En una reunión convocada por Macri, los dirigentes del PRO hablaron de candidaturas

Macri, Rodríguez Larreta, Vidal y Bullrich cenaron anoche para abordar las diferencias internas y buscar el mejor mecanismo para definir la candidatura presidencial del PRO de cara al 2023.

En una reunión convocada por Macri, los dirigentes del PRO hablaron de candidaturas

 

Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Maria Eugenia Vidal y Patricia Bullrich cenaron anoche para abordar las diferencias internas y buscar el mejor mecanismo para definir la candidatura presidencial del PRO de cara al 2023. Si bien acordaron no tensar más las diferencias, sobre el segundo punto no hay una definición aún, pero continuarán el diálogo. Esta mañana, el expresidente y el jefe de Gobierno porteño estuvieron juntos para mostrar un clima de unidad.

La reunión de ayer fue organizada por Mauricio Macri, quien también invitó a participar de ella a Federico Pinedo. El menú tuvo una serie de temas que, en las dos horas que duró la comida en un restaurante de la costanera porteña, fueron desde la situación económica del país, las críticas al gobierno nacional y el rol de Juntos por el Cambio en este momento. El plato fuerte de la noche llegó cuando expusieron sus visiones sobre cuál será la herramienta que determinará el candidato o candidata del PRO para competir en una interna contra, al menos, la UCR. El gobernador Gerardo Morales ya anticipó que quiere jugar.

Como entrada, los dirigentes que más miden y con mayor proyección dentro del PRO analizaron el contexto político general y, en particular, la situación económica y social. También evaluaron la situación del PRO a nivel nacional y el funcionamiento del partido en el comienzo del 2022 tras las legislativas.

Acordaron que es momento de bajar las tensiones y que las diferencias se canalicen dentro de la alianza. Acordaron bajar un mensaje a los laderos del jefe de Gobierno porteño y de la presidenta del PRO para evitar las chicanas políticas y no “instalar” notas periodísticas que busquen afectar a alguno de los dos aspirantes a competir en las próximas elecciones.

Pese a que los contrapuntos más notorios se expresan entre Larreta y Bullrich, la relación entre los cuatro es buena. Según explicaron a El Destape desde el entorno de dos de los comensales, “coincidieron en el valor que significa la unidad de Juntos por el Cambio, por eso concluyeron en no tensar posturas personales que la afecten”. 

Hubo tiempo para referirse a la interna en el Frente de Todos. Compartieron que la pelea entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner provoca “falta de institucionalidad” y que el Gobierno realiza una “mala gestión” por no estar abocado a resolver problemas como la inflación y la falta de trabajo. No hubo autocrítica sobre esos puntos por las consecuencias del plan económico que aplicó Cambiemos.

Avanzada la cena y ya con el plato principal servido, pusieron la vista en el 2023. Empezaron a intercambiar opiniones acerca de cuál es el mejor método para elegir el candidato o candidata, definición que para Larreta debe estar tomada antes de las PASO de JxC. Otros piensan que las mismas primarias puede ser esa instancia, situación que no comparten desde Uspallata ya que creen que es mejor llegar con una única propuesta que fortalezca al partido al momento de enfrentar a los socios de la alianza opositora.

Left Menu Icon
Política & Economía