El intendente Germán Alfaro entregó 190 controles “antipánico” a familias del barrio Mutualidad Provincial

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán se hizo eco de un pedido de los vecinos y les facilitó la instalación de un sistema de alarmas que les permitirá organizarse de mejor manera para hacerle frente a la creciente inseguridad.

 

Durante un recorrido por calle Gorriti y Eudoro Aráoz, al sur de la Capital, el intendente Germán Alfaro encabezó este lunes la entrega de 190 controles “antipánico” que les permitirán a las familias de la zona activar las alarmas que fueron instaladas en puntos estratégicos del barrio.  

El jefe municipal indicó que el sistema de alarmas que el municipio ayudó a instalar “actuará como un mecanismo de persuasión” para prevenir hechos delictivos. “Esta es una forma de aliviar la situación imperante ante la inseguridad y servirá para que la gente se autoproteja en estos momentos difíciles”, explicó Alfaro, quien estuvo acompañado por su esposa, la diputada nacional Beatriz Ávila, y los subsecretarios de Servicios Públicos, Valeria Amaya, de Desarrollo Social, Pablo Viscido, y de Comunicación, Juan Pablo Durán. 

Luego de interiorizarse sobre las necesidades de los vecinos del barrio, el intendente de la Capital indicó que le solicitaron ampliar el recorrido de la línea 12 de ómnibus, la instalación de luminarias LED y trabajos de acondicionamiento de un espacio verde. “Nos vamos con el compromiso de trabajar en estos puntos para mejorar la calidad de vida de los vecinos”, señaló Alfaro. 

Por su parte, la diputada Ávila resaltó que “fueron las familias de la zona las que se unieron y solicitaron este servicio para combatir el flagelo que padecen todos los barrios de la Capital, como es la inseguridad”.  

La parlamentaria contó que durante el recorrido por el barrio Mutualidad Provincial “se les explicó a los vecinos cómo funciona el sistema de alarmas, ya que es un paliativo contra los hechos delictivos, tanto en la vía pública como en el interior de los hogares”. 

Ávila sostuvo que “esta es una manera de contribuir, desde el municipio, con una política pública que tiene que ver con el cuidado de la vida de los vecinos, para que recuperen la libertad de caminar seguros”. 

Amaya, en tanto, dijo que “se les informó a los vecinos cómo deben utilizar los controles, que fueron instalados estratégicamente en todo el barrio, y se hizo hincapié en la importancia de que trabajen de manera conjunta y organizada”.