Ziliotto: “En 2021 La Pampa exportó 15,6% más que en 2020”

  El gobernador Sergio Ziliotto y el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, estuvieron ante la tribuna de la Agrícola local, luego

 

El gobernador Sergio Ziliotto y el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, estuvieron ante la tribuna de la Agrícola local, luego del anuncio de la apertura de exportaciones de la vaca “china” y de los créditos para el sector.

El gobernador Sergio Ziliotto y el ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, participaron este sábado de la inauguración de la 95° edición de la Rural de Santa Rosa.

El funcionario nacional llegó a la provincia el viernes para firmar un convenio que permitirá el acceso a créditos del sector ganadero, con tasas subsidiadas por el estado. Y también para resaltar la gestión de Ziliotto en la previa de la decisión del gobierno nacional de abrir la exportación de carne de vaca conserva a China, que beneficia a los ganaderos, además de destacar el “modelo” de la provincia.

Sin embargo, los ruralistas no están conformes y siguen reclamando la liberación total de la exportación de carnes. Este mismo sábado emitieron un comunicado en el cual rechazan que se considere al trigo, el maíz y la carne como “bienes públicos”, a pesar de que son la base de la alimentación de la población del país.

El gobierno nacional sostiene que con el límite impuesto  igual llegarán a números récords este año y defienden la restricción para intentar controlar el precio en la mesa de los argentinos. Domínguez dijo ayer que le parece correcto que las asociaciones ruralistas “pidan más” aunque también que el gobierno nacional “defienda” los intereses de la mayoría de los argentinos.

Ziliotto, en su discurso ante los ruralistas, afirmó que “en 2021 La Pampa exportó 15,6% más que en 2020, que fue un año récord”.

“Este año exportamos 30.356 toneladas, el año pasado 25.609. Este dato de la realidad es una excelente y reveladora noticia para quienes apostamos al crecimiento de la economía pampeana”, remarcó.

Insistió, al igual que lo había hecho Domínguez en la jornada previa, que “no es cierto que las exportaciones de carnes están cerradas. El año pasado fue un año de record histórico de exportaciones y este año va a ser el segundo año record de exportaciones”.

“Con la implementación del Plan Ganadero en el 2005, acompañado por el Plan Provincial de Control y Erradicación de Enfermedades Venéreas, nuestra provincia ha mejorado significativamente la eficiencia productiva ya que los datos actuales nos muestran un índice del 64% de terneros logrados, doce puntos más, y con una relación toro-vientre del 4%, ocho puntos menos. Sin dudas una experiencia exitosa y conjunta que ubica a nuestra provincia como referente indiscutido a nivel nacional en eficiencia de stocks”, detalló el mandatario.

Además, apuntó que “Argentina tiene un gran desafío: aumentar la producción de carne y en eso debemos seguir trabajando gobierno y sector, para alcanzar ese objetivo común”.

Por su parte, el ministro de Agricultura de la Nación intentó llevar tranquilidad ante el reclamo de las patronales: “llamé a China, llamé a nuestro servicio exterior, consulté a la Unión Europea. Quédense tranquilos, no se perdió ni se va a perder ningún mercado. Tenemos demanda creciente de China, que es una aspiradora que tiene un motor doble y esta es una oportunidad para la Argentina”, remarcó.

“La Pampa está en condiciones de liderar lo que esperamos que sea la Marca País”, dijo Domínguez. “La propuesta que hablamos con el gobernador Ziliotto, y los presidentes de CARBAP, Horacio Salaverri, y de la Asociación Agrícola Ganadera de La Pampa, Marcelo Rodríguez, es tener en La Pampa una experiencia piloto con todos los organismos técnicos y certificadoras nacionales para iniciar un proceso de certificación nacional a partir de la certificación de La Pampa”, planteó el titular de la cartera agropecuaria nacional.

Y señaló que “para el presidente Alberto Fernández esto es una cuestión central, y vamos a enfrentar una dura discusión el próximo mes en Naciones Unidas, porque van a venir por nuestros modelos de producción muchos de los países que han hecho estragos y siempre terminan utilizando los problemas ambientales como barrera frente a las naciones más débiles”.

En este sentido manifestó que “debemos anticiparnos al debate, certificando que los animales se alimentan a pasturas y que la pastura rescata al carbono, para así comunicárselo al mundo”, y puso como ejemplo a los productores pampeanos que “tienen el nivel más alto de productividad de la Argentina. Desde el año 2005 han consolidado un modelo de gestión exitoso en base a un trabajo articulado”.

La tribuna de La Rural -un terreno habitualmente hostil para el oficialismo- examinó la tensa relación entre el gobierno y los ruralistas. De todos modos, la presencia de público en la exposición es mínima. Este año se suspendió la parte comercial e industrial, como consecuencia de la pandemia. Solo se lleva adelante la exposición ganadera.

Las críticas a las políticas oficiales quedaron en boca de Horacio Salaberry, presidente de CARBAP, quien comenzó su discurso deseándole “suerte” a Domínguez en su gestión y reconociendo al presidente Alberto Fernández por “haber resuelto el decreto del cierre de las exportaciones de carne”.

Pero inmediatamente cuestionó que sean medidas “cortoplacistas”. “Necesitamos una mirada más larga, que nos permita trabajar en objetivos”, reclamó.

Pidió además “libertad completa para poder exportar y trabajar”. “Eso no va a afectar la mesa de los argentinos como nunca lo ha hecho: en Argentina nunca faltó carne”, insistió.

“No entendimos algunas cuestiones planteadas por el ministro Domínguez respecto a lo ‘cultural’ del trigo y el maíz. Tal vez es una cuestión semántica, esperemos sea así y nada más que eso. Si pensamos que conlleva a otra cosa, a que debe ser controlada, empezamos a ver otra vez nubarrones de que se puedan intervenir los mercados”, lanzó el ruralista en otro pasaje de su discurso, donde no hubo ningún tipo de referencia a los anuncios que se hicieron ayer por parte de la Provincia y Nación, aunque si pidió medidas que garanticen “previsibilidad” más allá “de los resultados electorales”.