Kicillof: “Saliendo de la pandemia, tenemos un futuro inmenso por delante”

“Habiendo perdido y sufrido tanto, hoy llega el momento de recomenzar la reconstrucción de la provincia”, afirmó el gobernador bonaerense, y añadió que se trabaja para ayudar a salir “al que está peor”.

Kicillof: “Saliendo de la pandemia, tenemos un futuro inmenso por delante”

 

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó este miércoles que “saliendo de la pandemia, tenemos un futuro inmenso por delante”, pero señaló que “éste no se logrará con timba financiera, ni pensando solamente en los porteños o en los que más tienen, sino llevando el desarrollo y el crecimiento a cada rincón de la provincia con más trabajo y más justicia social”.

Acompañado por los ministros de Seguridad, Sergio Berni, y de Educación, Agustina Vila, el mandatario participó este miércoles a la mañana de la inauguración de cuatro aulas en la Escuela Técnica N°1 del municipio bonaerense de Roque Pérez, y luego entregó patrulleros y una ambulancia para el Hospital “Ramón Carrillo”.

“Se fugaron la plata y se la llevaron a paraísos fiscales. Pero ahora hay obras, inversiones en educación, seguridad y salud”, dijo Kicillof en referencia al gobierno anterior.

Sostuvo que “después de cuatro años de falta de inversión, cuando se hablaba de seguridad y salud, uno recorría la provincia y no estaba el famoso cambio”, estimó que eso ocurrió porque durante el macrismo hubo “mucha publicidad y marketing, pero poca modificación de la realidad”.

Así, el gobernador expuso que “las escuelas técnicas son una prioridad de nuestro Gobierno, porque ahí los pibes tienen posibilidad de mejorar su vida”.

Kicillof analizó que se está “terminando de atravesar la pandemia”, expuso que hubo que “dejar de hacer muchas cosas” por el coronavirus y rechazó que el gobierno haya disfrutado de tener que establecer restricciones.

“Recibimos golpes, acusaciones, boicots y palos en la rueda”, continuó y rememoró que se debieron transitar “privaciones de todo tipo”.

“Pese a esas acusaciones y calumnias, quiero dejar en claro que con estas aulas que inauguramos se va a poder volver a presencialidad (escolar) plena. Hubo que invertir no en asesores ecuatorianos, sino en los pueblos de la provincia”, recalcó el gobernador.

Además resaltó: “Lo que disfrutamos no es cerrar sino abrir”.

Por otro lado, resaltó que “hubo tapas de diarios donde se decía que no iba a haber vacunas para menores de 60 hasta el año que viene y desde hoy hay turnos para vacunación para chiquitos de 3 a 17 años”.

“Fue muy duro lo que tuvimos que pasar. Cuando hay una tragedia, están los que ayudan y los que buscan sembrar cizaña y bronca, sacando ventaja política porque le tocó gobernar al peronismo”, continuó.

Evaluó de ese modo que el peronismo “es la fuerza política del encuentro, de la unidad, de festejar lo que se puede ir logrando, de la solidaridad y de pensar en el otro”.

“Gracias a la solidaridad, al esfuerzo, a la conciencia de cuidados y a las vacunas, hoy están bajando los casos y el virus se está retirando”, planteó luego Kicillof.

Aseveró que “habiendo perdido y sufrido tanto, hoy llega el momento de recomenzar la reconstrucción de la provincia”, afirmó que se trabaja para ayudar a salir “al que está peor” y añadió. “Por más cansancio que tengamos, nos dedicamos a lo importante y esencial”.

“Por eso, mientras otros cerraban escuelas, nosotros las arreglamos y abrimos. Mientras no hicieron nada por la seguridad, nosotros compramos patrulleros, invertimos en equipamiento y en mejorar en el sueldo de la policía”, puso de relieve.

“Se fugaron la plata y se la llevaron a paraísos fiscales. Pero ahora hay obras, inversiones en educación, seguridad y salud”, concluyó.

En tanto, Berni destacó que “estamos entregando patrulleros y ambulancias, son hechos concretos” y dijo que “la directiva del gobernador es dar soluciones de fondo a problemas estructurales, sin propaganda”.

“Estamos profesionalizando a la policía con entrenamiento y material tecnológico para generar mejor seguridad y tranquilidad a los vecinos”, cerró.