Jorge Jofré:“Fontana nos legó un sueño por el que trabajamos y hoy nos une: Formosa”

El intendente de la ciudad valoró los sacrificios realizados por el comandante Luis Jorge Fontana y los primeros vecinos y vecinas que fundaron la ciudad.

 

En una ceremonia encabezada por el gobernador Gildo Insfrán, por el 143° aniversario de la fundación de Formosa, el jefe comunal rindió un emotivo homenaje a los fundadores y destacó los avances logrados pese a distintos ciclos de situaciones adversas.

Al iniciar su alocución, Jofré recordó que el proceso fundacional tuvo lugar por el fallo arbitral de límites a favor de Paraguay del presidente norteamericano Hayes, por lo cual “abandonar la Villa Occidental no había sido lo esperado por el comandante Luis Jorge Fontana aquel día de hace 143 años, pero en su condición de soldado de la Patria no pudo más que acatar la orden recibida por el gobernador del Chaco, Lucio V. Mansilla”.

“Arriar para siempre la bandera argentina de aquel lugar donde había pasado años de su vida fue, sin dudas, conmovedor y la tristeza se apoderó de los soldados y de la población, pero el destino tenía para él un lugar entre los hombres que trascienden al tiempo. La madre naturaleza, con su inconmensurable belleza, lo esperaba en este codo del río que llamó vuelta Fermoza, para dar origen a un sueño que hasta hoy nos une y por el que trabajamos: Formosa”, enfatizó el jefe comunal.

“Pero nada fue fácil -añadió- para el comandante Fontana ni para los hombres y mujeres que dieron comienzo a nuestra historia. La tarea requería mucho esfuerzo, perseverancia y, sobre todo, amor a la tierra que los recibió, hasta sentirla de su pertenencia. Y a pesar de las dificultades que se presentaban, del desentendimiento del gobierno central y hasta a veces de la hostil mirada de los originarios de las cercanías, supo construir la unidad de los que lo acompañaban con un deseo común, hacer de este lugar, de este paraíso terrenal, el mejor lugar para vivir”.

“Ese legado de Fontana forjó para siempre nuestra identidad, esa que nos hace únicos en el mundo, la del amor por nuestro suelo, la del esfuerzo y sobre todo la de nuestra perseverancia y resiliencia, que nos hace más fuerte ante las adversidades, para vencerlas sin pactar con ellas”, subrayó.

“Nuestra historia está plagada de circunstancias adversas y hemos sorteado cada una de ellas con el valor de la unidad que supimos construir”, recalcó.

“Setenta y seis años después recién dejamos de ser territorio nacional para ser Provincia y luego, por la irrupción violenta de algunos personeros de los imperios, se truncó el primer proceso nacional y popular de quien entendió los anhelos de integración de los formoseños y formoseñas. Luego, casi una década más pasó para que podamos elegir nuestro primer gobierno, aunque sin la participación de gran parte de nuestros comprovincianos por la proscripción del espacio político mayoritario, el peronismo”, recordó.

“Pero Juan Domingo Perón ya había abonado la semilla que empezaba a germinar en los corazones de nuestra comunidad, aquel octubre de 1.953, cuando nos visitó, diciendo: “Dicen que en los grandes desiertos de arena que recorren las fatigadas caravanas, ellas tienen su compensación cuando llegan a los oasis generosos del desierto. En ese camino pesado que es el gobierno, también existen esos oasis y doy gracias a Dios porque al llegar a Formosa me encuentro con uno de esos oasis que llenan el alma”, prosiguió.

Al respecto, continuó: “esa visión del tres veces presidente constitucional de la Nación nos ilustraba de lo privilegiado de nuestra geografía, de las bellezas de nuestro paisaje, de la rica diversidad que nos rodea, pero, sobre todo y más importante, de lo valioso de los hombres y mujeres que viven en ella”.

