Palo de Fernández para EEUU: “Celac no nació para inmiscuirse en la vida de ningún país”

El Presidente brindó el discurso de cierre de la cumbre de cancilleres y prometió articular consensos y acuerdos.

 

El presidente Alberto Fernández participó del cierre la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que eligió a Argentina para presidir el organismo para el período 2022. 

El Presidente agradeció el apoyo y dijo “se siente profundamente honorado y como un mandato para darle a la Celac la institucionalidad para hacer cumplir las decisiones que tomemos como países”. “Todos somos parte de una Patria Grande aunque muchos hacen todo para dividirnos”, agregó.

En ese marco, tal como citó LPO, el jefe de estado planteó que “la pandemia agudizó las desigualdades. La riqueza se distribuye entre pocos y la pobreza entre muchos”. “Argentina está dispuesta a articular consensos y acuerdos”, prometió.

Alberto aseguró que “Celac no nació para oponerse a nadie, ni pelearse con ninguna institución,  ni inmiscuirse en la vida política y económica de ningún un país, es un foro en favor de nosotros mismos que siempre promovió el consenso y pluralidad en un marco democrático sin exclusiones”. “También fue un magnífico puente más allá de las fronteras de Latinoamérica y el caribe”, agregó.

Luego de reivindicar la labor de México y garantizar continuidad, envió un mensaje que se leyó dirigido para Estados Unidos, el presidente enfatizó:”Estamos juntos a pesar de los esfuerzos que hicieron para dividirnos”.

El flamante líder regional adelantó que “Trabajaremos sobre 15 objetivos basados en la estrategia sanitaria, la seguridad alimentaria, la recuperación económica y otros. Esperamos que no sea las únicas y podamos discutir posiciones conjuntas ante organismos financieros internacionales”. 

Inmediatamente, Alberto agradeció el apoyo del organismo en la negociación con el FMI: “Uno se siente más fuerte sabiendo que los hermanos latinoamericanos y caribeños nos apoyan”.

La elección fue por unanimidad, sin contar a Brasil que se autoexcluyó cuando asumió Jair Bolsonaro, en un proceso de negociación finito que incluyó a gobiernos de derecha, centro e izquierda. 

En febrero, Alberto Fernández viajará a China para avanzar en relaciones políticas y comerciales con el gigante asiático y oficiar de nexo con los países latinoamericanos y caribeños.

El Gobierno considera este apoyo como una victoria política que le permitirá transitar el 2022 con un poco más de espalda luego de dos años de fuerte caída en la imagen.

Left Menu Icon
Política & Economía