Katopodis negó que haya habido discriminación contra Mendoza en la obra pública de 2020

De esta manera respondió el ministro de Obras Públicas una acusación del gobierno provincial de Rodolfo Suárez (Frente Cambia Mendoza, de extracción radical y alineado con Juntos por el Cambio), como también de los intendentes radicales de la provincia.

Katopodis visitó la obra de la Planta Depuradora de El Paramillo que beneficiará a 350.000 habitantes del Gran Mendoza..

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, aseguró que “no es cierto que haya habido discriminación contra Mendoza” en la asignación de obras e infraestructura de su cartera correspondiente al año 2020 y, por el contrario, señaló que la provincia cuyana es la que recibe “más recursos proporcionalmente” por parte del Ejecutivo nacional.

Con esas declaraciones, formuladas en una entrevista que publicó este domingo el diario mendocino Los Andes, Katopodis replicó una acusación del gobierno provincial de Rodolfo Suárez (Frente Cambia Mendoza, de extracción radical y alineado con Juntos por el Cambio), como también de los intendentes radicales de la provincia.

Katopodis subrayó que en su reciente visita a Mendoza se firmaron convenios para la provincia y 18 departamentos “con obras que representan 21.000 millones de pesos, el doble del dinero que tuvo la provincia en obras en 2019 (por el último año de la gestión de Mauricio Macri)” .

Al ser consultado por la postura del gobierno de Mendoza, que denunció discriminación en el reparto de recursos, el ministro negó esas acusaciones y remarcó: “No hay ninguna provincia que en obras reciba más recursos que Mendoza proporcionalmente”, y en ese sentido precisó que esa conclusión proviene de los datos que surgen “cuando uno revisa las partidas que se distribuyen por participación o agenda de transferencias”.

Luego, sobre las obras de Nación proyectadas para Mendoza, Katopodis mencionó “el avance para ensanchar el túnel de Caracoles en el límite con Chile y también la firma del contrato para empezar la doble vía a San Juan, que se licitó en 2017 y nunca arrancó, y que fue un pedido expreso del gobernador”, puntualizó.

“Se trata de la decisión de un gobierno nacional que ha planteado y decidido administrar los recursos con un profundo sentido federal y de equidad. Los próximos meses van a ser de mucha obra pública y de trabajo en las provincias”, adelantó.

Por otro lado, Katopodis repasó los recursos invertidos en Mendoza en materia de infraestructura y obra social durante la gestión de Cambiemos (2015-2019) y los comparó con otros distritos en el mismo período:

“La Capital Federal tuvo entre 2015 y 2019 un aumento en obras públicas de un 2.590%, cuando la media en aumentos en las provincias fue del 300 o 400%”, recalcó.

Luego comparó aquella distribución de recursos en materia de obra con el reparto realizado por la gestión del Frente de Todos, sobre lo cual aseguró: “Los recursos que llegan a Mendoza provienen de una mejor redistribución a nivel nacional”.

“Son los datos puedo aportar del Ministerio de Obras Públicas -añadió el funcionario- y reflejan la actitud con la que trabajamos todos los ministerios, para que en la Argentina nunca más la Nación dé la espalda a una provincia”.

Además, Katopodis negó que haya habido una disminución en los recursos discrecionales que el Ministerio del Interior envía a Mendoza con motivo de la pandemia, y lo mismo hizo respecto de los préstamos del Ministerio de Economía.

“No es cierto que haya habido discriminación”, remarcó ante la consulta de un periodista y sobre ese punto desarrolló: “En general, la pandemia ha sido una buena experiencia. Fueron los acuerdos y el diálogo con los gobernadores lo que permitió evitar que nos peguemos de frente a esta crisis, la más importante en la historia de nuestro país”, evaluó.

“Hubo un abordaje equitativo en la distribución de los respiradores, en garantizar obras sanitarias, y en que a ningún argentino le falte lo que necesite para cuidar su salud”, destacó Katopodis.

Y después agregó: “No estamos seguros que a Mendoza le haya ido bien en los cuatro años del macrismo, cuando uno mira los números y los indicadores”.

El viernes, en el marco de una visita a Mendoza en la que participó de un acto con intendentes de la provincia, Katopodis se encontró con que los jefes comunales de la UCR habían resuelto no formar parte de la actividad.

En paralelo, los intendentes del radicalismo dijeron que sus municipios no tenían asignados obras, dinero destinado para solventarlas, ni plazos de ejecución.

“Para no entrar de nuevo en ese juego que discrimina a gran parte de los mendocinos pedimos que nos dieran los proyectos concretos, los montos y las obras, pero no los recibimos”, dijo por caso el intendente radical de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar.

Katopodis negó esas declaraciones y luego comparó este episodio con su experiencia como intendente del municipio bonaerense de San Martín, siendo opositor a Cambiemos, en el período 2015-2019.

“A mí me tocó ser intendente de San Martín durante el gobierno de Macri. No hay ningún punto de comparación de cuál era el trato que teníamos nosotros (los intendentes opositores a Macri) durante esa época y cómo estamos trabajando hoy con los gobiernos (provinciales) opositores”, contrastó.

Y añadió: “La pandemia nos ha obligado a todos a trabajar con coordinación, y nos demanda más diálogo. En ese camino, obviamente, hubo encuentros y desencuentros. Pero de lo que no hay ninguna duda es que lo que permitió no tener una crisis más grave fue tener una mesa de acuerdos con los gobernadores”, insistió.