Rodríguez Larreta se reunirá con el Presidente para evaluar el aumento de casos de coronavirus

Las altas cifras de contagios de los últimos días, sobre todo en el área metropolitana, motivaron el acercamiento.

 

Tras el preocupante parte diario de coronavirus de este miércoles -que alcanzó los 16.056 nuevos casos- Alberto Fernández convocó a una reunión para este jueves a Horacio Rodríguez Larreta. Es un intento para regresar al esquema de comunicaciones conjuntas que se dieron el año pasado.

Según pudo confirmar Clarín, Julio Vitobello, secretario general de la Presidencia, se comunicó en las últimas horas con el vicejefe de Gobierno porteño Diego Santilli para plantear la propuesta.

Algunos funcionarios cercanos a Larreta plantean un escenario previo. Pretenden que haya una reunión preliminar de trabajo en la que no estén las primeras figuras de los gobiernos.

Pero otros consideran que el encuentro Fernández-Larreta debería concretarse cuando antes, dada la compleja situación sanitaria por la que se atraviesa.

Si finalmente prevalece la primera postura, este mismo fin de semana se armaría un esquema intermedio, con los porteños Santilli y el ministro de Salud, Fernán Quirós, como emisarios porteños. A esa reunión hay predisposición para que se puedan sumar -además de quienes eligiere el Ejecutivo nacional-, representantes de segundas líneas de la Provincia de Buenos Aires.

De darse ese paso y registrar un avance en la mesa de trabajo, desde la Ciudad creen que podría allanarse el camino a una futura reunión entre el Presidente y el jefe de Gobierno porteño.

Luego podría darse lugar a evaluar el regreso de la tríada que se conformó en la cuarentena de 2020, junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof.

Con estas condiciones en la mesa y la falta de una postura mancomunada en el Gobierno porteño, aún no hay confirmación para la reunión propuesta. Mucho menos si la o las mismas serán en Casa Rosada.

Esta situación surge de que la relación entre Larreta y Alberto Fernández está resentida, desde que el Gobierno decidió recortarle los fondos de coparticipación a la Ciudad, avisándole cinco minutos antes al Jefe de Gobierno porteño. De hecho, aquel conflicto llegó a tal punto que la Ciudad terminó judicializándolo con una presentación ante la Corte Suprema, que aún no falló.

Es algo recíproco. Tampoco el vínculo de la Rosada con Juntos por el Cambio pasa por su mejor momento. Además de la ofensiva judicial que ha emprendido la vicepresidenta Cristina Kirchner a través del ministro de Justicia, Martín Soria, y de dirigentes como el diputado Rodolfo Tailhade, la propuesta del oficialismo de postergar las PASO y las elecciones provocó roces internos en la oposición.

Ocurre que Máximo Kirchner, Sergio Massa y Eduardo “Wado” de Pedro intentaron presentar como un acuerdo de corrimiento del cronograma electoral con el intendente Jorge Macri y con el jefe del bloque de diputados del PRO, Cristian Ritondo, cuando la cúpula de JxC ni siquiera abordó el tema, lo que hará el próximo martes durante una reunión presencial.