La UCR ratificó su pertenencia a Juntos por el Cambio en la Convención Nacional y pidió ampliar la coalición

Después de un acuerdo entre Gerardo Morales, Martín Lousteau y Alfredo Cornejo, Gastón Manes asumió al frente de la Convención Nacional del radicalismo en La Plata; el partido reclamó unidad en la oposición.

 

Los jefes de la Unión Cívica Radical (UCR) reunieron hoy, en La Plata, a su Convención Nacional, ratificaron su pertenencia a Juntos por el Cambio y anunciaron que trabajarán “para tener un presidente radical”, en una asamblea partidaria que estuvo signada por las críticas al gobierno del Frente de Todos y los señalamientos hacia adentro de la coalición opositora.

“Estos son tiempos de presidencialismo de coalición y la unidad de propósito hoy es mantener unidad y mejorar Juntos por el Cambio”, remarcó la UCR en el documento final de la Convención Nacional, que presidió Gastón Manes, hermano del neurólogo. Con ese párrafo, los radicales intentan alejar los fantasmas de ruptura.

Después de un debate interno -en el que un sector coqueteó con la idea de no incluir una mención a JxC en el documento de la Convención Nacional-, el radicalismo logró unificar posturas y despejó las dudas sobre su lugar en el tablero político: reclamó “fortalecer” a la principal coalición opositor, “para hacerla todavía más amplia”.

Si bien no hubo menciones a Javier Milei (La Libertad Avanza), los radicales les marcaron la cancha a sus aliados de Pro al expresar que sus “adversarios son los populismos de izquierda y de derecha”. Está claro que la UCR pretende alejar a JxC de los extremos, atraer a los desencantados con la clase dirigente y mostrarse como una alternativa de poder: “El populismo de derecha, aquí y en el mundo, es hermano de la anarquía. Cabalga con la queja, el cansancio, la desilusión y la frustración de una enorme cantidad de argentinos”, advirtió Mario Negri, jefe del bloque de Diputados de la UCR.

“¿En qué país se inspiran los nuevos iluminados? No nos engañen”, agregó Negri.

A su vez, los radicales pidieron a sus socios “aprender del pasado” y que Juntos por el Cambio se base “en acuerdos programáticos y en denominadores y valores comunes”. En ese sentido, llamaron a respetar las reglas que regulan el funcionamiento de la principal fuerza opositora y a “subordinar las pasiones y las ambiciones al logro del objetivo común: sacar al país de la espiral de la decadencia”.

En medio de las tensiones que sacuden Juntos por el Cambio por el futuro perfil del espacio y las candidaturas de 2023, la cúpula de la UCR, uno de los socios mayoritarios del conglomerado opositor, buscó escenificar esta tarde una postal de unidad en el teatro Municipal Coliseo Podestá de La Plata. Allí, se realizó la elección de autoridades de la Convención Nacional, un órgano clave para los radicales, ya que se encarga de definir la estrategia electoral, el marco de alianzas y la fórmula presidencial del espacio -en caso de que no haya primarias-. Fue un trámite institucional para cumplir con la renovación de autoridades, pero la asamblea estuvo plagada de advertencias internas.

Frente a la creciente interna en Pro, los jefes de la UCR se pusieron como objetivo exhibir unidad y cohesión interna, pese a que persisten las diferencias entre las distintas tribus del partido. De hecho, El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y Martín Lousteau, líder de Evolución Radical, aún no lograron un acuerdo para reunificar la bancada del radicalismo en Diputados.

Desde el escenario , Gastón Manes, quien asumió como nuevo titular de la Convención Nacional tras un acuerdo entre los sectores que responden a Morales, Lousteau y Alfredo Cornejo, dijo que Juntos por el Cambio debe ser “una coalición de ideas”. “Esta vez les toca perder a los populistas de izquierda y de derecha”, sostuvo el hermano del neurocientífico. Un mensaje en clave interna, en medio del coqueteo de un sector de Pro con el libertario Milei.

“Vamos a convocar desde el centro popular y no de los extremos. Llegó la hora de que seamos una coalición de ideas, y que el trabajo, el esfuerzo y la ejemplaridad de los dirigentes estén en el centro de las políticas públicas”, apuntó.

Gastón Manes, que sucede a Jorge Sappia, exministro de Trabajo en Córdoba, fue ungido como nuevo presidente del estratégico órgano de conducción partidaria luego de que las distintas tribus de la UCR sellaran una lista de unidad.

En el encuentro que se celebró en La Plata, la UCR intentó exhibir musculatura para disputarle a Pro el liderazgo opositor y, sobre todo, incidir en la discusión sobre la identidad de la fuerza y el programa económico que presentará el espacio para recuperar el poder en 2023.

