A tono con Axel Kicillof, la intendenta Mayra Mendoza cambió su gabinete

Hizo modificaciones en casi todas las áreas y anunció un incremento del 25% para los municipales. La intendenta de Quilmes recibió el apoyo del Gobernador que la visitó este lunes.

 

El sacudón que significaron los resultados de las PASO a nivel nacional se replicó de forma muy parecida en Quilmes, donde el oficialismo encabezado por la intendenta Mayra Mendoza sufrió un fuerte revés en las urnas.

Por eso, el eje de estas semanas que restan hasta la elección definitiva de noviembre parecen marcadas, también como ocurre a nivel provincial y nacional, por el objetivo de recuperar el terreno perdido y lanzar medidas que acerquen aquel voto que, contra la mayoría de los sondeos preelectorales, se alejó del peronismo.

La semana pasada, una de las medidas que se tomaron en este sentido fue el anuncio de un aumento en los sueldos para trabajadores municipales, que mejora la paritaria y significa un incremento de los ingresos en un 25% a partir del 1° de octubre según detallaron las autoridades.

“Esta medida es un reconocimiento por todo el esfuerzo y para que sigamos trabajando cada día por mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas de Quilmes”, plantearon desde el Municipio al momento de comunicar la suba en los sueldos.

Pero el timonazo es más profundo en lo político y, otra vez, así como pasó en días pasados en el gobierno nacional, la Comuna quilmeña también tuvo varios cambios de gabinete.

La idea, explicaron desde el entorno de Mendoza, es “fortalecer áreas fundamentales del gobierno” y a partir de ese planteo anunciaron la creación de una nueva Secretaría de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos que tendrá al frente a Roberto Gaudio.

Además, la concejala Eva Stoltzing quedó al frente de la Secretaría de Hacienda y Ariel Burtoli de la CGT, pasará a encabezar la Jefatura del Bloque de Concejales del Frente de Todos (FdT) en su reemplazo.

La Secretaría de Educación pasó a estar encabezada por Joaquín Desmery tras la designación de Mario Lozano, ex secretario de educación a la cartera de Desarrollo Económico Sustentable. En tanto que empezó a funcionar la Secretaría de Culturas y Deportes con Nicolás Mellino al frente.

En paralelo relanzaron el sistema de monitoreo local con cambios en las autoridades de la Dirección General del Centro de Emergencias Quilmes, bajo la órbita de la Secretaría de Seguridad y Ordenamiento Urbano. Adelantaron que también habrá cambios en a Secretaría de Niñez y Desarrollo Social, en la Secretaría Desarrollo Urbano y Obra Pública y en la Secretaría de Servicios Públicos.

Todas estas rotaciones y movimientos en el tablero del oficialismo local buscan apuntar los cañones a medidas concretas que cambien el panorama de cara a las elecciones. Mayra Mendoza publicó un comunicado en el que planteó: “El objetivo es que los vecinos y vecinas de Quilmes vivan mejor. Vamos a fortalecer cada área para para dar respuesta a cada pedido y demanda de nuestros ciudadanos”.

El gobierno de la camporista recibió la visita del flamante jefe de gabinete provincial, el ex intendente de Lomas de Zamora Martín Insaurralde, en lo que se entiende como una muestra de la importancia que le da Axel Kicillof al único distrito del Conurbano en la Tercera Sección donde el peronismo perdió las PASO.

Lo cierto es que, para el oficialismo, el panorama se complicó especialmente con la irrupción del ex intendente Martiniano Molina en una situación sorprendentemente favorable a nivel político y que lo situó como uno de los grandes ganadores de la noche de las PASO.

Molina obtuvo el 72,24% de los votos en la interna de Juntos, siendo él cabeza de lista a diputado provincial por la Tercera Sección electoral en el armado que responde a Diego Santilli. En el distrito que gobernó entre 2015 y 2019, Molina volvió a ganar terreno antes de lo que muchos vaticinaban.

Le sacó siete puntos de ventaja a la lista del Frente de Todos y ya comenzó a mostrarse con aires de triunfo en un distrito que parece darle una segunda oportunidad tras la derrota en la intendencia hace dos años.

En su espacio también comenzaron a mover las piezas, pero ya con aires de triunfo. El miércoles pasado en la sociedad de fomento “Viejo Bueno” de Quilmes Oeste, se realizó un plenario de Juntos en el que participaron todos los candidatos que estuvieron en la interna, con el objetivo de dar un mensaje de unidad e ir armando las listas que se presentarán en noviembre.

Martiniano Molina fue sin duda el centro de la reunión y se mostró con la candidata a diputada nacional Maru Sotolano, el dirigente radical Fernando Pérez, y los candidatos a concejales.

Cuando tomó la palabra, Molina sostuvo: “Enfrentamos la elección más importante de nuestro país, porque ahí decidiremos qué país queremos, aquí decidiremos hacia dónde vamos, aquí decidiremos que no queremos más que nos gobiernen con sus mentiras, con sus engaños”.