El gobierno porteño utilizará las vacunas que llegaron de AstraZeneca como segunda dosis

Las Sputnik serán destinadas a iniciar esquemas de vacunación en personas inscriptas que aguardan por un turno.

El gobierno porteño utilizará las vacunas que llegaron de AstraZeneca como segunda dosis

 

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires utilizará las vacunas de AstraZeneca que llegaron en las últimas 48 horas para cerrar esquemas de vacunación de personas a las que les habían aplicado dosis de Covishield entre los últimos días de febrero y los primeros de marzo, según comunicó infobae.

La mayoría de ellos son mayores de 80 años que durante estos días ya cumplieron 12 semanas desde que fueron inoculadas y están en tiempo de descuento para recibir la segunda dosis.

Los tres meses de diferimiento son arbitrarios. Es un plazo que fue establecido por el COFESA para intentar llegar a más personas con al menos una dosis antes del inicio de los meses más fríos del año. Por eso -destacan las autoridades- no hay problemas si alguna persona superó por algunos días el tiempo recomendado entre ambas aplicaciones.

Entre domingo y lunes, la Argentina recibió más de un millón de dosis de AstraZeneca. El gobierno porteño estima que les entregarán cerca de 90 mil. Hasta el momento, 153.000 porteños recibieron una dosis de Covishield o de AstraZeneca (son iguales pero se fabrican en distintos lugares) y están esperando la segunda.

A la par, llegaron ayer al país 600 mil componentes 1 de Sputnik V. Y en las próximas horas arribará otro vuelo. Esos inoculantes serán aplicados en CABA a las personas de entre 55 y 59 años con comorbilidades y al personal estratégico, quienes ya están empadronados a la espera de la confirmación del turno.

Una vez que el gobierno porteño tenga garantizadas estas dosis, avanzará con la inscripción de las personas de entre 50 y 54 años con antecedentes de salud, cuyo empadronamiento será habilitado probablemente esta semana. La idea es que sean vacunados con las nuevas dosis de AstraZeneca que se esperan para fines de esta semana.

¿Cuáles son los factores de riesgo contemplados?

  • Obesidad: IMC mayor a 35 kg/m2
  • Enfermedad cardiovascular: insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, valvulopatías, miocardiopatías, hipertensión pulmonar
  • Enfermedad respiratoria moderada o grave: enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), fibrosis quística, enfermedad intersticial pulmonar, asma grave
  • Diabetes
  • Enfermedad Renal Crónica (incluido personas en diálisis crónica)
  • Cirrosis
  • HIV
  • Personas con trasplante de órganos sólidos y en lista de espera para trasplante
  • Personas con Síndrome de Down
  • Pacientes oncológicos y oncohematológicos con diagnóstico reciente o enfermedad activa (menos de 1 año desde el diagnóstico, tratamiento actual o haber recibido tratamiento inmunosupresor en los últimos 12 meses, enfermedad en recaída o no controlada)
  • Tuberculosis activa: casos nuevos o recaída, diagnosticados en los últimos 12 meses
  • Discapacidad intelectual y del desarrollo: que inhabilite las capacidades individuales de ejecutar, comprender o sostener en el tiempo las medidas de cuidado personal para evitar el contagio o transmisión de COVID-19; y/o se encuentran institucionalizados, en hogares o residencias de larga permanencia; y/o requieran asistencia profesional o internación domiciliaria.