Cuando falta más de un año para las primarias presidenciales, el radicalismo ratificó que buscará unificar una fórmula presidencial para competir en la interna de Juntos por el Cambio. “No tenemos dueño ni elegimos presidente a través del tuit de ningún iluminado”, agregó Gastón Manes, en una clara referencia a Cristina Kirchner y Alberto Fernández.

Con distintos perfiles y estrategias, Morales y Manes, quien viajó a La Plata acompañado por la senadora nacional Carolina Losada, se anotan en la contienda por la Casa Rosada. Cornejo, en tanto, no se baja del lote de presidenciables, pero prefiere enfocarse en la discusión programática. Eso sí, el senador no descarta integrar una fórmula o volver a Mendoza.

En una señal de apoyo interno a Lousteau, quien ratificó su intención de pelear por la sucesión de Horacio Rodríguez Larreta en 2023, los referentes de la UCR se comprometieron a hacer todo lo que “esté al alcance” para que “el próximo jefe de Gobierno” porteño sea radical.

“El límite es el programa que le vamos a ofrecer a la sociedad”, afirmó Lousteau, tras ingresar al Teatro Coliseo de La Plata, por donde desfilaron los jefes de los bloques parlamentarios Mario Negri y Luis Naidenoff; y el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, entre otros referentes nacionales y provinciales de la UCR.

Después de los ruidos internos que generó en Pro el acto que compartió con Larreta por el 25 de Mayo, Lousteau insistió en que “los mejores candidatos surgen” de las PASO: “No tenemos miedo a competir”.

El senador pidió profundizar el debate interno en el seno de la UCR y remarcó: “La tarea que tenemos como partido es la de convencer a los que no sospechan que son radicales, esa es la manera de conjugar nuestras tradiciones con nuestros desafíos”.

La postulación de Gastón Manes, apalancada por Maximiliano Abad, logró reunir un amplio apoyo, ya que Buenos Aires tiene la mayoría de los convencionales. Evolución Radical, la fuerza que lidera Lousteau, que tiene el 40% de los delegados, no planteó reparos a la idea de sellar una lista unificada para la Convención Nacional y se quedó con cuatro de las trece sillas que se repartieron entre las distintas vertientes del partido.

Hasta ayer, la discusión giraba en torno a la chance o no de incluir en el documento de la Convención Nacional un pronunciamiento para ratificar la pertenencia del partido a JxC. El sector de Manes pedía que en el documento incluyera la idea de que la UCR ratificaba su “vocación y voluntad política de fortalecer una coalición opositora amplia al oficialismo nacional, basada en acuerdos programáticos y en denominadores y valores comunes”, sin mencionar de manera explícita a Juntos por el Cambio.

En cambio, Cornejo y Lousteau empujaban la siguiente redacción: “Ratificación de la participación de la Unión Cívica Radical en la alianza Juntos por el Cambio”. El exgobernador de Mendoza rechazó la posibilidad de no incluir el nombre de la principal coalición opositora. Finalmente, el radicalismo incluyó la mención a JxC.

“En los momentos más difíciles trabajamos por la unidad para ser una oposición fuerte y constructiva. Ahora trabajamos por la unidad para ganar y gobernar”, indicó la Convención Nacional de la UCR en su documento.

Facundo Manes, diputado nacional

Tras sortear su debut en política en las legislativas pasadas, el médico radical acelera el armado de su proyecto presidencial y confía en sus chances de dar pelea en la batalla por la sucesión de Alberto Fernández en 2023. percibe que habrá un fin de ciclo en la argentina y busca posicionarse para el año próximo, con un perfil de outsider.

Gerardo Morales, jefe de la UCR

Enfrentado con Macri por su vínculo con Massa, Morales pretende que la UCR recupere la centralidad y que abandone el rol secundario en JxC. Quiere que el espacio se reconfigure y se presente como una fuerza de centro en 2023. Aliado de Manes, quiere ir por la presidencia. Le cierra la puerta a una alianza con los libertarios.

Martín Lousteau, senador nacional

Con tropa propia, el líder de Evolución Radical pretende acumular crédito para incidir en el debate en JxC sobre el plan económico y en el rumbo del próximo gobierno. Tras coquetear con una candidatura presidencial, Lousteau decidió competir por la Capital. Mantiene sus diferencias con Gerardo Morales y rechaza a Milei.

Alfredo Cornejo, senador nacional

Atento a la crispación social con la política y la incertidumbre económica, Cornejo les pide a sus socios que posterguen el debate por las candidaturas y se enfoquen en el armado del plan de gobierno, para evitar un desgaste y blindar la unidad. Se anota en el lote de presidenciables, pero no descarta integrar una fórmula o volver a Mendoza.

Left Menu Icon
Política & Economía