El PRO y sus cuatro candidatos a nación y provincia: PASO para todos o filtros en el medio

El ala amarilla opositora comenzará a dirimir su interna en las próximas semanas. Las fórmulas aparecen definidas, aunque dependerá de los números que se arrojen en los guarismos de último momento.

 

Ayer por la tarde el expresidente Mauricio Macri dio una muestra más que sus intenciones son ser protagonista de la elección del año que viene. Recorrida por el distrito de Lanús y foto con el intendente Néstor Grindetti marcaron que el exmandatario tiene, dicen, su elegido para la gobernación provincial. 

“Todos están expectantes, con ganas e intenciones”, apuntan desde el seno del PRO, y agregan que “ahora bien, recién al final del día, aquel momento de definiciones totales, con los postulantes nacionales definidos, se sabrá quién es el representante a nivel provincial”. 

En la línea de largada están los cuatro nacionales con sus cuatro bonaerenses. Como se dijo, Horacio Rodríguez Larreta tiene su candidato que es más que conocido, Diego Santilli. En tanto, la ex gobernadora provincial María Eugenia Vidal postula a su ex ministro de Seguridad, Cristian Ritondo. Por su parte, Patricia Bullrich, líder del PRO nacional, al jefe comunal de Capitán Sarmiento, Javier Iguacel, y el expresidente Mauricio Macri, confía en el intendente de Lanús, Néstor Grindetti. 

Está más que claro que con sus apariciones y acciones Macri quiere volver a ser candidato o por lo menos estas en el eje central de la decisión final de los aspirantes a gobernador. 

Para eso explora cada uno de los territorios y evalúa a los postulantes. En las últimas semanas se reunió con dos de los pretendientes y confirman que no saldrá su apoyo de ese binomio.  

Grindetti e Iguacel, si se analiza en el plano de gestión, aventajan a sus compañeros de espacio, que batallan desde sus bancas nacionales para poder ser. 

El lanusense tiene como “caballito de batalla” la seguridad. Lanús se ha convertido en un distrito que actúa al instante de cometido un delito. La inversión en patrulleros, cámaras y luminarias en sectores claves muestran que Grindetti tiene cómo se puede minimizar los robos y narcotráfico.

En tanto Iguacel, desde el interior bonaerense, no solo plantea el arraigo, sino que además una revolución impositiva para los comerciantes y empresarios locales, sino que además para los que buscan radicarse en el distrito.

La baja de más de 100 tasas generó, a la inversa de lo que se pensaba, una cantidad de ingresos que antes no tenía.

Por su parte, Ritondo y Santilli van por el mismo camino. La inseguridad y el narcotráfico son la moneda corriente de sus alocuciones en los grandes medios de comunicación. Este último punto es la ventaja que tienen los diputados con respecto a los alcaldes.

Así las cosas, el PRO tiene su póker de candidatos tanto en nación como en provincia, y por cómo se percibe el presente, todo se dirimirá en una PASO. 

Left Menu Icon
Política & Economía