Santilli hablo de las leyes laborales, del empleo joven y mantuvo la estrategia de polarizar

Acompañado por el jefe de Gobierno porteño, y la titular del PRO, el precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires siguió, en el cierre de campaña, con la idea de modificar las condiciones de trabajo.

Santilli hablo de las leyes laborales, del empleo joven y mantuvo la estrategia de polarizar

 

El precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires Diego Santilli dijo este jueves que impulsará “una ley de Emergencia Educativa” desde el Congreso, señaló que en el distrito bonaerense “hay una pandemia educativa” y retomó clásicos del discurso opositor como el cuestionamiento por los “impuestos altísimos” y la existencia de la “industria del juicio”, al encabezar desde La Plata el cierre de su campaña por la coalición Juntos, donde estuvo acompañado por el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.

“Tenemos que ir a buscar a esos 500 mil chicos para que vuelvan a la escuela porque la provincia (de Buenos Aires) necesita hoy ese cambio, lo mismo que el país. Hay que terminar con el relato, con las chicanas, y este domingo está en juego qué país queremos. Si queremos un país con las escuelas cerradas o con los chicos, si queremos uno con delincuentes libres o presos, o donde trabajar sea el porvenir y la oportunidad y no las persianas cerradas”, aseguró.

Santilli, que este domingo enfrentará por las PASO de Juntos al radical Facundo Manes, dedicó un párrafo a la educación en tiempos de coronavirus y luego exhortó a promover cambios en la legislación laboral que hagan más flexible “dar laburo” y “contratar a alguien”, definición que estuvo en línea con lo que planteó en los últimos días Rodríguez Larreta, principal impulsor de su postulación y gestor de su traslado de distrito desde CABA a Buenos Aires.

“Vamos a proponer una ley de emergencia para que nunca más nos falte infraestructura, equipamiento y conectividad adecuada para que todos los chicos en todo el país tengan conexión, tengan wifi en sus aulas”, prometió Santilli en relación a los temas educativos y luego insistió con la postura de flexibilizar la legislación laboral para que “contratar gente” sea “más fácil y menos riesgoso”, según exigió, al apelar a un clásico del liberalismo económico.

Al hablar de esos temas, el precandidato apuntó contra el gobierno del Frente de Todos y lo acusó de poner “impuestos altísimos” que perjudican “a todos los que arriesgan y dan trabajo, a comerciantes, pequeños empresarios, profesionales”, tras lo cual recordó que el Ejecutivo “creó 3 impuestos nuevos y aumentó 16”. “¿Quién puede laburar y dar laburo con semejante carga en la espalda? Este gobierno también avala la industria del juicio laboral. Hoy, para una pyme, contratar a alguien es arriesgarse mucho. Contratar gente tiene que ser más fácil y menos riesgoso”, agregó Santilli, quien se repartió el uso de la palabra con Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, los intendentes Julio Garro (La Plata) y Jorge Macri (Vicente López), Graciela Ocaña y Miguel Pichetto.

El primer precandidato a diputado nacional dedicó varios tramos de su mensaje a criticar al Ejecutivo con un tono que se mostró en línea con la estrategia de JxC para la recta final de la campaña, que consistió en girar el discurso hacia posiciones de mayor confrontación con el FdT, aunque de todas formas las intervenciones más duras quedaron a cargo del resto de los oradores, en particular de Ocaña y Jorge Macri.

En su repaso de los dos primeros años de la gestión actual, Santilli afirmó que “el gobierno liberó a miles de delincuentes y encerró a los ciudadanos”, luego lo acusó de dejar “a los argentinos empobrecidos, cansados, hartos y con bronca”, para finalmente imputarle al Ejecutivo la “soberbia” y haber “improvisado” en la acción frente a la pandemia, al dejar a los chicos “un año y medio sin clases”.

En otro tramo de su mensaje, el exvicejefe de gobierno porteño y ahora precandidato en Buenos Aires señaló que uno de sus objetivos será “evitar que los jóvenes se vayan” del país, para lo cual anunció que al llegar al Congreso impulsará “una ley de Empleo Joven” que incentive a las empresas a “contratar a chicos entre 18 y 35 años”, con la oferta de “no pagar impuestos laborales por 5 años”.

El acto mostró en las primeras filas a las caras conocidas del macrismo y la Coalición Cívica, entre ellos el exintendente de Quilmes Martiniano Molina, el jefe comunal de Lanús Néstor Grindetti y la esposa del propio Santilli Analía Maiorana, quienes se instalaron entre una asistencia en la que predominaba la juventud del PRO, la mayoría de ellos identificados con pecheras blancas de Juntos y gorritos rojos con la consigna “EsElColo”.

La sucesión de discursos, que concluyó con Santilli en el centro de la escena, comenzó con las palabras del platense Garro, quien buscó transmitir confianza sobre el resultado al plantear que la jornada del domingo podría convertirse en “la llave para abrir la puerta de un futuro mejor y ponerle un freno al kirchnerismo”.

Pichetto, por su parte, convocó a los bonaerenses “a expresar una idea de cambio, y a los peronistas decepcionados del Gobierno a que se unan a este espacio”, para luego llamar a la multitud a “derrotar a la Patria del pobrismo y poner en marcha un modelo productivo en la Argentina”, en una definición que volvió sobre las políticas sociales como una de las cruzadas personales del excompañero de fórmula de Mauricio Macri en 2019.

A su turno, el intendente de Vicente López insistió con la polarización con el FdT y en ese sentido manifestó que “el país que plantea el kirchnerismo no es un buen país, donde saltear la fila y vacunarte y dejar de vacunar a los abuelos está bien y, en cambio, para nosotros no”.

En tanto, al tomar la palabra, Rodríguez Larreta convocó a elegir “entre dos boletas”, una que -en su opinión- “representa falta de laburo, escuelas cerradas, prohibición de las exportaciones, total inseguridad”, en referencia al FdT y la lista que encabeza Victoria Tolosa Paz, y otra encabezada por Santilli, que encarna “educación, trabajo y lucha contra el narcotráfico”.

Por su parte, Ocaña criticó en particular al presidente Alberto Fernández, para en ese punto referirse a la campaña de vacunación y acusar al oficialismo de haber comprado vacunas “según criterios ideológicos”, por los acuerdos iniciales con los laboratorios Sinopharm de China y el Instituto Gamaleya, de Rusia, productor de la vacuna Sputnik V.

“Dijo que nos iba a proteger a los argentinos pero cuando llegaron las vacunas, se las pusieron ellos primero. Nos dijo que venía a valorar la palabra, que nos iba a proteger a los argentinos, pero cuando tuvieron que cuidar la salud, la vida de los argentinos, compraron vacunas con criterios ideológicos, hicieron negocios y, cuando llegaron las vacunas se las pusieron ellos, la casta del poder”, dijo Ocaña.

En materia jubilatoria, la diputada acusó al Ejecutivo por la pérdida de “más del 10 por ciento en jubilaciones y pensiones”, y finalmente responsabilizó a la Casa Rosada por los efectos económicos que aparejó la pandemia.

“Basta recorrer la provincia de Buenos Aires para ver el desastre económico. Los negocios están cerrados, ver las pymes que han cerrado y los bonaerenses que han perdido su trabajo, la plata no alcanza y no hablemos de la inseguridad, porque la droga volvió a los barrios, no vemos policía en la calle y todas son promesas incumplidas”, sostuvo.