Se afina el acuerdo para sancionar el Presupuesto y habilitar las reelecciones de intendentes en la Provincia

Una alianza del peronismo con la UCR y parte del PRO trabaja para reformar la ley y permitir un tercer mandato en los cargos municipales.

Se afina el acuerdo para sancionar el Presupuesto y habilitar las reelecciones de intendentes en la Provincia

 

No es el gasto por $3,1 billones de pesos, la necesidad de endeudamiento de casi $95.000 millones que tendrá la provincia de Buenos Aires en 2022 o el permiso para ajustar tarifas tributarias en ARBA. Nada de esa pesada carga parlamentaria ocupa la minuciosidad de los legisladores provinciales este lunes, horas antes de ocuparse de verdadero interés politico: habilitar las re reelecciones de intendentes en el período 2023-2027.

Por estas horas hay un principio de acuerdo extendido para que este martes, en la sesión en la que también se tratará el Presupuesto provincial, la Legislatura proceda a la eliminación de la reglamentación de la ley que limitó a dos períodos los cargos electivos provinciales, firmada por la entonces gobernadora María Eugenia Vidal. La reglamentación de la ley N° 14836 dice que la restricción para volver a presentarse “abarca a quienes habiendo sido reelectos en el mismo cargo para un segundo mandato consecutivo, hayan asumido sus funciones y ejercido por más de dos (2) años, continuos o alternados”.

Por ese resquicio legal más de veinte intendentes peronistas empezaron a pedir licencias antes de cumplir 2 años y un día de su segundo mandato (el argumento fue que asumirían cargos en la provincia, en la Nación o en los poderes legislativos). Se contabilizaba el primer día desde el 10 de diciembre 2015. Por ese gambito, los licenciados están hoy en condiciones de presentarse en 2023.

Esa situación hizo que se quejaran los intendentes radicales y del PRO, que siguieron en sus puestos luego del 10 de diciembre de 2021 y por eso quedaron impedidos de aspirar a un nuevo mandato en 2023. La única excepción fue la de Jorge Macri, quien dejó la intendencia de Vicente López para asumir un puesto en la Ciudad de Buenos Aires.

Además de la laguna técnica que dejó la reglamentación en la administración Cambiemos, queda fijar un criterio consistente en el debate de este martes para fijar cuál debe ser considerado primer período de gestión. La norma determina que es el que comenzó en 2015, y fue sancionada en 2016. Allí reside el fundamento primario de los legisladores del peronismo, de la UCR y también de un sector del PRO que dicen que “ninguna ley puede ser retroactiva”. Eso contrasta, argumentan dirigentes cercanos a Vidal, con lo que ocurrió con las reelecciones de Carlos Menem como Presidente y Eduardo Duhalde como gobernador: en los dos casos, consideraron que los períodos de gobierno ya iniciados cuando se votó la norma debían ser tomados como los primeros de la serie.

Antes de la última campanada de fin de año debe quedar sancionado el cálculo de gastos y recursos. Se votará acerca de los $3,1 billones de pesos del Presupuesto, la deuda nueva por casi $ 95.000 millones, un retoque a la Ley Fiscal para acomodar los cuatro impuestos bonaerenses (Sellos, Patentes, Ingresos Brutos e Inmobiliario) con los indicadores inflacionarios y las necesidades del fisco. También se definen los lugares vacantes en el Directorio del Banco Provincia y la resolución de continuidad en la Defensoría del Pueblo.

La sesión está convocada para las 13. En el Senado hay equilibrio de fuerzas entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio: se reparten 23 bancas por lado.

En Diputados, quienes quieren mantener la restricción a las reelecciones tal como están hoy aseguran que tienen 31 votos, donde confluirían una docena de legisladores que responden a Vidal y otro tanto a Sergio Massa, además de algunos apoyos del Frente de Izquierda y de Avanza Libertad. Vidal y Massa fueron los impulsores de la Ley 14.836 en 2016. Con ese número podrían impedir que el Frente de Todos, radicales y parte del macrismo reúnan los dos tercios de diputados necesarios para debatir el proyecto de las reelecciones de intendentes sobre tablas. Si ese número no está, el proyecto deberá tratarse en comisiones y se retrasaría su tratamiento.

Sin embargo, según dicen en la Legislatura, Massa no está dispuesto a enfrentarse a sus ahora socios del kirchnerismo. “Sus diputados podrán votar en contra de alterar la norma. Pero, no están en condiciones de oponerse a la formación de los dos tercios para el debate”, reflexionan en los pasillos del Palacio Legislativo.

Ni siquiera Vidal estaría en condiciones de alterar el esquema. Tiene poder limitado. Y si tensa mucho la cuerda, alguien podrá refrescar en recinto que fue por su “descuido” reglamentario que se “coló” la licencia de los alcaldes peronistas.

Left Menu Icon
Política & Economía