Según archivos desclasificados, el Reino Unido habría enviado armas nucleares a Malvinas

La Cancillería adelantó que reiterará su reclamo al Reino Unido en caso de confirmarse la veracidad de archivos desclasificados sobre el envío de buques con 31 armas nucleares a las islas.

Armas nucleares en Malvinas: Cancillería anticipó que tomará medidas contra Reino Unido

 

La Cancillería adelantó que el Gobierno reiterará su reclamo al Reino Unido en caso de confirmarse la veracidad de archivos desclasificados sobre el envío de buques con 31 armas nucleares a Malvinas durante el conflicto de 1982, como parte de la política contraria a la proliferación de pertrechos bélicos atómicos que sigue el país. Además, anticipó que planteará la “preocupante” situación ante los organismos internacionales.

“De confirmarse la existencia de archivos desclasificados que aporten mayores detalles respecto de la gravedad de los hechos difundidos en medios de prensa, por la magnitud y circunstancias que se hubieran revelado, el gobierno argentino reiterará su reclamo al gobierno del Reino Unido y en el marco de su invariable política contraria a las armas nucleares así como respecto de su uso, prevé plantear esta situación ante los organismos internacionales competentes”, indicó un comunicado emitido por la Cancillería.

Gran Bretaña “movilizó en sus buques 31 armas nucleares durante el conflicto que mantuvo con Argentina por las islas Malvinas” en 1982, según un documento del Ministerio de Defensa inglés fechado el 6 de abril de ese año publicado en el sitio Declassified UK, informó la agencia Sputnik. En ese plano, Cancillería destacó, “en relación con la reciente información publicada en el portal Declassified UK, que en el año 2003 el Ministerio de Defensa británico publicó un informe en el que se mencionaba que la fuerza de tarea que se constituyó para ir al Atlántico Sur durante el conflicto de 1982 incluyó navíos equipados con armamento nuclear”.

En ese momento, el Reino Unido negó que hubiera violado el Tratado de Tlatelolco de no proliferación nuclear y que todas las armas regresaron al suelo británico “en buen estado”. La Cancillería recordó que “remitió en 2003 una nota de protesta al Reino Unido manifestando la suma gravedad de la situación y requiriendo precisas y completas informaciones sobre los distintos aspectos involucrados en los hechos revelados”.

Al respecto, hizo hincapié en que “en particular, que se asegure que en forma fehaciente no hay armas nucleares en ningún lugar del Atlántico Sur, ni en buques hundidos, el lecho del mar ó bajo ninguna otra forma ni circunstancia”. Sobre este punto, el Palacio San Martín señaló que “en ese momento, el Reino Unido negó que hubiera violado el Tratado de Tlatelolco y que todas las armas regresaron al Reino Unido en buen estado”.

“Pese a la reticencia del Reino Unido a brindar información detallada al respecto, nuestro país expresó en diversas oportunidades su preocupación ante distintos foros internacionales sobre la posibilidad, confirmada en 2003, de que el Reino Unido hubiera introducido armamento nuclear en el Atlántico Sur”, concluyó el comunicado oficial.

Qué dice el documento que condena al Reino Unido

“Los buques de guerra británicos desplegados en el Atlántico Sur después de la invasión argentina de las Islas Malvinas en 1982 estaban armados con docenas de cargas nucleares de profundidad”, afirma el documento difundido por la prensa que da cuenta de la información desclasificada. Esas armas estuvieron en los portaaviones HMS Hermes (18) y HMS Invincible (12) y en el buque auxiliar Regent (1). En el Invincible estuvo como piloto de helicóptero el príncipe Andrés de Inglaterra.

El portaaviones Invincible sufrió un ataque de aviones argentinos en el apogeo de la guerra y recibió el impacto de un misil Exocet, por lo que quedó un tiempo fuera de operación, aunque el Reino Unido pretendió negar este episodio.

“El contenido del documento titulado ‘Top Secret Atomic’ afirma que la presencia de las armas nucleares causó pánico entre los funcionarios en Londres por el daño físico y político que podrían haber causado”, añade la información. En el texto del documento se indica que hubo una “enorme preocupación” acerca de que algunas “bombas nucleares de profundidad” pudieran “perderse o dañarse y el hecho se hiciera público”, e incluso que cayeran en manos de las fuerzas argentinas.

Los archivos a los que accedió Declassified UK dicen que las armas fueron trasladadas desde fragatas y destructores a los portaaviones de gran envergadura que participaron del conflicto bélico, HMS Hermes y HMS Invincible, donde podrían protegerse mejor, y recuerda que “en la segunda nave cumplió funciones como piloto de helicóptero el príncipe Andrés”.

“Según los documentos, el Hermes tenía 18 armas nucleares a bordo y el Invincible, 12”, mientras “el buque auxiliar de la Flota Real, Regent, tenía una”. Por su parte, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, remarcó que el envío de pertrechos bélicos atómicos a Malvinas por parte de Gran Bretaña “es algo que está confirmado desde 2003”

“Está confirmada desde 2003 la presencia de armas nucleares en embarcaciones británicas durante la guerra de Malvinas. Lo que aparece ahora en la desclasificación de nuevos archivos es la magnitud de 31 armas nucleares”, subrayó Carmona en declaraciones a El Destape Radio.

Al respecto, el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, aseguró que la revelación acerca de que el Reino Unido introdujo armas nucleares durante la guerra de Malvinas de 1982 constituye “un acto de extrema gravedad para todos los estados de la región”.

El mandatario fueguino expresó que esa situación no solo resultó “violatoria de la normativa internacional”, sino que “es un ejemplo del nulo compromiso por parte del Reino Unido con sus obligaciones como Estado parte de tratados de zonas libres de armas nucleares”.

Left Menu Icon
Política & Economía