“Porque a pesar de los oscuros y recurrentes procesos históricos que pasaron en el país, de una cambiante realidad que nos imponía nuevos desafíos, con el regreso y la consolidación de la democracia fuimos delineando un modelo político propio, a partir de la visión estratégica de un hombre de nuestra tierra, Gildo Insfrán, e inspirado en el mismo formoseño, en lo que somos, en esa síntesis de tantas mixturas que nos exhibe con una rica diversidad identitaria que se refleja en cada lugar, en cada paisaje, en cada encuentro, y que nos impone nuevos sueños por realizar hacia un horizonte de desarrollo y bienestar que se viabiliza y avanza con mayor rapidez cuando la conducción nacional tiene una verdadera mirada federal y reconoce y repara lo que por derecho nos corresponde, como lo han hecho los gobiernos nacionales y populares del peronismo y en especial el de aquel querido y por siempre recordado compañero del sur de la Patria: Néstor Kirchner, quien junto a nuestro Gobernador dieron orígen al proceso de la Reparación Histórica para la provincia, herramienta imprescindible para avanzar con mayor rapidez en nuestro proyecto, lo que nos permitió concretar las obras de infraestructura social y productivas que hoy son una realidad en todo el territorio provincial y que nos pone en un pie de igualdad con el resto de las regiones del país”, consideró.

“Pero, lamentablemente, ese proceso también se detiene o se ralentiza cuando el neoliberalismo con su concepción centralista conduce la Nación”.

“Aún así, nosotros, fieles al legado de Fontana, nunca renunciamos a los sueños, aquellos sueños que traía El Resguardo y los de muchas generaciones que sumaron los suyos creyendo en Formosa, para que hoy tengamos este proyecto común que contiene cada una de nuestras aspiraciones y es la unidad el camino para concretarlos, como lo fue y seguirá siendo, porque la grandeza de los territorios se funda en la capacidad de su pueblo, de desafiar los peligros y derrotar las dificultades con el coraje que se nutre en la unidad en libertad”, enfatizó.

“Por eso, será eterno nuestro homenaje y recuerdo a nuestros pioneros, que con sus fundamentos de amor y trabajo iniciaron nuestra historia y tendrán como siempre nuestro agradecimiento por haber elegido esta tierra como destino de vida”, destacó el intendente.

Seguidamente, afirmó: “el presente nos encuentra dejando atrás un tiempo de difíciles circunstancias, a la herencia que dejó un gobierno nacional que, con las conocidas recetas del catálogo neoliberal, empobreció a los argentinos y argentinas, desmanteló la industria, elevó el desempleo y nos ató de manos con una deuda a todas luces vergonzosa, irresponsable e impagable”.

Añadió que a ese contexto adverso hay que sumar: “una pandemia inédita en el mundo, a la que hubo que atender con prioridad y urgencia para salvar vidas que, sin dudas, repercute en la economía complicando más aún la situación que ya padecían amplios sectores de la sociedad; y en este tiempo más cercano, la guerra en otro continente, cuyas decisiones y consecuencias plantean un escenario internacional incierto que inexorablemente afecta el desarrollo de nuestros proyectos de recuperación económica del país, la provincia y por ende, de la ciudad”.

“Pero aún en ese contexto, Formosa se muestra orgullosa entre sus hermanas del país y nuestra ciudad, lugar en donde nacieron los sueños de un territorio que se convirtió en provincia, exhibe su belleza de cara al río que nos vio nacer y la calidez de sus hombres y mujeres recibe con los brazos abiertos a quien quiera sumarse en este camino con el destino de bienestar y prosperidad que nos espera”, continuó.

“No existe adversidad a la que no podamos vencer, nuestra fortaleza radica en enfrentarlas en unidad, sin claudicaciones, apoyados en la fe y la esperanza que nos distingue como pueblo, porque tenemos en claro lo que queremos para nuestra tierra y para hacer de ella el mejor lugar para vivir, con la misma decisión de los padres fundadores, con la fuerza transformadora de nuestros anhelos, con la convicción de que Formosa nació y se desarrolla con el orgullo de cada uno de sus hijos e hijas de construir este paraíso terrenal”, confió.

“Por eso, cuando cada 8 de abril, escuchamos a nuestros niños y niñas de todas las escuelas de nuestro territorio exclamar al unísono, de cara a nuestra enseña provincial, su sentida decisión de mantener siempre vivo en sus corazones el compromiso de hacer su mejor esfuerzo detrás de esta causa común que se llama Formosa, comprendemos que el destino de grandeza que avizoraba Fontana y nuestros pioneros está asegurado y sentimos el íntimo deseo de sumarnos a esas voces para ratificar, por si hiciera falta, nuestro lugar en esta noble tarea del presente que nos toca”, enfatizó.

“Con el corazón henchido de emoción, con la fe puesta en Dios y en nuestra Santa Patrona, la Virgen del Carmen, digamos con la voz bien en alto: ¡Feliz cumpleaños Formosa, felicidades formoseños, felicidades formoseñas!”, concluyó Jofré.

Left Menu Icon
Política & Economía