El servicio nocturno de colectivos sigue suspendido en Ciudad y Conurbano

Los empresarios de un centenar de líneas de colectivos mantienen la medida de fuerza mientras desde el Gobierno nacional afirman que se están haciendo los pagos adeudados de los subsidios.

El servicio nocturno de colectivos sigue suspendido en Ciudad y Conurbano

 

Un centenar de líneas de colectivos que circulan por el AMBA continúan con la suspensión de servicios nocturnos este jueves 25 de agosto, así como la reducción de frecuencias diurnas durante el viernes 26 de agosto, según información proveniente de las cámaras que agrupan a las compañías de autotransporte de pasajeros.

De acuerdo con lo expresado por el subsecretario de Política Económica y Financiera del Ministerio de Transporte, Carlos Vittor, este martes se giraron a las empresas de transporte $3.900 millones para saldar parte de la deuda acumulada.

Voceros de las empresas comentaron que “el dinero que envió la Nación se acreditó pero sólo corresponde al mes de agosto y no tenemos ninguna solución sobre la deuda que es lo que a nosotros nos está complicando”.

“Sin solución al tema de la deuda no hay arreglo posible” y enfatizaron que el escenario “es más grave todavía porque a las líneas que circulan en CABA no se les giró ni un peso”, advirtieron desde las líneas de colectivos.

Carlos Vittor involucró en el conflicto a la Ciudad de Buenos Aires al remarcar que no le giró a Nación la parte proporcional de subsidios que le corresponde abonar. “En el marco del ordenamiento de las cuentas públicas queremos que la Ciudad también se haga cargo de lo que debe porque esta situación no contribuye a la solución”, recalcó Vittor.

El subsecretario precisó que la deuda con las empresas de transporte es de $11.600 millones –ya descontados los $3.900 girados ayer- de los cuales $9.500 son responsabilidad del Estado Nacional y $2.100 millones de la Ciudad de Buenos Aires. El gobierno porteño gira su subvención a Nación y ésta la distribuye entre las diferentes líneas.

A raíz de este escenario, Vittor indicó que el desembolso realizado en la víspera no incluyó a ninguna de las 32 líneas que circulan por la capital: “Las empresas no pueden cobrar porque nosotros no le podemos cobrar a la Ciudad”.

La deuda total con las empresas de colectivos es de $11.600 millones, equivalentes a un mes completo de ayuda estatal. Las empresas dicen que ya no tienen capacidad para financiar la operación habitual y exigen que se reduzca el pasivo.

Cuáles son las líneas que mantienen las medidas de fuerza

Las restricciones a los servicios afectan a las siguientes líneas: 2, 4, 15, 29, 33, 37, 39, 45, 46, 47, 49, 53, 59, 61, 62, 64, 70, 80, 86, 88, 93, 95, 96, 97, 102, 105, 114, 118, 123, 124, 126, 129, 143, 154, 160, 166, 179, 180, 181, 185, 193, 203 205, 218, 228 F, 236, 244, 248 C, 269, 284, 288, 291, 295, 302, 303, 306, 311, 312, 313, 315, 318, 320, 328, 329, 325, 333, 338, 350, 351, 355, 378, 382, 390 y 395.

Además, se ven afectadas las 406, 407, 422, 437, 440, 441, 443, 461, 462, 463, 464, 500, 501, 502, 503, 504, 506 A, 509, 511, 518, 520, 522, 524, 527, 541, 543, 544, 549, 561, 562, 620, 622, 621, 628, 630, 634, 707, 721, 740, 910, 911, 912, 914 y 915.

Estas líneas que están agrupadas en la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros (CEAP), la Cámara Empresaria del Transporte Urbano de Buenos Aires (CETUBA) y la Cámara del Transporte de la Provincia de Buenos Aires (C.T.P.B.A.).

Left Menu Icon
Política & Economía