Urribarri dijo que la condena en su contra es “un mamarracho” y apuntó a JxC

El exmandatario resultó condenado en primera instancia el pasado 7 de abril a 8 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos en una causa donde se juzgaron presuntos hechos de corrupción durante su gestión como gobernador de la provincia de Entre Ríos.

 

El exgobernardor de Entre Ríos y exembajador argentino en Israel, Sergio Urribarri, reafirmó este jueves su inocencia en la causa en la que fue condenado en primera instancia por corrupción, al calificar ese veredicto como “un mamarracho” producto que los integrantes del Ministerio Público Fiscal que lo acusaron tienen “vinculaciones” con Juntos por el Cambio (JxC).

“No hay ninguna prueba. La propia fiscal en su alegato final dice que en ninguno de los casos se pudieron comprobar las acusaciones”, señaló Uribarri en declaraciones a Radio con Vos.

El exmandatario resultó condenado en primera instancia el pasado 7 de abril a 8 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos en una causa donde se juzgaron presuntos hechos de corrupción durante su gestión como gobernador de la provincia de Entre Ríos.

Tras la condena, Urribarri presentó su renuncia a su cargo como embajador argentino en Israel, y su salida de ese puesto diplomático fue confirmada por un decreto presidencial publicado el 31 de mayo en el Boletín Oficial.

Al referirse a una de las imputaciones en su contra, por el supuesto uso de una imprenta vinculada con su cuñado, Juan Pablo Aguilera, Uribarri manifestó que su pariente político “no tiene relación con esa empresa, a la cual el PJ de Entre Ríos le encargó trabajos durante 20 años”.

El exgobernador también alegó en su defensa que los letrados que los representaron en este juicio le pidieron una opinión sobre el fallo al exministro de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni, quien concluyó que esa “sentencia no demuestra que haya obrado con dolo”.

El exrepresentante argentino ante el Estado de Israel aseguró además que en la sentencia tampoco no se comprueba su culpabilidad en la acusación de haber contratado de forma irregular espacios publicitarios en Mar del Plata para difundir las actividades turísticas de Entre Ríos.

“La sentencia no está demostrada por hechos, por testigos ni por documentos. Todo se trata de una persecución, un ensañamiento, porque era uno de los pocos dirigentes que era un estorbo para la oposición” de Juntos por el Cambio, aseguró Uribarri.

El dirigente del peronismo entrerriano cargó en este sentido a “las vinculaciones del Ministerio Público Fiscal con la oposición en Entre Ríos” y expresó que “todas las denuncias las hizo Cambiemos porque hay un vínculo muy directo”.

“No tengo dudas de que tras la apelación me van a absolver”, sostuvo Urribarri, y apuntó a los “vínculos” que el diputado nacional de Juntos por el Cambio Rogelio Frigerio mantiene con la fiscal Cecilia Goyeneche.

La fiscal Goyeneche investigó el presunto desvío de fondos en el Legislatura de Entre Ríos y recientemente fue apartada de su cargo por un jury de enjuiciamiento.

“Frigerio fue visitado por el Procurador y por la fiscal Goyeneche para que intercediera con el jury, porque hay un vínculo directo entre el esposo de Goyeneche con Rogelio Frigerio”, afirmó Urribarri.

Ante otra consulta, manifestó que habla “permanentemente” tanto con el presidente Alberto Fernández como con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Ellos me transmitieron cercanía, solidaridad, afecto, porque tenemos una historia de relación personal con los dos que lleva muchísimos años”, remarcó.

Left Menu Icon
Política & Economía