La Ciudad lanza el primer programa de asistencia para el sector gastronómico y hotelero

Tras 15 meses de pandemia y en el marco de la fuertes restricciones por la segunda ola, el sector atraviesa momentos críticos.

La Ciudad lanza el primer programa de asistencia para el sector gastronómico y hotelero

 

Desde el 20 de marzo de 2020, el sector turístico argentino y en especial el hotelero gastronómico se encuentran en una crisis terminal. Según la Federación Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra), a la fecha cerraron sus puertas más de 11.800 establecimientos, y el pronóstico no es alentador.

A lo largo de estos 15 meses, el Gobierno nacional ha ido entregando al sector distintos paquetes de ayuda a través de programas como el ATP y el Repro II (para sostener el capital de trabajo), más algunos montos adicionales, créditos blandos y exenciones o postergaciones impositivas, todas ellas de distinto nivel de alcance y utilidad.

Pero en ese mismo lapso, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), el distrito más rico de la Argentina y el que concentra la mayor oferta gastronómica, no entregó ninguna asistencia económica a la actividad, a pesar de los insistentes reclamos de las cámaras privadas, lideradas por la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Ahrcc) de la capital federal.

Algunos días después de asumir la presidencia de esta entidad, en abril, Daniel Prieto le concedió una entrevista a HOSTELTUR en la que anticipó que era inminente el lanzamiento de un paquete de asistencia por parte del Gobierno porteño. Era urgente: el país estaba sumido en la segunda ola y se vislumbraban las fuertes restricciones que luego se hicieron realidad.

¿Qué dice esta norma publicada en el Boletín Oficial de la Ciudad el pasado viernes 4 de junio y comunicada a la prensa este lunes 7? Buenos Aires dará a los empleadores de la actividad (allí se detallan cuáles son los sectores alcanzados) un aporte por única vez destinado al pago de salarios, que se complementará con otros programas de ayuda, tanto nacionales como de la propia ciudad. Asimismo, se explica que para acceder al beneficio será necesario adherirse al sistema TAD (Trámites a Distancia), desde ahora y hasta el 15 de julio, sin costos ni gestores.

Para seguir avanzando en la implementación, Prieto se reunió en un café porteño con el ministro de Desarrollo Económico y Producción de la capital, José Luis Giusti. Y es que por el momento, por ejemplo, no se definió cuál será el monto de esa ayuda, ni la fecha de implementación. Todo eso, iría detallado en la reglamentación.

Y, asimismo, agregó: “Todas las decisiones que se toman desde el Ministerio de Desarrollo Económico son fruto del diálogo permanente y de reuniones, como la que tuvimos hoy con Daniel Prieto, presidente de la Ahrcc. Sabemos que ha sido un año muy duro para todos y nuestro principal objetivo es, en la medida en que la situación sanitaria lo permita, seguir avanzando en el proceso de apertura total de la Ciudad”.

Esto último se debe a que el principal reclamo del sector no es la ayuda, sino la reapertura. Y, en ese aspecto, la entidad insiste en que los bares y restaurantes no son espacios de contagio, sino, por el contrario, “de contención social”, ya que permiten que las personas se encuentren con protocolos de bioseguridad.