Manzur está reunido con Jaldo, su reemplazante en Tucumán, para ajustar la estrategia electoral

Compitieron en la interna del Frente de Todos en las PASO de Tucumán pero firmaron una tregua política. El jefe de Gabinete ya se reunió con otros 11 gobernadores en la Casa Rosada desde que asumió el 20 de septiembre.

Manzur está reunido con Jaldo, su reemplazante en Tucumán, para ajustar la estrategia electoral

 

La tensión que existió entre ellos hasta puso en peligro su asunción como nuevo jefe de Gabinete. También dejó al borde de un conflicto de proporciones la sucesión por el puesto que dejaba vacante cuando lo convocó Alberto Fernández. Pero este lunes Juan Manzur recibirá al gobernador interino de su provincia, Tucumán, Osvaldo Jaldo. Volverán a verse las caras después de haber firmado una tregua. A Jaldo lo acompañarán varios de sus ministros, legisladores en ejercicio y candidatos a ocupar un lugar en el Congreso Nacional.

Jaldo será el 12° mandatario provincial que pisará el despacho de Manzur desde que asumió el 20 de septiembre en reemplazo de Santiago Cafiero. En estas dos semanas que transcurrieron no dejaron de tener contacto porque no quieren sufrir sorpresas en los comicios legislativos del 14 de noviembre.

Aunque compartieron fórmula para llegar a la gobernación en 2019, las diferencias entre el gobernador Manzur y su vice derivaron en una interna en las recientes PASO. La lista A, Lealtad Peronista, de Manzur, se impuso con el 61,32% a la del entonces vicegobernador, Todos por Tucumán, que sumó el 38,68% de las adhesiones. Manzur y Jaldo compitieron en listas separadas (el primero como senador suplente, y el segundo como candidato a diputado). Antes de las PASO, durante seis meses casi ni se hablaron.

Debido a ese abierto enfrentamiento hasta debió intervenir el presidente Alberto Fernández, quien con varios llamados convenció a las partes para acordar una sucesión ordenada y que Manzur pudiera sumarse al elenco gubernamental en Balcarce 50.

Las tres bancas de senadores que estarán en juego en Tucumán son las de José Alperovich (Frente de Todos, de licencia), Beatriz Mirkin (Frente de Todos) y Silvia Elías de Pérez (Juntos por el Cambio). Y además la provincia deberá renovar a cuatro diputados: Pablo Yedlin (Frente de Todos), José Cano (Juntos por el Cambio), Mabel Carrizo (Frente de Todos) y Gladys Medina (Frente de Todos).

Jaldo concurrirá a la Casa Rosada con todos los integrantes de su gabinete, el presidente subrogante de la Legislatura, Sergio Mansilla, y con el vicepresidente primero del cuerpo, Regino Amado. Manzur sabe que la pelea interna puede repercutir en los resultados de las legislativas de noviembre. Lo mismo hizo con otros gobernadores teniendo en cuenta que el oficialismo solamente pudo imponerse en las PASO en 7 provincias de un total de 24 distritos. Al quedar como el nuevo jefe de campaña sabe que se deberá defender con uñas y dientes cada voto.

Por el Gobierno nacional participan del cónclave los ministros de Turismo y Deportes, Matías Lammens; el de Hábitat y Desarrollo Territorial, Jorge Ferraresi, y el de Educación, Jaime Perczyck.

Además de la discusión sobre la estrategia electoral que se empleará, en Tucumán hay mucha preocupación respecto de la cúpula policial por la fuga del integrante del Servicio Penitenciario, Roberto Rejas, quien había sido condenado por el doble homicidio de Milagros Avellaneda y de su hijo Benicio. Rejas tenía prisión preventiva, estaba alojado en la División Bomberos y se escapó.

Para que no peligre el triunfo en las elecciones de medio término, Jaldo mantuvo reuniones durante toda la semana pasada con la mayoría de los intendentes de la provincia. El PJ obtuvo el 48,58% de los votos contra el 35,08 de Juntos por el Cambio el 12 de septiembre. Por eso el mandatario interino -Manzur debió tramitar una licencia ante la Legislatura para asumir como nuevo jefe de Gabinete de Alberto Fernández-se reunió con varios de ellos para dar señales de unidad. Los 13 puntos y medio de diferencia en las PASO no garantizan nada.

Jaldo, según consignó el sitio web Contexto, dijo que “las internas ya pasaron; es momento de mirar hacia adelante porque aquí todos debemos sumar para que el Frente de Todos obtenga la mayor cantidad de bancas posibles el domingo 14 de noviembre”.

El sábado por la noche el gobernador interino participó del acto de inauguración de la 56° Expo Rural tucumana y frente a los dirigentes del campo y representantes de la oposición pidió apostar por el diálogo para cerrar grietas. “Tenemos que trabajar en conjunto, para achicar diferencias con los que viven cerca del puerto, para ganar competitividad, achicar la asimetría, generar más recursos, mayores ingresos y más puestos de trabajo en beneficio de todos los tucumanos”, aseguró.