Kulfas: “La Argentina va a estar a la vanguardia internacional en la lucha por el cambio climático”

El ministro de Desarrollo Productivo señaló que la inversión de la empresa australiana Fortescue es la “inversión internacional más importante para la Argentina del siglo XXI” y destacó su innovación, al tratarse del “combustible del futuro”.

Kulfas: “La Argentina va a estar a la vanguardia internacional en la lucha por el cambio climático”

 

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó este martes que la inversión de US$ 8.400 millones de la empresa australiana Fortescue para producir hidrógeno verde en Rio Negro es “la más importante para la Argentina del siglo XXI”, y subrayó que la misma permitirá al país ubicarse “a la vanguardia internacional en la lucha por el cambio climático”.

“Es la inversión internacional más importante para la Argentina del siglo XXI y, además es innovadora, con un producto que en el mundo se va a comenzar a instalar gradualmente que es el hidrógeno verde, el combustible del futuro”, destacó el Ministro en declaraciones a Radio 10.

Los directivos de la empresa australiana Fortescue anunciaron el lunes junto con el presidente Alberto Fernández en la cumbre sobre cambio climático COP26 en Glasgow, una inversión de US$ 8.400 millones para producir hidrógeno verde, que permitirá a Rio Negro convertirse para el año 2030 en un polo mundial exportador del nuevo combustible.

Fortescue es una compañía originalmente dedicada a la minería de hierro de la cual es la cuarta productora mundial, y que comenzó a diversificar las inversiones en energías alternativas en los últimos años.

Kulfas indicó que las conversaciones con la empresa iniciaron hace “más de un año” y que, luego de un diálogo con el titular de la compañía para la Región Latinoamérica y exrugbier Agustín Pichot, el presidente de la firma Andrew Forrest vino al país para presentar el proyecto.

El combustible es generado mediante electrólisis a partir de energías renovables como la solar y la eólica y, tras analizar la cantidad y calidad de vientos, la empresa consideró satisfactoria la radicación en la ciudad rionegrina de Sierra Grande.

“Empezamos a discutir dónde se podía localizar, dónde estaban las diferentes fuentes para producirlo, la cercanía con los puertos, la infraestructura y las redes de científicos como las empresas vinculadas al hidrogeno y el Invap”, indicó el titular de Desarrollo Productivo acerca de la elección de la locación del proyecto, el cual se buscó que “se integre a la economía local”.

Kulfas recalcó la capacidad que tendrá el proyecto para “generar dólares para el país”, además de la “oportunidad” para el intercambio de tecnología y la generación de empleo, cuya cantidad estimó en “15.000 puestos directos y cerca de 40.000 a 45.000 de manera indirecta”.

“Nos llena de orgullo porque la Argentina va a estar a la vanguardia internacional en esto de luchar en serio por el problema del cambio climático”, celebró el ministro, y agregó que “hay un montón de discursos y gente que habla con buenas intenciones pero esto es una solución real”.

Si bien Kulfas no precisó cifras acerca de los ingresos por exportaciones que generará el proyecto (que prevé generar para 2030 una capacidad de producción de 2,2 millones de toneladas anuales de hidrógeno verde) al ser un nuevo producto, anticipó que el volumen de las mismas será “importante” y que ya la empresa realizó contratos anticipados.

“Nos contó Andrew Forrest (titular de Fortescue) que acabaron de cerrar un acuerdo en Londres para vender hidrógeno verde a empresas de colectivos y taxis, que van a requerir un combustible de forma permanente, y Argentina va a estar capacitada para fabricar esos combustibles”, precisó el funcionario.

Asimismo, Kulfas destacó la importancia estratégica de la economía verde: “Si la Argentina entra en esto de primer momento, claramente vamos a aprovechar un montón de oportunidades”, aseveró.

Por su parte, señaló que pese a que el proyecto inicialmente se abocará exclusivamente a la exportación debido a que el país “no fabrica ni incorpora actualmente vehículos con hidrógeno”, explicó que el proyecto se “enlaza” con la Ley de Movilidad Sustentable.

La ley, presentada en octubre último, prohíbe la venta de vehículos con combustión a partir de 2041 y establece un régimen de beneficios tanto para la producción como para la demanda de vehículos eléctricos e híbridos, donde, destacó Kulfas, tanto el hidrogeno verde como el litio serán “importantes en la matriz local”.

Left Menu Icon
Política & Economía