La Ciudad potencia el desarrollo de los Distritos Económicos

El nuevo proyecto busca impulsar nuevas inversiones en los barrios porteños del sur y ofrece exenciones impositivas hasta 2035.

La Ciudad potencia el desarrollo de los Distritos Económicos

 

La Ciudad de Buenos Aires readecuó las leyes de Distritos Económicos para potenciar a los sectores audiovisual, tecnológico, de diseño y de las artes. El objetivo es mejorar su competitividad y productividad y promocionar la radicación de empresas, pymes y emprendedores mediante la inscripción en el Registro Único de Distritos Económicos.

A través de tres leyes sancionadas en diciembre de 2020, el Gobierno porteño impulsó una serie de cambios y beneficios impositivos para el desarrollo de inversiones de sectores estratégicos en la Comuna 4, que abarca los barrios de La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya. Al mismo tiempo, la nueva legislación incorpora herramientas de integración y valoración para aquellas empresas y pymes que incrementen su actividad económica en la Ciudad.

La iniciativa ofrece beneficios generales y específicos para cada Distrito y estipula la unificación de las actividades audiovisuales y artísticas a través de la creación del Distrito Audiovisual y de las Artes, que estará ubicado en el barrio de La Boca. “En un contexto tan complejo, desde la Ciudad buscamos impulsar iniciativas que promuevan la empleabilidad, el desarrollo industrial y emprendedor, la construcción y la cultura a través de incentivos a aquellos sectores que inviertan en la Comuna 4 y generen más y mejores puestos de trabajo”, destacó el ministro de Desarrollo Económico y Producción, José Luis Giusti.

Las nuevas leyes introducen exenciones impositivas hasta el año 2035: esto significa una ampliación de 7 ó 9 años, ya que en varios casos el plazo del régimen anterior finalizaba entre 2026 y 2029. Otra novedad radica en las facilidades de financiamiento: la normativa incluye la figura de inscripción provisoria con el diferimiento del impuesto sobre los Ingresos Brutos para aquellas empresas que ya estén tributando en la Ciudad. A la vez, establece un crédito fiscal transferible para las empresas que se instalen por un equivalente al 50 % del valor correspondiente a las inversiones y prevé un incentivo al desarrollo inmobiliario que se destine a las actividades comerciales complementarias o de viviendas, que podrán pagar a cuenta el 25 % de lo invertido.

Para acceder a los beneficios es necesaria la inscripción en el Registro Único de Distritos Económicos. La misma puede tener carácter definitivo o provisorio dependiendo de, si al momento de ser solicitada, la empresa o pyme ya se encuentra efectivamente radicada en el Distrito o si en su defecto tuviera la intención de hacerlo
en el corto plazo. Esto implica que la iniciativa alcanza tanto a proyectos nuevos como a los ya vigentes en el sector.

El proyecto incluye exenciones impositivas, facilidades de financiamiento, diferimiento de impuestos y créditos y amplía el alcance de los Distritos, incluyendo actividades que anteriormente no estaban contempladas, como la industria del conocimiento y la biotecnología, tanto de empresas locales como extranjeras, e impulsa el desarrollo y la exportación de servicios informáticos, software, diseño, videojuegos, biotecnología, bioeconomía, bioquímica, bioinformática, biología molecular, neurotecnología, ingeniería genética, geoingeniería, nanotecnología, ingeniería aeroespacial y satelital, inteligencia artificial y robótica, entre otros rubros.