Otorgan beneficios fiscales a grandes empresas en cuatro barrios populares de CABA

La iniciativa del jefe de gobierno porteño favorecerá a cadenas comerciales en detrimento de pequeños comerciantes de los barrios Rodrigo Bueno, Villa 20, Playón de Chacarita y Padre Mugica. Denuncian que habrá competencia desleal.

Otorgan beneficios fiscales a grandes empresas en cuatro barrios populares de CABA

 

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires votará este jueves un proyecto de ley presentado por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, para crear un “distrito de integración productiva e impulso al trabajo” para cuatro barrios populares, iniciativa cuestionada por organizaciones de vecinos y bloques políticos opositores porque “beneficiará a grandes empresas” en perjuicio de los emprendimientos locales.

El nuevo distrito incluirá a los barrios Rodrigo Bueno, Villa 20, Playón de Chacarita y Padre Mugica y se sumará a otros que ya existen en la ciudad, como el Tecnológico, en Parque Patricios; el de Diseño, en Barracas; o el Deportivo, en Lugano y Villa Soldati.

Mediante los distritos ya existentes, el Gobierno de la Ciudad otorga descuentos impositivos a las empresas que se radican en determinadas zonas para desarrollar las actividades que pretende fomentar.

El nuevo distrito, en cambio, abarca una gama amplia de rubros, como farmacias, bancos, alimentos, textiles y centros médicos.

Durante el debate en comisiones, el oficialismo porteño -Juntos por el Cambio (JxC)- sostuvo que el objetivo del proyecto es “promover el desarrollo económico” de los barrios, pero tanto los vecinos como el Frente de Todos (FdT), principal bloque opositor, advirtieron que los emprendimientos locales serán perjudicados por la competencia desleal de grandes empresas, que ya tienen locales en el resto de la ciudad.

“El PRO busca instalar negocios como Farmacity, carnicerías RES y Rapipago en los accesos principales de estos barrios, quitando trabajo e ingresos para los cientos de comerciantes que viven de sus almacenes, kioscos, carnicerías, entre otros y que mantienen a sus familias”, advirtió en un comunicado el legislador del FdT Juan Modarelli.

Mientras que la sesión legislativa comenzará al mediodía, desde las 9.30 organizaciones como el Movimiento Popular (MP) La Dignidad, Somos Barrios de Pie y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) se reúnen afuera de la Legislatura, en Diagonal Sur y Perú, para rechazar la iniciativa.

“El gobierno de Rodríguez Larreta busca con esta ley allanar el camino para la instalación de grandes empresas en detrimento de los comercios y unidades productivas”, denunciaron estas organizaciones en un comunicado conjunto.

“El PRO busca instalar negocios como Farmacity, carnicerías RES y Rapipago en los accesos principales de estos barrios, quitando trabajo e ingresos para los cientos de comerciantes que viven de sus almacenes, kioscos, carnicerías, entre otros y que mantienen a sus familias”Juan Modarelli

Y agregaron que el Gobierno porteño pretende “garantizar grandes exenciones impositivas para grandes empresas, cadenas y multinacionales, descontando hasta un 80% en Ingresos Brutos”, con lo que “promueve una competencia desleal con los comercios y emprendimientos de la zona y, a su vez, no garantiza nuevos puestos de trabajo para la población local”.

Uno de los artículos del proyecto establece que las empresas deberán tener al menos un 30 por ciento de empleados que residan en los barrios populares, pero a la vez, sujeta esta obligación a la “disponibilidad de trabajadores con experiencia en los rubros requeridos”.

“El verdadero espíritu del proyecto de ley es continuar profundizando la estrategia de expulsión lenta de los pobladores de estos barrios -gentrificación- para liberar estos suelos a la especulación inmobiliaria”, advirtieron por su parte desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad, organización que también se opone al proyecto de Rodríguez Larreta.

“El verdadero espíritu del proyecto de ley es continuar profundizando la estrategia de expulsión lenta de los pobladores de estos barrios -gentrificación- para liberar estos suelos a la especulación inmobiliaria”Observatorio del Derecho a la Ciudad

En este sentido, los vecinos también afirmaron, durante el debate en comisiones, que el valor del suelo de los barrios populares aumentará con la instalación de empresas, lo que impactará en el valor de los alquileres de sus viviendas y comercios.

 

 

Left Menu Icon
Política & Economía