Proponen que el Gobierno porteño elimine la vegetación artificial del espacio público

El proyecto, presentado por el legislador Manuel Socías, considera como vegetación artificial aquella hecha de plástico u otros materiales que se instala de manera permanente en el espacio público, pero no prohíbe su uso “ocasional” para celebraciones.

Proponen que el Gobierno porteño elimine la vegetación artificial del espacio público

 

Legisladores porteños del Frente de Todos (FdT) presentaron un proyecto que propone eliminar la vegetación artificial del espacio público de la ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de “preservar y restaurar sus valores paisajísticos, ambientales y urbanos” y ante el “incremento” reciente en su uso por parte del gobierno local.

El proyecto, presentado por el legislador Manuel Socías, considera como vegetación artificial aquella hecha de plástico u otros materiales que se instala de manera permanente en el espacio público, pero no prohíbe su uso “ocasional” para celebraciones.

“En el último tiempo hemos asistido a la incorporación de vegetación artificial en el espacio público”, afirmó Socías en los fundamentos de su proyecto, en referencia a, por ejemplo, los árboles de plástico que se colocaron en la plaza Echeverría, del barrio de Villa Urquiza, que generaron el rechazo de organizaciones porteñas.

Entre las organizaciones que rechazaron ese tipo de ornamentación se encuentra “Basta de Mutilar Nuestros Árboles”, que a su vez presentó un amparo ante la justicia -que fue aceptado- para detener la poda “indiscriminada” por parte del Gobierno porteño.

“La ciudad tiene una tradición histórica de producción de espacio público de calidad, donde las parquizaciones y la forestación tuvieron un rol preponderante en la construcción de la identidad urbana y de espacios de alta valoración social”, argumentó el legislador.

Y advirtió que “la introducción de vegetación artificial representa no solo un apartamiento de esos estándares, sino que también supone una amenaza en la medida que puede inducir la sustitución de la vegetación natural y reducir su uso”.

Además, Socías sostuvo que el impacto de la vegetación hecha de plástico y sus derivados “tendería a ser negativo”, mientras que al incorporar flora natural, especialmente si es nativa, “se mejora la calidad del ambiente urbano, se protegen las superficies de la radiación solar, se brinda sombra, se colabora en la limpieza del aire, la regulación de la temperatura y las inundaciones”.

La iniciativa fue acompañada por los legisladores del FdT Claudio Ferreño, Berenice Iáñez, Claudia Neira, Cecilia Segura, Juan Manuel Valdés y Laura Velasco.

Left Menu Icon
Política & Economía