Lomas: toma de tierras y enfrentamiento con la policía en Santa Catalina

Alrededor de una treintena de personas resistieron el intento de desalojo por parte de la policía bonaerense tras enfrentarse con ellos a piedrazos y obligarlos a retirarse.

 

Alrededor de una treintena de personas que desde el domingo ocupan un predio del barrio lomense de Santa Catalina resistieron el intento de desalojo por parte de la policía bonaerense tras enfrentarse con ellos a piedrazos y obligarlos a retirarse bordeando el arroyo en una escena que fue filmada por numerosos vecinos y en la que se observan uniformados heridos.

Mientras los ocupantes comenzaban a quemar el pastizal, una docena de integrantes de la policía de la Provincia con asiento en la comisaría de Villa Centenario se presentaron portando cascos y escudos para desalojar el predio y cuando los ocupantes se negaron comenzaron los incidentes que obligaron a los uniformados a retirarse bajo una lluvia de piedras y palos.

Los testigos que subieron sus testimonios en las redes sociales relatan que hubo policías que recogían las piedras para arrojarlos contra sus agresores al tiempo que mostraron imágenes de mujeres policía heridas y de escudos destrozados durante la contienda.

Si bien la Policía se negó a hablar con Inforegión, el medio afirma que fuentes de esta fuerza de seguridad precisaron que los efectivos se habían hecho presentes para “convencer a los ocupantes a que abandonen la toma” y no para reprimir, una tarea para la que no contaban ni con los efectivos ni el equipo necesario.

El predio ocupado está delimitado por el arroyo Santa Catalina, la calle 1, Capitán Rubén Martell y presenta, además, una salida a la llamada calle A y es uno de los pocos espacios que se encuentran libres en la margen derecha del curso de agua aunque en él viviría una persona que alega tener la propiedad del inmueble. Si bien sobre la calle Martell el lote está rodeado por un muro en el que puede leerse: “Hoy nos miramos con orgullo”, firmado por la Municipalidad de Lomas de Zamora, la parte lindera con el arroyo es de libre acceso.

Según consignan fuentes periodísticas, los ocupantes le habrían ofrecido al supuesto titular de la propiedad retirarse si éste exhibía algún título que lo certificase y que éste no lo habría hecho.

Mientras tanto, en las redes sociales los vecinos de la zona se quejaban que los policías fueron enviados “sin apoyo, sin armas, a exponerse a los piedrazos, machetazos” al tiempo que se lamentaban porque “hay muchos efectivos hospitalizados” y referían que fueron enviados con “escudos de plástico de juguete” y subrayaban que las “policías salieron todas ensangrentadas” lo que les producía “bronca” e “impotencia”.