Salta celebró la Exaltación de la Cruz en el segundo día del Triduo

La intendenta, Bettina Romero, participó de esta jornada litúrgica y destacó: “este tiempo del Milagro nos recuerda a los salteños la importancia de la unión y de pensar en el otro siendo solidarios”.

 

En el marco de las festividades del Milagro, la intendenta, Bettina Romero, junto a vecinos y peregrinos participó del segundo día del Solemne Triduo de Pontificales, celebrado en la Catedral Basílica.

En la misa estacional se realizó la celebración de la Exaltación de la Santa Cruz. La solemnidad fue encabezada por obispo de Orán, Luis Antonio Scozzina, quién expresó: “Este gozoso anuncio es para nuestro pueblo fiel a dios para que se vaya configurando con su rostro humilde y samaritano. Después de días de cansancio y la fatiga del dolor humano: este año traemos la novedad de la beatificación de los mártires del centro, es el amor de dios manifiesto”.

Y luego en su mensaje afirmó: “Cada persona debe ser reconocida en su dignidad, es un llamado a la esperanza. En la cruz encontramos la compasión que nace de contemplar el amor universal y gratuito de Dios para ofrecernos la plenitud y la vida. El amor fraterno nos compromete en la dignidad humana, que cada ser humano no tiene el derecho de ignorar con un verdadero compromiso social. Nos urge una iglesia que camine y que vaya al encuentro con todos. Entendida como aceptación del otro, del distinto”.

Y además, agregó: “Todos estamos llamados al compromiso de pensar en el otro para construir la paz. Como iglesia compasiva y misericordiosa queremos ser lugar de encuentro y comunión. Agradecemos por la presencia del Señor que eligió al pueblo salteño como lugar de encuentro. Unimos nuestra oración por nuestros hermanos sufrientes y heridos que buscan alivio y salud, un amor que nace del crucificado”.

Y finalizó: “Contemplemos una vez más a Jesucristo puesto en la cruz, pidiendo la gracia de poder entender su sabiduría y animarnos a vivir como Cristo nos enseñó. Entendamos a la cruz como fuente de salvación”.

Con la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz se cumple el aniversario de la consagración de la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén, celebrada en el año 335. También en este día se conmemora la recuperación de la Cruz de Cristo, ocurrida en el año 628.

Al término del oficio religioso, la intendenta, Bettina Romero, expresó: “vivimos este tiempo del milagro con emoción, compartiendo todos juntos. El obispo de Orán brindó una palabras muy fuertes y muy necesarias en estos momentos que nos recuerdan la importancia de la unión y de pensar en el otro”.

Y recordó que: “desde el municipio entendemos que Salta palpita el Milagro y seguirá creciendo con la llegada de más peregrinos, por eso los estamos acompañando. Tenemos distintos puntos para su recepción en la ciudad con todas nuestras áreas involucradas y además voluntarios. A quienes agradezco por toda esta fraternidad que es lo que tiene que primar siempre. Para vivir en comunidad es importante respetarnos y ser solidarios”.

Al igual que en la primera jornada del Triduo participaron cientos de fieles y peregrinos, quienes movidos por la fe, renuevan todos los años su devoción al Señor y la Virgen del Milagro con el rezo de la novena, la procesión y el Pacto de Fidelidad con los Santos Patronos.

También estuvieron presentes el vicegobernador, Antonio Marocco; el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Matías Cánepa y miembros del ejecutivo provincial.

Cabe recordar que el triduo finalizará mañana viernes 15, día dedicado a la Solemnidad del Señor del Milagro, con la procesión y luego la renovación del Pacto de Fidelidad en el Monumento 20 de Febrero.

Left Menu Icon
Política & Economía