Macri realizo un llamado de atención en el almuerzo del PRO: “Hay que tener cuidado; con el Gobierno no tenemos nada que negociar”

Ante otros líderes del partido, el ex presidente criticó que se hayan pactado con Axel Kicillof designaciones a cambio de leyes en la Legislatura bonaerense. Unificarán posturas sobre Boleta Única, Alquileres y Consejo de la Magistratura.

Macri realizo un llamado de atención en el almuerzo del PRO: “Hay que tener cuidado; con el Gobierno no tenemos nada que negociar”

 

Una vez más, Mauricio Macri fijó una línea dura ante otros líderes del PRO: “Hay que tener cuidado con algunas votaciones porque la gente está sensible. Con el gobierno de Alberto Fernández y de Axel Kicillof no tenemos nada que negociar”, advirtió. Sus interlocutores se quedaron en silencio porque sabían sobre qué estaba hablando: la polémica sesión de la Legislatura bonaerense de la semana pasada en la que se votó a Federico Thea, candidato del gobernador Kicillof, como nuevo titular del Tribunal de Cuentas -un puesto vitalicio- y se aprobaron las designaciones de dirigentes del PRO y de la UCR en el directorio del Banco Provincia y en la Defensoría del Pueblo.

Tras esa votación, el senador provincial de JxC Joaquín de la Torre renunció a la vicepresidencia segunda del Senado bonaerense en duros términos: “No podemos entregarle al kirchnerismo el Tribunal de Cuentas de manera vitalicia a cambio de un par de cargos para Juntos. Esto es buscar privilegios a espaldas de la gente. Así, más que halcones o palomas parecemos pavos reales”.

Macri efectuó la advertencia durante la comida que compartió este mediodía, en un restaurante de Bolívar al 300, en el barrio porteño de Monserrat, con otros referentes del PRO como Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Diego Santilli, María Eugenia Vidal, Jorge Macri, Cristian Ritondo, Humberto Schiavoni, Federico Angelini y Federico Pinedo.

Fue la única mención a la controvertida sesión de la Legislatura bonaerense y ninguno de los presentes le contestó ni hizo ningún comentario al respecto. Es un tema que, admiten en el PRO, fue mal manejado porque las designaciones en el directorio del Banco Provincia y en la Defensoría del Pueblo se habían acordado en diciembre, pero se trabaron por diferencias internas en el oficialismo y se terminaron votando en la sesión de la semana pasada junto con el nombramiento de Thea, a quien la oposición no podía vetar porque no tiene el número suficiente de legisladores. Sí, en cambio, forzó la aprobación de cambios que le quitan facultades discrecionales al titular del Tribunal de Cuentas.

Aun así, De la Torre pegó un portazo tras denunciar: “No podemos entregarle al kirchnerismo el Tribunal de Cuentas de manera vitalicia a cambio de un par de cargos para Juntos. Esto es buscar privilegios a espaldas de la gente. Así, más que halcones o palomas parecemos pavos reales”.

En el almuerzo, además, los referentes del PRO acordaron tener una “postura unificada” como bloque con respecto a los proyectos de ley de Boleta Única, Alquileres y Consejo de la Magistratura, demás de buscar una posición común en el Interbloque de Juntos por el Cambio, con una idea central: hay que evitar fisuras y dar señales claras de unidad en el recinto.

También se habló sobre la necesidad de que el PRO “revise” cómo se está trabajando en el plan económico que elaboran los especialistas de Juntos por el Cambio: propuso que la mesa política del partido tenga una “visión detallada” sobre los programas que se discuten entre las cuatro fundaciones de JxC, Pensar (PRO), Alem (UCR), Instituto Hanna Arendt (Coalición Cívica) y Encuentro Republicano (Encuentro Republicano Federal), para llegar a 2023 con propuestas consensuadas.

Macri también fue uno de los que hizo hincapié en que la máxima dirigencia del PRO se involucre más activamente en las discusiones sobre el plan económico que presentará Juntos por el Cambio.

Vidal y Ritondo fueron dos de los diputados que explicaron las distintas posturas que existen sobre el proyecto de Boleta Única en la Cámara Baja, que mañana sería discutido en un plenario de comisiones, y se acordó hacer todos los esfuerzos para que pueda sancionarse la mejor iniciativa posible para la instrumentación de la Boleta Única de Papel en las elecciones de 2023.

Respecto de la Ley de Alquileres, hubo coincidencia en que debía dictarse una norma que favorezca a propietarios e inquilinos, que establezca, por ejemplo, un regreso al régimen anterior de dos años de contrato, pero donde acordaron extremar los cuidados fue en el debate sobre los cambios en el Consejo de la Magistratura: quedaron en estar alertas para que no prospere una estrategia del Gobierno para votar un proyecto de la diputada Graciela Camaño que, en sintonía con el Frente de Todos, establece que el presidente de la Corte Suprema no debe encabezar también el organismo encargado de la selección y acusación de jueces y de la administración del Poder Judicial.

Otro de los temas analizados durante la comida fue el resultado de la Convención Nacional de la UCR: en el PRO todos elogiaron las señales que dio el radicalismo en ese encuentro que se hizo el viernes pasado porque fueron “en favor de la unidad y la ampliación de Juntos por el Cambio”.

“Nos reunimos para tratar diferentes temas y celebramos que la Convención radical ratificó su compromiso de seguir dentro de Juntos por el Cambio. Nosotros creemos que en el PRO tenemos los mejores candidatos, pero es muy bueno que cada fuerza sienta que también los tiene”, dijo tras el almuerzo el ministro de Gobierno porteño, Jorge Macri, al responderle al titular de la Convención Nacional de la UCR, Gastón Manes, quien sostuvo que su partido tiene “los mejores candidatos” para las elecciones presidenciales de 2023 y consideró que esa fuerza definirá su política de alianzas “sobre la base de un programa y no por nombres, marketing o encuestas”.

Dentro de 15 días, el 9 de junio, habrá un nuevo almuerzo del PRO. El primero fue en un restaurante de la Costanera. Los dos siguientes, en Puerto Madero. Ahora comieron en un local de Monserrat. Pasaron de la parrilla al menú gourmet y ahora le tocó a la cocina peruana. Por lo visto, las comidas de los líderes partidarios también están sintonizadas con lo que quiere Macri: el cambio.

Left Menu Icon
Política & Economía