PASO: Juntos por el Cambio busca consensuar una posición

Los referentes de la coalición prevén debatir la idea de la Casa Rosada de postergar las elecciones en una cumbre prevista para el martes.

PASO: Juntos por el Cambio busca consensuar una posición antes de discutir  con el Gobierno - LA NACION

Tras el revuelo que generó la decisión del Gobierno de abrir una negociación con un grupo de opositores para la eventual postergación de las PASO y las elecciones generales, la cúpula de Juntos por el Cambio busca aplacar las tensiones internas. Sin tener aún una postura unificada sobre la propuesta que puso sobre la mesa el oficialismo en una reunión con referentes de Pro en la Casa Rosada, los referentes del partido fundado por Mauricio Macri y sus socios de la UCR y la CC tienen previsto discutir el tema en la reunión del próximo martes de la mesa nacional del espacio.

El mitin opositor -será la primera reunión presencial de la coalición desde que el coronavirus llegó al país- había sido organizado antes de que el oficialismo activara las tratativas con el intendente de Vicente López, Jorge Macri, y jefe de bloque de Diputados de Pro, Cristian Ritondo, para modificar el calendario electoral.

Ese mismo día el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, tiene previsto juntarse con los jefes parlamentarios y referentes de la oposición para explorar un acuerdo sobre la eventual postergación de los comicios. Por el rebrote de la pandemia, el Gobierno pretende llevar las PASO a septiembre y las generales a noviembre.

Hasta ayer, las autoridades de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados no habían recibido ninguna invitación formal por parte de De Pedro para mantener una reunión en el Congreso. Según indicaron fuentes de Pro, el radicalismo y la CC, los dirigentes opositores tienen previsto pedirle al funcionario que postergue ese encuentro para el miércoles u otro día de la próxima semana, porque pretenden discutir una posición unificada de Juntos por el Cambio en la cumbre del martes.

En la oposición hay diferentes visiones sobre la idea de correr hacia adelante la fecha de las PASO y de las generales. El tema se discute de manera informal desde hace meses en los pasillos del Congreso. De hecho, Ritondo había sido sondeado en febrero por Máximo Kirchner, jefe del bloque del Frente de Todos, para discutir una eventual postergación de los comicios, como reveló La Nación.

Esas negociaciones se estancaron hasta ayer, cuando Sergio Massa, presidente de la Cámara Baja, De Pedro, Kirchner y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, les plantearon la idea a RitondoJorge Macri, quienes había asistido a la Casa Rosada para la puesta en marcha del Programa de Emergencia de Infraestructura Municipal (Preimba), una ley impulsada por el vidalismo.

Si bien ratificaron ayer la posibilidad de cambiar las “reglas de juego” en el año electoral, un sector de la coalición opositora -sobre todo, el ala moderada que encabeza Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal– no le cierra la puerta a acordar una eventual postergación. “Si hay consenso y parámetros objetivos que indiquen que es más seguro hacerlo en septiembre que en agosto, estaríamos para considerarlo”, admite un funcionario porteño del círculo de confianza de Larreta.

El expresidente Mauricio Macri se muestra en contra de cualquier modificación del calendario electoral y remarca que el tema debe ser debatido en el Congreso. Pero, en privado, no descarta una eventual postergación si la situación sanitaria se desmadra. “No somos necios”, dicen cerca del exmandatario.

En cambio, la titular de Pro, Patricia Bullrich, rechaza de plano la posibilidad de discutir con el Gobierno la idea de posponer las elecciones, sobre todo, después del episodio de ayer en la Casa Rosada. Bullrich, que intentó contener la bronca de Alfredo Cornejo y otros caciques de la UCR por la presencia de referentes de Pro en la cumbre de Balcarce 50, sospecha que el kirchnerismo pretender correr las fechas con el objetivo de unificar las primarias y las legislativas el mismo día, en un mecanismo similar al de la ley de lemas. “Quieren llevarnos al sistema de Santa Cruz”, le dijo Bullrich a sus laderos. En ese sector de Pro creen que el Gobierno arruinó cualquier posibilidad de negociación con la jugada de anteayer.

En la UCR coinciden en que el oficialismo “ensució la cancha para ganar tiempo” y frustró un eventual diálogo con la oposición por manejar el tema con “torpeza”. Los referentes del partido consideran que la eventual postergación de los comicios con la excusa de la pandemia era razonable, pero remarcan que el ámbito para debatirlo es el Congreso, con una convocatoria a los representantes de los partidos de la oposición. “Hicieron un sainete. No se puede confiar en este Gobierno”, señala uno de los jefes del radicalismo.

Cornejo, uno de los más molestos por la maniobra del Gobierno, suele mostrarse dispuesto a discutir la idea de demorar las PASO un mes, pero solo si esa opción reuniera “un amplio consenso” en todo el arco político. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien decidió adelantar las elecciones locales para el 27 de junio, también se manifestó a favor de posponer las primarias o hacerlas “optativas” para los partidos que logren acordar sus listas, como planteó su par de Mendoza, Rodolfo SuárezGustavo Valdés (Corrientes) respaldó esa propuesta.

En la fuerza de Elisa Carrió, en tanto, repiten que cualquier modificación de las reglas electorales debe ser debatido en el Congreso. “No hay una propuesta sobre la mesa y no se puede hablar sobre supuestos. No es serio lo que hace el Gobierno”, resalta una autoridad de la CC.

Fuente: La Nación