Sergio Berni: “Por primera vez se ha conseguido bajar el delito de manera contundente”

El ministro de Seguridad bonaerense opinó sobre los hechos de inseguridad en la provincia de Buenos Aires, la gestión del gobernador y otros temas en un sobrevuelo con Infobae sobre la costa

Sergio Berni: “Por primera vez se ha conseguido bajar el delito de manera contundente”

 

Las paletas del helicóptero AS-350 B3 de la Policía Bonaerense comenzaron a girar minutos después del mediodía del jueves en la pista del centro de operaciones ubicado sobre la ruta 74, camino al partido de General Maradariaga, frente a la estación ferroviaria Divisadero de Pinamar. Allí hace base por estos días Sergio Berni, en el marco del Operativo de De Sol a Sol.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires se ocupa de supervisar a diario el dispositivo que controla el delito en la Costa Atlántica en los meses de temporada de verano y que se lanzó el 20 de diciembre. Desde entonces, recorre diferentes destinos turísticos para reunirse con los jefes policiales de cada zona, con otros funcionarios, con intendentes y con empresarios. La agenda dinámica que maneja lo llevó a visitar en los últimos días Santa Clara del Mar, Bahía Blanca y Miramar, entre otras localidades.

“Es una temporada récord. Hace más de 12 años que no había tanto afluente de turismo en la costa y para nosotros es un desafío no solamente generar las medidas de seguridad, sino, por sobre todas las cosas, trabajar muy fuerte en lo que es la prevención en la nocturnidad para llevarle tranquilidad a las familias de los chicos que vienen a disfrutar de toda la movida”, dice Berni, que se subió al helicóptero para sobrevolar las playas de Pinamar y Villa Gesell. Infobae participó de la recorrida.

El camino inició a la altura de La Frontera, la zona de médanos donde se producen reiterados accidentes de cuatriciclos, y se extendió a lo largo de toda la línea costera pinamarense y geselina. Después de los saludos a los veraneantes que disfrutan de un chapuzón en el agua, el ministro se mostró satisfecho por el dispositivo de seguridad: “Hay muy buenos resultados. La gente se siente respaldada, cuidada”, subraya.

Berni hizo también una evaluación de los dos primeros años de su gestión al mando de la cartera de Seguridad y resaltó que “por primera vez se ha conseguido bajar el delito de manera contundente”.

“Sin hablar del 2020, por haber sido un año atípico por la pandemia, en 2021 estuvimos casi un 25% por debajo de todos los números del 2019. Obviamente que el 25% parece una gota en el océano en una provincia que tiene una proyección de 1.100 homicidios en ocasión de robo. Pero es un esfuerzo que alguna vez había que hacer. Es un hito que había que marcar y a partir de allí seguir con la tendencia a la baja hasta que todos los actores que tienen responsabilidad en la generación de seguridad comprendan y asuman su responsabilidad”, repasó.

En esa línea, dejó un mensaje para los intendentes, después de haberlos criticado porque, según su mirada, “no entienden que su responsabilidad no se limita a poner cámaras”.

“La seguridad no es un concepto abstracto. Es un concepto dinámico, multiagencial, multidisciplinario y que se construye día a día. En esa construcción de seguridad, los intendentes tienen una gran responsabilidad porque la génesis del delito no empieza solo en las familias, sino también en su entorno, en el barrio. Por eso deben generar políticas de inclusión, de trabajo. Es imposible generar políticas de seguridad por fuera de un marco de inclusión”, sostuvo.

El operativo De Sol a Sol abarca a más de 17 mil policías -casi el doble de los que se movilizaron en la temporada 2021-, con la intervención de personal de Infantería, Caballería, Drogas Ilícitas, Delitos Complejos y Seguridad Siniestral, entre otras divisiones. El AS-350 B3 es parte del despliegue y está disponible para casos de patrullajes programados, trasladado de grupos especiales, incendios y otras urgencias -hasta lo que va de la temporada, no surgió ninguna, cuentan los pilotos-.

El recorrido finalizó con maniobras tácticas sobrevolando las dunas y el bosque del norte de Pinamar. Luego, Berni se instaló en la casa rodante donde pasa sus noches, tomó una gaseosa y respondió.

 Día a día se registran números altos de casos de COVID como nunca antes y la tendencia, según parece, se va a mantener al menos por un tiempo más. ¿Puede haber alguna medida restrictiva o la época de restricciones se terminó definitivamente?

— Lo único predecible del COVID es su imprevisibilidad. Pero dentro de eso a mí me parece que prácticamente no hay posibilidad de medidas restrictivas. Lo que nos ha permitido que hoy estemos acá, con 14 millones de personas veraneando, fue la vacuna, que ha permitido que el motor de la economía siga prendido a pesar de 130 mil contagios diarios, que gracias a Dios son leves. Aquellos que están internados en terapia intensiva son, en su gran mayoría, los que no se han vacunado o completado el sistema de vacunación. Por eso para nosotros es un orgullo poder estar llevando adelante esta temporada.

No nos olvidemos que fue el gobernador de la provincia de Buenos Aires quien comenzó las gestiones cuando todos estaban incrédulos con respecto a la aparición de una vacuna. Fue su equipo el que desplegó todos sus contactos a lo largo y a lo ancho del planeta y pudimos seguir el avance de las investigación, dar con la vacuna y ponerla a disposición de los argentinos. Eso fue un mérito del gobernador de la provincia de Buenos Aires y, por sobre todas las cosas, de los bonaerenses. Fuimos una de las provincias que más rápido ha aceptado la campaña de vacunación y se ha inmunizado rápidamente.

— ¿Cómo está impactando la escalada de casos al cuerpo policial? Hay locales gastronómicos que tuvieron que cerrar por un brote interno, en hospitales tuvieron que lidiar con la falta de personal…

— Obviamente los policías son lo que más contacto tienen con la gente y más variado, por lo tanto son los más afectados. Durante la pandemia, cuando no había vacuna, tuvimos casi 110 muertos, hombres y mujeres que estaban trabajando en los barrios más castigados por el COVID. Y hoy gracias a Dios y a que todos están vacunados, se hace mucho más llevadera la enfermedad, sin grandes complicaciones. El único que tuvimos internado en terapia intensiva, no estaba vacunado. La logística que implementamos para el despliegue de 17 mil hombres y mujeres es muy grande. La Costa Atlántica está colmada de turistas, por lo que no hay capacidad física para alojar a nuestro personal y además hay que generar las medidas de aislamiento para todos aquellos que se han contagiado. Pero lo llevamos bien, con mucho trabajo. De eso se trata. El éxito de las operaciones policiales tiene que ver con la logística. Y hemos desplegado una logística en estos últimos dos años que la policía desconocía.

— Tuvo un alto perfil todo el año pasado y amagó con renunciar. ¿Qué le hizo cambiar de opinión y seguir en su cargo?

— No amagué. Ese término es incorrecto. He renunciado porque entendía que había una etapa política que se había agotado. Tuve una larga conversación con el gobernador, quien ha sido quien ha llevado adelante los cambios estructurales necesarios que la provincia necesitaba y en ese sentido me pidió que lo acompañara. Estoy convencido de la gran gestión que está llevando adelante el gobernador y de priorizar estos cambios, más allá de los resultados electorales. Muchos gobernadores se la pasaron utilizando los fondos de la provincia para hacer marketing, y este es el gobernador que ha llevado adelante la transformaciones profundas que necesitaba la provincia sin especular si eso era rentable políticamente.

Left Menu Icon
Política & Economía