Proponen “superar la discusión” sobre las clases con un indicador de casos por habitantes

El proyecto que presentó el Frente de Todos en la Legislatura porteña “busca garantizar la presencialidad siempre que haya menos de 200 casos semanales cada 100.000 habitantes”.

Proponen “superar la discusión” sobre las clases con un indicador de casos por habitantes

 

El legislador porteño del Frente de Todos (FdT) Leandro Santoro propuso “superar la discusión” sobre las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires aplicando un indicador de cantidad de casos cada 100.000 habitantes, que permitiría decidir, cada semana, si se abren las aulas o se opta por la modalidad de educación virtual.

“Se puede terminar con la incertidumbre de las clases en la ciudad de Buenos Aires, desde el Frente de Todos presentamos en la Legislatura porteña un proyecto de ley para superar la discusión sobre la presencialidad y darle certidumbre a las familias”, escribió el diputado el jueves por la noche en su cuenta de la red social Twitter.

En la publicación también explicó que el proyecto “busca garantizar la presencialidad siempre que haya menos de 200 casos semanales cada 100.000 habitantes”.

“Si se supera este número -añadió- automáticamente las clases pasan a modo virtual, hasta que la tasa de incidencia descienda de 200 casos. Estos parámetros permitirán definir los días viernes, la modalidad de enseñanza de la semana subsiguiente”, escribió Santoro, quien, además de legislador, es asesor del presidente Alberto Fernández.

Al presentar su propuesta, el legislador argumentó que existen “normas y criterios similares en Alemania y países vecinos”, como el caso de Uruguay, donde se “suspendió la presencialidad con 252 casos cada 100.000 habitantes”; el de Paraguay, donde se tomó la misma decisión “con 178 casos” y, en Chile, “con 167 casos”, detalló.

Respecto a la Ciudad de Buenos Aires, Santoro afirmó que actualmente hay “683 casos cada 100.000 habitantes”.

Para el diputado, “la evidencia demuestra que la presencialidad aumenta la movilidad y, con ella, los contagios”, y aunque afirmó que “el indicador propuesto está abierto al debate, lo importante es encontrar una herramienta técnica que permita dar por superada la confrontación irracional en CABA”.

El conflicto por las clases presenciales en la Capital se originó a fines de la semana pasada, cuando el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta decidió no acatar un Decreto de Necesidad y Urgencia del presidente Alberto Fernández, que establecía que, en el Área Metropolitana de Buenos Aires, las clases serían virtuales por 15 días.

Rodríguez Larreta llevó el conflicto a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que aceptó el caso pero aún debe expedirse.