El gobierno de CABA prepara las nuevas medidas que regirán a partir del sábado

La Ciudad podría habilitar encuentros de hasta 10 personas en patios y terrazas. Además, se define si se abre el padrón para vacunar a los menores de 35 años.

 

Según detalló Infobae, el gobierno porteño analiza flexibilizar más actividades para la nueva etapa de restricciones que comenzará a partir del próximo sábado.

Como suele suceder cada vez que se acerca el vencimiento del decreto vigente, diversos ministros de Horacio Rodríguez Larreta comenzaron a analizar números que grafican la situación sanitaria de la Capital Federal.

De acuerdo a reportes realizados por el Ministerio de Salud, a cargo de Fernán Quirós, la curva de contagios de residentes se estabilizó en las últimas horas en un promedio de casi 1.100 casos positivos diarios. Es un número mucho más bajo que el registrado a fines de mayo, en el pico de la segunda ola, cuando hubo más de 3.000 y el gobierno nacional decretó un cierre estricto.

La otra estadística que miran a diario es la ocupación de camas. En el sector público (44,3% de las camas para pacientes graves ocupadas) y en el sector privado (60,3%) se registró un descenso constante en las últimas semanas luego de haber alcanzado cifras por encima del 90 por ciento.

Esos dos datos -positivos en comparación con lo que sucedía hace casi un mes- impulsan al gobierno porteño a avanzar con algunas flexibilizaciones, según anticiparon fuentes oficiales.

De no haber cambios significativos en los próximos dos días, la Ciudad de Buenos Aires se apresta a habilitar los encuentros sociales en domicilios privados -actualmente están prohibidos- siempre que se realicen en patios o terrazas, con un aforo de hasta 10 personas.

La novedad podría transformarse en una buena noticia para grupos que desean reunirse el sábado para ver la final de la Copa América entre Argentina y Brasil. No obstante, desde la Jefatura de Gobierno porteño harán hincapié en la importancia de mantener el distanciamiento, las medidas de cuidado y la higiene lo máximo posible.

A la par, se ampliará la habilitación para encuentros en lugares públicos -plazas, parques, etcétera-. Actualmente se permiten ese tipo de reuniones con un aforo de hasta 10 personas. La idea es duplicar ese límite.

Podría haber otras modificaciones como la reapertura de más estaciones de subtes que actualmente están cerradas y una extensión del horario en el que los porteños tienen permitido circular libremente por la vía pública (actualmente rigen restricciones durante la madrugada).

En el gobierno porteño coinciden en que tarde o temprano se desatará una tercera ola, probablemente impulsada por la aparición de la variante Delta de coronavirus en la Argentina. Por eso, quieren aprovechar esta ventana con indicadores estables para darles un respiro a los ciudadanos antes de que comience la etapa de mayor endurecimiento.

En ese lapso aspiran además a avanzar lo máximo posible con la campaña de vacunación. Actualmente se está inmunizando a los mayores de 35 años sin enfermedades previas y la expectativa es que el viernes se abra el padrón para las personas de 30 a 34 años. “Dependerá del flujo de dosis que ingresen en las próximas horas”, adelantaron. Recientemente llegó un vuelo con vacunas chinas de Sinopharm y este mediodía partió otro a buscar más inoculantes.

A la par, el ministro Quirós informó públicamente que decidieron acelerar al máximo posible la aplicación de segundas dosis a quienes ya iniciaron su esquema de vacunación. En el caso de personas que recibieron una inyección de AstraZeneca o Sinopharm, la idea parece más sencilla de concretar en virtud de los contratos firmados y los embarques comprometidos por los laboratorios. Para los vacunados con Sputnik V, el panorama es más difícil de proyectar por las demoras que hay para la entrega de segundos componentes.