Tras las críticas de Soria a la Corte, condenaron al Gobierno a pagarle 86 mil millones a Santa Fe

Es por un conflicto que la Corte había resuelto en 2015, pero el pago nunca se hizo efectivo porque el macrismo dilató las negociaciones.

Tras las críticas de Soria a la Corte, condenaron al Gobierno a pagarle 86 mil millones a Santa Fe

 

Tras la reunión y las críticas del ministro de Justicia a la Corte Suprema, el máximo tribunal publicó un fallo que obliga al Gobierno a devolverle a Santa Fe 86 mil millones de pesos por un reclamo que había sido saldado en 2015.

La Corte aún no había decidido la forma en que el Gobierno debía liquidar a Santa Fe el 15% que Nación había retenido sobre el porcentaje de coparticipación que el Tesoro gira a la provincias. Desde el Gobierno argumentaban que ese dinero se utilizaba para financiar a la Anses y a la AFIP.

El fallo de “Santa Fe, Provincia de c/ Estado Nacional s/ acción declarativa de inconstitucionalidad” salió en 2015 poco después de la asunción de Mauricio Macri que dilató las negociaciones lo máximo posible para no tener que hacer frente a la deuda. Días atrás la provincia volvió a insistir para que la Corte determinara cómo Nación debía devolver el dinero y el fallo llegó en tiempo récord.

En el fallo la Corte explicó que “las partes coinciden en cuanto al monto histórico mensual de los descuentos efectuados, con la salvedad del período noviembre de 2015, que el Estado Nacional lo limita al día que cesó la detracción”. El máximo tribunal se apoyó en un fallo similar ante una demanda de la provincia de San Luis para determinar que corresponde aplicar la tasa de interés pasiva del Banco Central y rechazó la pretensión de Santa Fe de conseguir una tasa del 6,7% nominal anual.

La Corte también rechazó el pedido de reducir en una tercera parte el monto que deberá pagarla a Santa Fe en función de lo que considera un “crecimiento proporcionalmente mayor en las prestaciones que la ANSES tuvo a su cargo en la Provincia durante todo el período (liquidado) y hasta la actualidad”. 

El tribunal tiene un expediente que puede complicar aún más al Gobierno: aún debe decidir sobre el recorte a los fondos coparticipables que recibe la Ciudad en septiembre de 2020. Mauricio Macri había triplicado el porcentaje que llegaba a las arcas porteñas durante su presidencia y en medio de la pandemia Alberto lo retrotrajo a los valores que rigieron tras la reforma de 1994.

La Corte decidió publicar la decisión, que lleva fecha del martes 7 de diciembre, horas después de la reunión y de las críticas del ministro. Se trató del primer encuentro de Soria con los integrantes del máximo tribunal, ocho meses después de su nombramiento.

Una de los mayores problemas del albertismo es que no logra encontrar interlocutores de peso con los ministros de la Corte, un inconveniente que parece haberse profundizado con Soria, quien suele opinar con vehemencia de las cuestiones que inquietan al oficialismo. Desde el máximo tribunal adelantaron que no hablarán ni en on ni en off the record sobre los dichos de Soria.

Se supone que la Corte debería fallar en poco tiempo sobre el cambio de composición del Consejo de la Magistratura, una causa que está pendiente desde 2006, cuando el Congreso modificó la cantidad de miembros para darle mayor poder de decisión a la corporación política sobre la corporación judicial.

La Corte venía reclamando desde hace varios años un acuerdo entre el oficialismo y la oposición al respecto. “La Corte ya pidió que la política arregle el tema del Consejo, por eso dilataron la decisión”, explicó a LPO un importante funcionario judicial.

Es por eso que el Gobierno decidió enviar al Congreso con ligeras modificaciones un proyecto que había redactado el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, redactado bajo la atenta mirada de Jorge Rizzo, ex presidente del Colegio.

En su momento logró traspasar la grieta: consiguió el apoyo del entonces ministro Germán Garavano, del peronismo, de la Justicia en general y de la Corte en particular. Sin embargo pocas horas antes de que se presentara en el Congreso, un operador judicial del macrismo le comunicó Rizzo que no seguirían adelante con la reforma porque “el dibujo actual” le servía a Mauricio Macri.

Por eso el envío que anticipó ayer Cerruti se interpretó como un guiño a la corporación judicial y el preámbulo de un acercamiento con el gobierno. Soria parece haber dinamitado los puentes con la Corte tras el gesto de Alberto.

Lo curioso es que fue el propio Gobierno que levantó las palabras de Soria a la salida del encuentro con los ministros de la Corte y lo publicó en la sección de noticias del Ministerio de Justicia en argentina.gob.ar. 

Left Menu Icon
Política & Economía