyecto presidencial, como quedó en evidencia en estas últimas elecciones, es mostrar un distrito eficaz, moderno y transparente para proponer exportarlo a nivel nacional en 2023.

Por un lado, se aceleró la designación de Jorge Macri, intendente de Vicente López, en un cargo vinculado con la coordinación de las políticas relacionadas con el AMBA. Se trata de una función nueva sobre la que el jefe comunal y el alcalde porteño hablaron cuando ambos discutieron la candidatura de Diego Santilli a diputado por la provincia de Buenos Aires, a la que el intendente se resistía porque prefería un postulante bonaerense y no porteño.

Finalmente, Jorge Macri bajó su candidatura en Buenos Aires y se sumó al comando de campaña de Santilli. Su aporte al triunfo electoral fue decisivo. Logró el mejor porcentaje de votos de Juntos: en su distrito obtuvo el 58% de los sufragios, con una diferencia de más del 35% con el Frente de Todos e incluso es donde más aumentó la brecha con el kirchnerismo respecto de las PASO.

Su llegada a la Ciudad no sólo tiene que ver con asumir un nuevo desafío. Es uno de los tantos jefes comunales que no podrá aspirar a un tercer mandato en el municipio por la ley que impide la reelección indefinida (aunque Alberto Fernández les dijo anteanoche a los intendentes del PJ que buscaría una alternativa para que todos puedan competir de nuevo por el cargo).

Un pedido de licencia o la renuncia para ejercer un cargo en el gabinete porteño le permitiría a Jorge Macri sostener que no completó su mandato 2019-2023 y así podría competir de nuevo por la intendencia de Vicente López dentro de dos años. En el Frente de Todos, fue el recurso utilizado, entre otros, por los intendentes Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, y Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas, quienes pidieron licencia para incorporarse tras las PASO al gabinete de Axel Kicillof.

El intendente de Vicente López aspiraba a ser candidato a gobernador bonaerense en 2023. La victoria de Santilli no favorece esos planes. También es el presidente del PRO de la provincia de Buenos Aires.

Ahora, nadie descarta que una presencia fuerte de Jorge Macri en el gabinete porteño lo decida a competir en 2023 por la jefatura de Gobierno de la Ciudad, donde, según las encuestas, el apellido que comparte con su primo Mauricio no despierta tanta reprobación como en el distrito bonaerense.

Las conversaciones entre Jorge Macri y Rodríguez Larreta cobraron fuerza en las últimas horas: se está hablando en firme, aunque nadie sabe aún en qué fecha se concretaría. El intendente no iría a un nuevo ministerio, como se especuló en un primer momento, porque ninguno cree posible aumentar el presupuesto en este momento. Podría desembarcar en el Ministerio de Gobierno.

Otra de las posibles incorporaciones al gabinete porteño era la de Gustavo Ferrari. Rodríguez Larreta analizaba el desdoblamiento del Ministerio de Justicia y Seguridad para permitir que en la primera cartera asumiera el dirigente que ya ocupó ese cargo en la gobernación de María Eugenia Vidal.

Ferrari era visto como una pieza clave de Vidal como una suerte de socia de la gestión larretista desde el 10 de diciembre, una condición que incluyó a su amigo Emmanuel Ferrario como primer candidato a legislador porteño, lo que le permitirá ser elegido vicepresidente de la Legislatura y el primero en la línea de sucesión de la Ciudad debido a la ausencia del vicejefe tras la renuncia de Santilli.

Sin embargo, Ferrari no llegará al gobierno porteño: Rodríguez Larreta y Vidal le ofrecieron el puesto en las últimas horas, pero dijo que no. El ex ministro bonaerense agradeció el interés de ambos para sumarlo al gabinete, pero trascendió que la idea de él es continuar desarrollándose en el sector privado. “Seguirá trabajando fuertemente en el espacio y por la unidad”, dijeron en su entorno.

Hay otros refuerzos que se consideran inminentes. Son dos legisladores porteños que terminan su mandato y que serán parte de la renovación del gabinete porteño. Por un lado, Agustín Forchieri, del PRO, un dirigente de confianza de Santilli que se desempeñó como vicepresidente primero de la Legislatura desde 2019. Iría a una secretaría desde donde colaborará con Ferrario, su sucesor.

Por otro, el radical Juan Nosiglia, quien también terminará su mandato el 10 de diciembre, es mencionado como responsable del área de Deportes de la Ciudad, que actualmente es una subsecretaría. ¿Se convertirá en un ministerio? El elegido pertenece al sector del senador nacional Martín Lousteau, el socio larretista de la UCR, y es hijo del histórico Enrique “Coti” Nosiglia.

¿Serán los únicos cambios que proyecta Rodríguez Larreta? “Equipo que gana no se toca”, contestó a Infobae un histórico colaborador del jefe de Gobierno. Es cierto que el larretismo ganó sus apuestas electorales en ciudad y provincia de Buenos Aires. Y también lo es que el gabinete tendrá sus toques, en sintonía con la necesidad de mejorar la gestión y exhibirla dentro del plan “Horacio Presidente”.

Left Menu Icon
Política & Economía