“Estoy convencido de que hay que prestarle atención al Norte argentino” destacó Fernández

El Presidente inauguró en Chaco, junto al gobernador Jorge Capitanich, el acueducto de El Impenetrable, donde se anunció además el llamado a licitación para la construcción de la Terminal de Cargas de Puerto Las Palmas, con una inversión de más de 500 millones de pesos.

“Estoy convencido de que hay que prestarle atención al Norte argentino” destacó Fernández
Alberto Fernández aseguró estar “convencido” de que “hay que prestarle atención al norte argentino”, al inaugurar este viernes en Chaco el acueducto de El Impenetrable, donde se anunció además el llamado a licitación para la construcción de la Terminal de Cargas de Puerto Las Palmas, con una inversión de más de 500 millones de pesos.

Fernández dijo en su discurso, en la localidad Misión Nueva Pompeya, ubicada a 480 kilómetros de la capital Resistencia, que en el siglo XXI “no se puede vivir en ningún lugar sin agua porque es un derecho”, y remarcó que “es imperioso que el agua llegue”.

El jefe de Estado ponderó a la zona de El Impenetrable por “las casi cinco millones de hectáreas de verde, de árboles”, y afirmó que “hay que preservar los pulmones verdes porque dan vida” al declararse al mismo tiempo “enemigo de los desmontes”.

“Hoy siento que conozco un poco mejor a la Argentina, porque no podía conocerla si no veía lo que era El Impenetrable”, señaló el mandatario, “una palabra que asusta mucho porque es muy difícil acceder por la densidad vegetal que este lugar tiene y en donde viven muchos argentinos”.

Participaron también del acto el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el gobernador de Chaco y el intendente de Misión Nueva Pompeya, Vicente González.

Fernández contó que Capitanich “está obsesionado por integrar este lugar al resto de la provincia para que EI Impenetrable sea cada día más penetrable y poder acceder a esta región”.

“Quienes viven acá tienen nuestra admiración, porque acá construyeron soberanía”, indicó el Presidente, y remarcó que “los pueblos originarios se han quedado radicados en estas tierras para preservar sus obligaciones ancestrales”.

“Ni a Néstor (Kirchner), ni a Cristina (Fernández de Kirchner) ni a mí nos asustó el concepto de Impenetrable” y remarcó que “Néstor le dio derechos al Norte Grande, Cristina comenzó a implementarlos y a mí me toca concluir esta obra, que es agua para los que viven en El Impenetrable”.

“El gobernador me contaba que llueven 500 milímetros anuales y destacamos la importancia de reservarla para el consumo de aquellos que están lejos”, completó Fernández, y contó que el intendente “indicaba que si la lluvia no aparece están los camiones cisternas repartiendo el agua, lo que habla de la solidaridad de la gente”.

Según el mandatario, la pandemia del coronavirus “da menos derechos de diferenciarnos” porque “es una tragedia universal”, y subrayó el hecho de “poner en marcha otra obra de potabilización de agua del Río Bermejo”.

Durante el acto, Capitanich le entregó a Fernández el Decreto Provincial 913 que lo declaró como “Huésped de Honor”.

Por su parte, Katopodis manifestó que la puesta en marcha de esta mencionada planta potabilizadora de agua servirá para que “miles de vecinos de estas localidades tengan lo que se merecen, el agua potable, el derecho básico”, algo que se tiene que “ir garantizando en cada rincón de la Argentina”.

“Estamos dejando en claro cuáles son las prioridades de este gobierno y estamos acá, en localidades que no están en la tapa de ningún diario”, refirió el ministro, y agregó que “donde había publicidades ahora hay obra publica, donde había anuncios en los diarios hoy hay concreciones, con redes de agua, pavimentos y viviendas”.

Para Katopodis, “estamos definiendo qué país queremos, convencidos de que vamos a salir de esta crisis sanitaria más unidos y convencidos del proyecto de país y del gobierno que necesita la Argentina”, resumió el funcionario nacional en referencia a la pandemia.

Según Katopodis se sale, “como dijo el Presidente, con una reconstrucción que sea de abajo para arriba, porque la salida la definimos los 44 millones de argentinos, no que alguien quede de pie y algunos acostados sino todos juntos llegando hasta la otra orilla”.

Se emerge “reconociendo el valor y esfuerzo de un estado que protege cuida y garantiza todos los días la dignidad de cada argentinos” concluyó.