Los movimientos sociales oficialistas marchan de la Basílica de Luján a Plaza de Mayo contra el hambre, la pobreza y la inflación

El destinatario es el gobierno de Alberto Fernández, aunque los organizadores, en público, sostienen que es a favor del Jefe de Estado

Los movimientos sociales oficialistas marchan de la Basílica de Luján a Plaza de Mayo contra el hambre, la pobreza y la inflación

 

El domingo 7 de agosto los movimientos sociales vinculados al Frente de Todos y enrolados en la Unión Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) finalizarán una masiva peregrinación que inicia hoy, en la Basílica de Luján y finalizará este domingo en Plaza de Mayo. El lema de la movilización, que estima reunir medio millón de personas, es por “Pan, Paz, Tierra, Techo y Trabajo”.

Además, la consigna abarca otras demandas como el Salario Básico Universal, la baja de la inflación; el descenso de la pobreza y la indigencia y el monotributo productivo.

El destinatario es el gobierno de Alberto Fernández, aunque los organizadores, en público, sostienen que es a favor del Jefe de Estado. Esto ocurre mientras el índice de inflación no se desacelera y en el ministerio de Economía se prepara para asumir Sergio Massa. El hasta hoy diputado reemplaza a Silvina Batakis, la funcionaria que desplazo a Martín Guzmán y permaneció al frente del Palacio de Hacienda solo 24 días.

De Luján al centro porteño

Hoy a las 10 de la mañana en la Basílica de Luján se celebrará una misa a la que asistirán dirigentes sociales como Esteban “Gringo” Castro, el secretario general de la Unión Trabajadores de la Economía Popular. El dirigente, que profesa la fe católica y es allegado al Papa argentino, a quien visitó en el Vaticano y Santa Marta, es uno de los referentes del Movimiento Misioneros de Francisco.

Después de la derrota en las elecciones PASO, Castro invitó a Fernández a hablar con los vecinos de Luján a su casa con el fin de llevar sus propuestas políticas y “escuchar las demandas de la gente”. Durante el encuentro, el ex jefe de Gabinete de Néstor y Cristina Fernández, posó junto al referente de la UTEP y la bandera amarilla de los Misioneros de Francisco.

Una hora después, a las 11 de la mañana, los peregrinos caminarán hasta “la casa de la hermanita del Negro Manuel”. El Negro Manuel, un esclavo africano, es considerado el “cuidador inseparable de la Virgen de Luján”. Se lo considera el primer devoto e iniciador de su adoración. Manuel Costa de los Ríos, tal su nombre completo, había sido traficado de África hacia Pernambuco, Brasil, para luego ser trasladado como esclavo en servidumbre a los campos de Rosendo. Entonces Manuel, recuerda Castro cada vez que habla del tema, “el Negro Manuel le armó su altar a la Virgen de Luján, le encendió velas y hasta ungió con el sebo de su vela a los enfermos que buscaban salvarse, como ocurrió con el sacerdote Pedro Montalvo, quien al curarse de su mortal enfermedad se convirtió en el primer capellán oficial de la Virgen de Luján. Durante 56 años, el Negro Manuel se quedó al cuidado de la Virgen. El Papa Francisco es un devoto admirador del esclavo y custodio de la sagrada imagen.

El miércoles, a la 8.30, castro y otros dirigentes de la UTEP marcharán hacia el centro de General Rodríguez, pasarán la noche en la iglesia San Martin de Tour. El jueves llegarán a Moreno; el viernes harán un alto en Castelar, en un lugar aún a definir, y caminarán el último tramo hasta Liniers. Descansarán en las instalaciones del Sindicato Ladrilleros y el domingo 7, día de San Cayetano, se reunirán con el resto de los movimientos sociales y juntos, transitarán los últimos 20 kilómetros hasta Plaza de Mayo. Gildo Onorato, dirigente del Movimiento Evita y secretario gremial de la UTEP estima, en diálogo con este medio, que “pensamos movilizar más de medio millón de trabajadores y trabajadoras de la economía popular desde el Santuario de San Cayetano hasta el centro de la ciudad”.

