Magistratura: el Gobierno avanza para cumplir el fallo de la Corte y tratarían el proyecto en sesiones extraordinarias

En la Casa Rosada anticipan que quieren tratar el tema en febrero para cumplir con la sentencia del máximo tribunal sobre el organismo que selecciona y sanciona a los jueces.

Magistratura: el Gobierno avanza para cumplir el fallo de la Corte y tratarían el proyecto en sesiones extraordinarias

 

Lejos de considerarlos como una presión por parte del Consejo de la Magistratura, en el Gobierno aseguran que los oficios enviados por el organismo a Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, son “un respaldo” a la intención del Ejecutivo de avanzar con una reforma de la ley, luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia que declaró la inconstitucionalidad de la actual composición del órgano encargado de seleccionar y remover jueces.

Así, la Casa Rosada se prepara para intentar avanzar en febrero, durante las sesiones extraordinarias, con el objetivo de cumplir con el fallo del Alto Tribunal que dio un plazo de 120 días -hasta el 15 de abril- para que la Magistratura recupere la antigua formación -con 20 consejeros, incluido el presidente de la Corte Suprema- que tenía previo a la ley impulsada en 2006 por la por entonces senadora nacional Cristina Kirchner, o bien se realice una nueva reforma.

“No fue ningún palo para nosotros, al contrario. Está muy bien el oficio que mandaron. Plantea que volver a la composición anterior es impracticable, que no tiene que volver el presidente de la Corte (Horacio Rosatti) y que es necesaria una nueva ley”, indicó a Clarín una de las espadas claves del Gobierno en materia de Justicia.

Las rispideces con el Alto Tribunal se mantienen intactas. La visita institucional que realizó el ministro de Justicia, Martín Soria, a los magistrados, en la que expresó la “preocupación” del Gobierno por “la situación de gravedad institucional que atraviesa todo el Poder Judicial” y en particular de la Corte, extremó la tensión. Y en la Rosada no quieren saber nada con la posibilidad de que Rosatti forme parte del Consejo. 

En la misiva enviada al Presidente y a las autoridades legislativas, el Consejo reclamó la “necesidad de una pronta sanción de una ley de integración que cumpla con los postulados plasmados en el fallo de la Corte” y alertó sobre la posibilidad de que “pueda generarse una paralización de las actividades” del organismo. 

En Balcarce 50 aseguran que la prioridad será avanzar con el proyecto presentado a principios de este mes, previo al fallo de la Corte Suprema, con el que el Gobierno se anticipó a la declaración de inconstitucionalidad. El texto, girado al Senado, plantea la ampliación del Consejo de la Magistratura de 13 a 17 integrantes, con más influencia de los jueces, abogados y académicos, y un poder más licuado por parte de los diputados y senadores.

Es que mientras conserva el número de representantes del Congreso (tres por Cámara), la iniciativa suma un miembro más de los jueces (pasarían a ser cuatro), duplicaría los de los abogados (de dos a cuatro), y se incrementaría de uno a dos los delegados de los académicos. 

De todos modos, en el Ejecutivo dejan abierta la puerta a hacer retoques a una negociación con la oposición. De hecho, el diputado del PRO y consejero Pablo Tonelli también presentó un proyecto de modificación del Consejo. En el Ministerio de Justicia evalúan distintas opciones y advierten que desde las filas de Juntos por el Cambio hicieron propuestas similares de reforma en el pasado. “Estamos abiertos al diálogo. La reforma tiene que hacerse por consenso, pero hay que hacerla“, subrayan en el Gobierno.

En ese sentido, la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA), el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF), la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN) y el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) expresaron los inconvenientes que afrontan para realizar los procesos electorales respectivos para adecuarse a la nueva integración del Consejo.

Durante el mes de diciembre el oficialismo se concentró en la agenda económica, vinculada al Presupuesto, y no le dio impulso ni espacio a la reforma. Sin embargo, funcionarios involucrados en el tema aseguran que el proyecto estará en la agenda que el Presidente acordó con Cristina y Massa para las extraordinarias de febrero. Igual, todo está atado al desenlace que tengan las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional. “La prioridad es el acuerdo con la deuda del FMI”, reconocen. 

El poroteo con la oposición por la Magistratura todavía no comenzó, pero cerca de Alberto F. admiten la necesidad de evitar un escenario de confrontación que derive en un conflicto político y exacerbe más el clima en el inicio de un año no electoral. En ese sentido, resaltan que el proyecto presentado semanas atrás no recibió feroces críticas como aquel con el que buscó avanzar Cristina en 2013, en el marco del paquete de “Democratización de la Justicia”. “Alguno se va a quejar pero hay margen para hacer todos los cambios que sean necesarios”, sostienen. 

Left Menu Icon
Política & Economía