Kicillof reactivó el comité de emergencia tras una semana complicada en la Provincia

El gobernador reunió a buena parte de su Gabinete para hacer un seguimiento de los cortes de luz, los incendios y la bajante del Paraná.

Kicillof reactivó el comité de emergencia tras una semana complicada en la Provincia

 

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, reunió virtualmente a parte de su gabinete en medio de las altas temperaturas y falta de lluvias que provocan distintas complejidades en la provincia de Buenos Aires que van desde la bajante del Río Paraná, hasta los cortes de luz y la formación de incendios en pastizales en las afueras de la capital provincial y otros puntos del conurbano. Además, la Provincia adhirió a la decisión del gobierno nacional cortar el trabajo presencial en la administración pública a partir del mediodía con el objetivo de ahorrar energía.

Este jueves, Kicillof encabezó una reunión del comité de emergencia provincial para abordar las dificultades asociadas a las elevadas temperaturas, especialmente en lo referido al suministro de luz y agua en las zonas más afectadas, explicó Infobae. Las altas temperaturas no dieron tregua por estos días en el conurbano bonaerense desencadenando un pico de consumo eléctrico que provocó fallas en el sistema dejando a cientos de miles de usuarios sin luz en el conurbano bonaerense. Las fallas fueron de Edesur y Edenor. Pero también en La Plata, bajo regulación bonaerense, se dieron varios cortes de luz e incluso se registró la deficiencia en el servicio que provee la empresa bonaerense, ABSA.

Ante esta situación y otros factores que trae aparejados las altas temperaturas Kicillof volvió a reunir al comité de emergencia en una foto similar a la que se repetía durante la primera y segunda ola del coronavirus y de disponían medidas a tomar ante la suba de casos

Además, según se informó oficialmente, se trabaja en la identificación de los distintos focos de incendio que se presentan para atenderlos rápidamente, y en la evaluación de las situaciones de sequía que se suman a la bajante del Río Paraná que afecta a 17 municipios. Desde esta semana se han registrado varios incendios sobre la Ruta 36 a la altura de Abasto, en las afueras de La Plata. También en distintos puntos del cordón frutihortícola de Los Hornos en la capital provincial, o en otros puntos del conurbano como el que se dio días atrás en Canning, Ezeiza, que fue registrado por vecinos de la zona.

“Hay una tensión permanente debido a las altas temperaturas y las sequías, y la imprudencia y el descuido humano”, expresó este jueves el director de Defensa Civil de la Provincia, Fabián García y aseguró -en declaraciones a Radio Provincia- que “pocas veces los incendios son provocados por causas naturales”.

Además de los incendios también hay atención sobre los cortes de luz que afectan al AMBA. Hasta el momento, continuaban con deficiencias en el sistema distintos barrios de los partidos de: Ezeiza, Almirante Brown, Avellaneda, Cañuelas, Lanús, Lomas de Zamora, Berazategui, Esteban Echeverría, Malvinas Argentinas, Morón, General San Martín, Merlo, Tigre, Moreno y Vicente López.

La bajante del Paraná también está tornándose un escenario complejo para las distintas actividades productivas que dependen de la navegabilidad y caudal del río. En la última semana, en el puerto de San Nicolás se registró una baja de más de medio metro de profundidad. Son 17 los municipios bonaerneses que se ven afectados por este fenómeno multicausal: San Nicolás, Ramallo, San Pedro, Baradero, Zárate, Campana, Escobar, Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Ensenada, La Plata y Quilmes.

La bajante del río afecta a las actividades productivas de esos municipios. Es por ello, que para Baradero, Campana, Ramallo, San Fernando, San Nicolás de los Arroyos, San Pedro y Vuelta de Obligado, Tigre, Zárate, Lima y Escobar la AFIP los incluyó dentro los beneficios fiscales dirigidos a contribuyentes afectados por la bajante del Río, que abarca un total de 169 localidades linderas al curso de agua dulce que recorre las provincias de Misiones, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fé y Buenos Aires.

Este jueves también se definió, a través de una resolución en el Boletín Oficial bonaerense, que con el objetivo de reducir el consumo de energía eléctrica, “los agentes de la administración pública deberán realizar la prestación de servicios mediante la modalidad de prestación de trabajo a distancia, en caso de que ello resulte posible, y se abstendrán de permanecer o concurrir a sus lugares habituales de trabajo”. Una decisión que corre para hoy y mañana y adhiere a la disposición nacional.

En la reunión de hoy también se siguió el pulso de la temporada de verano, que viene colmando las expectativas de las autoridades por los altos índices de ocupación en los principales puntos turísticos de la provincia, pese al récord de casos de coronavirus que no se traslada porcentualmente a la cantidad de internaciones por esta enfermedad, producto del nivel de vacunación.

Del encuentro de este jueves vía zoom participaron el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde; la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez; los ministros de Seguridad, Sergio Berni; de Salud, Nicolás Kreplak; de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque; de Transporte, Jorge D´Onofrio; de Infraestructura y Servicios Públicos, Leonardo Nardini; la ministra de Ambiente, Daniela Vilar; el subsecretario de Energía, Gastón Ghioni; el presidente ejecutivo de ABSA, Roberto Blanco; el presidente del Organismo de Control de Energía Eléctrica, Marcelo Juiz; el director provincial de Energía, Marcelo Garrido; el vicejefe de Gabinete, Juan Pablo De Jesús, y el jefe de Gabinete del Ministerio de Infraestructura, Franco La Porta.

Left Menu Icon
Política & Economía