Los ejes del plan para erradicar los manicomios de la provincia de Buenos Aires

La subsecretaria de Salud Mental, Consumos Problemáticos y Violencia de Género, Julieta Calmels, contó en diálogo con Télam que la provincia busca transformar los hospitales psiquiátricos en nuevas instituciones sanitarias enmarcadas en la comunidad.

Los ejes del plan para erradicar los manicomios de la provincia de Buenos Aires

 

El Gobierno bonaerense avanza en el plan para erradicar los manicomios de la provincia de Buenos Aires en base a la transformación de los hospitales psiquiátricos en nuevas instituciones sanitarias enmarcadas en la comunidad, lo que constituye “un cambio enorme de paradigma” para no excluir ni estigmatizar a los pacientes, explicó en una entrevista a Télam la subsecretaria de Salud Mental, Consumos Problemáticos y Violencia de Género, Julieta Calmels.

La semana pasada se presentó la Comisión Provincial Interministerial de Salud Mental, un espacio que propone un cambio de abordaje en la atención de esa problemática, con políticas de cuidado dentro de un sistema sanitario con acceso integral e igualitario.

En diciembre de 2019 la Provincia dispuso el cierre de nuevos ingresos a los pabellones crónicos de los neuropsiquiátricos, inició la externación de pacientes crónicos e instaló un sistema de relevamiento y monitoreo para todas las instituciones públicas.

En la primera etapa, la Comisión intervino en el proceso de transformación de los cuatro hospitales públicos monovalentes que tiene la Provincia: José A. Estéves, de la localidad de Temperley en Lomas de Zamora; Alejandro Korn, de La Plata; Domingo Cabred, ubicado en Open Door, Luján; y Domingo J. Taraborelli, de Necochea.

A la vez, se gestionaron nuevas residencias con distintos niveles de apoyo destinadas a las personas institucionalizadas y se reactivó la construcción de diez viviendas con el mismo fin.

“La Comisión trabajara para producir un cambio en el modelo de atención de salud mental, con dos ejes centrales que tienen que ver con la restitución de derechos y con la inclusión social de las personas”, dijo a Télam Calmels sobre el proceso que comenzó el 10 de diciembre del 2020, en el Día de los Derechos Humanos.

En ese sentido, sostuvo que se hará de modo “progresivo” en “un plazo de tres años con posibilidad de ampliarlo a tres años más”.

El gobernador Axel Kicillof destacó días atrás al presentar la Comisión que además de estar cumpliendo con la Ley nacional de Salud Mental 26.657 sancionada en 2010, a la que la provincia adhirió cuatro años más tarde, se trata de “una de la tareas más complicadas de nuestro Ministerio de Salud, que es el proceso de convertirnos en una provincia libre de manicomios”.

“El diagnóstico es que había una vulneración grande de derechos en los tratamiento de personas con padecimiento mental”, expresó Calmels, quien detalló que “el artículo 3 de la ley define que la salud mental es un proceso que tiene una determinación múltiple de causas psicológicas y biológicas, pero también históricas, culturales y sociales”, por lo que analizó que “la posibilidad de mejorar está ligada al cumplimiento de derechos sociales y humanos de las personas”.

Calmels indicó que la norma “establece que para el año 2020 había que cerrar las instituciones llamadas manicomios públicos y privados y ser sustituidos por dispositivos para la atención de personas con base en comunidades”.

“Las personas con padecimiento mental tienen que tener acceso a la salud en ámbitos donde viven ya sea en casas de medio camino, centros de día o espacios de atención ambulatorio. Este es un cambio enorme de paradigma”, remarcó.

En ese marco, detalló que cuando asumió la actual gestión, había 1.810 personas internadas en manicomios (el 42% con más de 10 años en instituciones) y contó que, en un año y medio lograron llevar ese número a 1.396.

“Encontramos personas que llevaban 20 o 30 años internadas. Había un señor que llevaba 63 años internado. Ahora está en un geriátrico”, ejemplificó.

A la vez, planteó que la norma también postula “que las internaciones por salud mental tienen que ser la última alternativa, deben producirse en hospitales generales y por el tiempo más breve posible”.

?>