Una nueva encuesta midió a Macri, Larreta, Bullrich y Milei en las 24 provincias

Son datos de CB, la consultora que mejor pronosticó las elecciones del 2021.

 

Si los integrantes de Juntos por el Cambio ya se habían embarcado en un fuerte debate sobre las posibilidades electorales de sus candidatos, duros y blandos, dentro de una gran interna, la irrupción de Javier Milei agregó un elemento inesperado e interesante a la discusión. Así lo entendieron también los encuestadores, que empezaron a mezclarlo en sus mediciones. Con resultados llamativos.

Ahora, fue CB Consultora Opinión Pública la que evaluó al economista y a los tres principales referentes del PRO (Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich), en un particular mano a mano en todo el país. Provincia por provincia.

No se trata de una encuestadora más: es la firma que mejor pronosticó las elecciones del 2021, no sólo las legislativas nacionales, sino también algunas previas que hubo en el interior. En mayo hizo un relevamiento de 600 a 1.020 casos por distrito.

Clarín ya adelantó dos partes central del estudio: por un lado, el ranking de gobernadores; por el otro, un frente a frente de cinco figuras del oficialismo, también provincia por provincia, donde sorpresivamente Cristina Kirchner no ganó en ninguna.

Spoiler de los datos opositores: Macri tampoco prevaleció en ningún distrito. ¿Sorpresa u otra prueba de cierto hartazgo de la sociedad con los emblemas de la grieta?

La tabla se armó teniendo en cuenta las valoraciones positivas de los referentes y potenciales candidatos.

– Milei quedó primero en 14 de los 24, pero que representan poco más del 28% de los votantes del país.

– Larreta, en cambio, lideró en sólo 7 pero con más de la mitad de todos los electores.

– Y Bullrich aparece al tope en sólo 3 pero importantes: suman cerca del 18% del electorado total.

Lo mejor y lo peor de Milei

El balance es altamente positivo para el economista libertario. La misma consultora había medido su imagen en las 24 provincias a principios de año y los últimos resultados muestran una clara mejora.

De arranque, levantó su nivel de conocimiento en todo el país (lógico por su presencia en los medios y sus apariciones en el interior). Y terminó con un plus que no consiguió ninguno de los otros dirigentes evaluados, ni oficialistas ni opositores: es uno de los pocos con más imagen positiva que negativa en todos los distritos.

Dentro de ese panorama general favorable, quedó primero en 14 provincias, incluidas 5 de las 10 más grandes: Mendoza (5° en cantidad de votantes), Tucumán (6°), Salta (8°), Chaco (9°) y Misiones (10°). Además, lideró en 10 de las más chicas: Santiago del Estero, San Juan, Jujuy, Neuquén, Formosa, Chubut, Catamarca, La Rioja y Santa Cruz. Entre todas, suman poco más de un cuarto del electorado nacional.

Respecto al debe, más que “lo peor” serían incógnitas: qué terminará opinando ese entre 10% y 20% que suele desconocerlo en la mayoría de las provincias y, en particular, qué pasará a la hora de la elección. ¿La buena imagen del economista de peinado raro, que grita con un discurso anti-sistema, se traducirá en votos?

Lo mejor y lo peor de Larreta

La performance de la imagen del jefe de Gobierno porteño viene siendo entre buena y muy buena, en algún momento excelente, desde el arranque de la pandemia. Pero ya no tiene el monopolio del liderazgo en todas las encuestas y, como a Milei, le cabe la duda: ¿esa buena imagen se traducirá en votos?

También, como el economista libertario, Larreta tiene el privilegio de mostrar en los 24 distritos evaluados más apoyos que rechazos. Incluso con un nivel de conocimiento más alto que Milei. Pero con una diferencia central: el jefe de Gobierno lidera en menos lugares pero en la suma más poblados.

Larreta quedó al tope del ranking de imagen positiva en las dos Buenos Aires (la grande y la que gobierna él mismo), en Entre Ríos, Corrientes, Río Negro, La Pampa y Tierra del Fuego. Juntan arriba del 53% del electorado de todo el país.

Y en otras muy pobladas, como Córdoba y Santa Fe (segunda y tercera con más electores de la Argentina) quedó segundo.

Lo mejor y lo peor de Bullrich

La titular del PRO, que vio como pocas la chance de instalarse como figura nacional liderando el anti-kirchnerismo dura apenas pasada la derrota del 2019, ya está consolidada como una referente a nivel país.

Tanto, que esta puja de cuatro peso-pesados de la oposición, termina primera en imagen positiva en tres provincias: Córdoba, la capital del anti-kirchnerismo; Santa Fe y San Luis. Son pocas pero suman más del 18% del electorado total.

En CABA queda segunda y en Mendoza, tercera, pero cerca de los líderes. Es decir, como buena referente amarilla, le va bien en los grandes centros urbanos. Su talón de Aquiles quizá sea la provincia de Buenos Aires: allí mide claramente menos que Larreta, un poco por debajo de Milei pero arriba de Macri.

Es uno de los siete distritos donde cosecha más rechazos que apoyos. También le ocurre en La Pampa, Río Negro, Chubut, Santiago el Estero, Tierra del Fuego y Santa Cruz.

Lo mejor y lo peor de Macri

La reinstalación del ex presidente como actor central del PRO y Juntos por el Cambio, y la recirculación de su nombre dentro de los debates del círculo rojo, no tendrían hasta ahora (o no en la misma dimensión) un impacto similar en la opinión pública.

Dicho de manera más simple: mientras dejó de discutirse el liderazgo de Macri dentro de la oposición, sus números en las encuestas sí continúan siendo tema de debate. Sobre todo cuando se trata de evaluaciones de imagen, su performance se emparenta más con la de los dirigentes oficialistas cuestionados que con los de sus colegas de JxC.

En los sondeos de intención de voto, en cambio, el ex mandatario hace valer su núcleo duro de apoyo y, como Cristina dentro del Frente de Todos, prevalece en algunas mediciones internas. 

En cuanto a los números de imagen en el relevamiento de CB, Macri sólo tiene saldo a favor en Córdoba y CABA, pero ni siquiera allí consigue ser el más valorado de los cuatro opositores evaluados. Luego, su imagen cae en el resto del país, y en 13 provincias, incluida Buenos Aires, tiene más de 60 puntos de ponderación negativa.

Left Menu Icon
Política & Economía