Kast recibió el respaldo de toda la derecha oficialista de cara al balotaje contra Boric

El candidato ultraderechista recibió el apoyo de todos los sectores integrantes de la coalición de Sebastián Piñera. Decidieron apoyar al dirigente pinochetista preocupados por un posible tirunfo de la izquierda, con Gabriel Boric.

Kast recibió el respaldo de toda la derecha oficialista de cara al balotaje contra Boric

 

El arco completo de partidos oficialistas chilenos confirmó su apoyo en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del próximo 19 de diciembre al candidato ultraderechista del Partido Republicano, José Antonio Kast.

Así lo confirmó el miércoles a la noche la última formación que restaba expresarse del conglomerado de centroderecha, Renovación Nacional (RN), siguiendo la ruta trazada previamente por la Unión Demócrata Independiente (UDI), Evolución Política (Evópoli) y Partido Regionalista Independiente Demócrata (PRI).

Estas cuatro agrupaciones integran la coalición Chile Podemos Más, que apoya al actual presidente, Sebastián Piñera, cuyo candidato en la primera vuelta, Sebastián Sichel, quedó lejos de llegar al balotaje el pasado domingo, con un 12,7% de las preferencias.

El presidente de RN, Francisco Chahuán, explicó la posición partidaria.

“Tuvimos un candidato que no logró pasar la valla, pero nos estamos jugando el futuro de Chile. Si gana la izquierda irresponsable vamos a tener el país cuesta abajo”, dijo poco antes de que el consejo general ratificara su apoyo al ultraderechista.

Los primeros en expresar su respaldo, “sin exigencias ni condiciones”, fueron los altos mandos de la UDI, el partido más conservador de la agrupación, en cuyas filas militan varios funcionarios de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y del que Kast fue un histórico integrante y diputado durante 16 años.

El ultraconservador, que en primera vuelta el pasado domingo fue el candidato más votado con un 27,9 % de las preferencias, abandonó UDI para fundar en 2019 su propia formación, el Partido Republicano.

En diciembre se batirá en segunda vuelta contra el diputado Gabriel Boric, que logró un 25,8%, líder de la coalición Apruebo Dignidad, integrada por el Frente Amplio (FA), una agrupación progresista con menos de 5 años de recorrido, el Partido Comunista y varias organizaciones y movimientos de la sociedad civil, como la Mesa de Unidad Social.

Desde Evópoli, la formación más centrista del oficialismo, afirmaron que apoyarán la candidatura Kast para “votar en contra” de la coalición de izquierda, y descartaron su participación en un eventual Gobierno de Kast.

Por su parte, Rodrigo Carimori, líder del PRI, afirmó que su partido no se convertirá en “cómplice pasivo de lo que ocurra en el país” en caso de que gane Boric.

Esta es la primera vez desde el fin de la dictadura (1973-1990) en que los dos candidatos al balotaje no forman parte de las dos grandes coaliciones tradicionales, Chile Podemos Más (centroderecha) y Nuevo Pacto Social (centroizquierda).

Los candidatos impulsan dos modelos de país radicalmente opuestos: por un lado, Boric tiene un programa que apunta hacia un modelo socialdemócrata y Estado de bienestar parecido al europeo, con acento feminista y ecologista, mientras el pinochetista Kast, defiende el modelo neoliberal instalado durante la dictadura y un discurso antiinmigración.

Desde el domingo a la noche, cuando se conocieron los resultados que los dejaron a 2,1 puntos de diferencia, ambos candidatos salieron a disputar el centro político.

Por ahora, Boric sumó los apoyos de grandes grupos de centroizquierda como el Partido Socialista (PS), el Partido por la Democracia (PPD), el Partido Progresista (PRO) y también el respaldo del expresidente Ricardo Lagos (2000-2006) y algunos importantes líderes de la Democracia Cristiana (DC), que por ahora no fue monolítica en este apoyo..

Empate en las encuestas

Un sondeo realizado la consultora Cadem registra que para el balotaje ambos candidatos están empatados con 39% de la intención de voto.

La encuesta fue realizada entre el 19 y el 21 de noviembre y la pregunta planteada a los participantes fue: “Si la segunda vuelta presidencial fuera este domingo, ¿Por quién votaría?”.

Hubo un 22% de los encuestados que dijo que no votaría, que no sabe por quién lo haría u optó por no responder.

Left Menu Icon
Política & Economía