De ser así, será la mayor concentración que se reunirá frente a la Casa de Gobierno para reclamar una mayor y mejor distribución de la inversión del Estado en políticas sociales y otras demandas de peso específico, como la baja en inflación, una tarea que recaerá sobre los hombros del flamante ministro de Economía con facultades ampliadas.

La semana pasada, una delegación de los mismos movimientos sociales oficialistas que convocan a la marcha del 7 de agosto, se reunieron con Monseñor Oscar Ojea, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, la máxima autoridad de la iglesia católica en el país. Durante la reunión, solicitada por Esteban Castro, le explicaron al obispo de San Isidro los pormenores de la organización de la marcha y las consignas que embanderan.

La peregrinación que comienza hoy en la Basílica de Luján, que concentra en la iglesia del santo del pan y el trabajo, en Liniers, culmina en la histórica plaza dónde los trabajadores se reunían para vivar al presidente Juan Domingo Perón, está cruzada por la fe a los símbolos católica, la economía popular y la política.

“Los Cayetanos”

Hace seis años, el 7 de agosto de 2016, un grupo de organizaciones sociales conmovieron a la Argentina con una impactante movilización, de unas cien mil personas, que partió desde la iglesia de San Cayetano, y terminó en Plaza de Mayor. Protestaban contra el gobierno de Mauricio Macri. Lo acusaban de “hambrear al pueblo”. Reclamaban, -como aún lo hacen- “Tierra, Techo y Trabajo”; también le exigían que se declare la “emergencia social” para conseguir un incremento especial en la Asignación Universal por Hijo (AUH), la Asignación por Embarazo, y subas para las partidas alimentarias y nutricionales. Lo consiguieron. Así surgieron y se fortalecieron “Los Cayetanos”.

El movimiento contó con el respaldo personal del Jorge Bergoglio, el Papa Francisco, quien recibió a varios de sus principales dirigentes, como a Juan Grabois, líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos; a Emilio Pérsico, uno de los referentes del Movimiento Evita; a Onorato y a Castro, en el Vaticano.

Grabois y Castro, además, son dos de los impulsores del Salario Básico Universal, recamo que el domingo también se escuchará frente a la Casa Rosada.

¿Qué organizaciones integran Los Cayetanos? En su inmensa mayoría integran la UTEP, una organización superadora de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que fundo, entre otros, Grabois.

Está integrada por el Movimiento Evita, cuyos principales referentes, además de Pérsico, son Fernando “Chino” Navarro, ambos funcionarios nacionales, Onorato, Castro y Juan Manuel Abal Medina, el ex jefe de Gabinete de Cristina de Kirchner.

La Corriente Clasista y Combativa (CCC), cuyo líder es el diputado nacional Juan Carlos Alderete, el referente del Partido del Trabajo y el Pueblo (PTP) y el Partido Comunista Revolucionario (PCR) e integrante del bloque oficialista en la Cámara Baja.

El Movimiento de Trabajadores Excluidos, de Grabois quien también integra el Frente Patria Grande.

Somos Barrios de Pie. El coordinador nacional es Daniel Menéndez, también subsecretario en el ministerio de Desarrollo Social.

También forman parte de la UTEP, entre otras organizaciones, el Movimiento Popular la Dignidad, y el Frente Popular Darío Santillán, cuya referente es la militante feminista Dina Sánchez quien también integra la Mesa Nacional de la UTEP.

Esos mismos dirigentes, que forman parte del Frente de Todos, son los que el domingo le recordarán a Alberto Fernández que les adeuda la ley de “Tierra, Techo y Trabajo”. “Las 3T son derechos sagrados”, les dijo el Papa Francisco a los Movimientos Populares a través de un vídeo en el que los alentó: “Vale la pena luchar por ellos”, es lo que harán el domingo. Hasta ahora, ni los gobiernos de Mauricio Macri ni el actual de Alberto Fernández los escuchó, y eso que forman parte de su administración.

Left Menu Icon
Política & Economía