El Senado debate el jueves en sesión especial el cambio en la fórmula de jubilaciones

La iniciativa fue enviada por el Poder Ejecutivo y, a sugerencia del Frente de Todos, se le hicieron algunos cambios como los aumentos previsionales sean trimestrales, con lo cual habrá cuatro incrementos por año.

Se trata de una sesión especial convocada para este jueves.Se trata de una sesión especial convocada para este jueves.

La Cámara de Senadores de la Nación tiene previsto debatir este jueves, en sesión especial, el proyecto de ley que modifica la fórmula para ajustar los haberes jubilatorios en base a la recaudación y a los aumentos de salario, según se informó desde el oficialismo.

La iniciativa será discutida durante la segunda sesión de la prórroga del Período de Sesiones Ordinarias, tal como fue decidido por el Poder Ejecutivo.

Durante la jornada, según indicaron fuentes del Frente de Todos, se incluirá el proyecto de ley que modifica los fondos que la Nación destinará a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) en materia de seguridad.

El proyecto sobre la coparticipación destinada a la CABA había sido sancionada por el Senado, pero la Cámara de Diputados le introdujo algunas modificaciones, por lo que el expediente debe volver a ser debatido en la Cámara alta.

El proyecto que modifica el índice de movilidad jubilatoria fue dictaminado el pasado 3 de diciembre, durante una reunión de las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda, a la cual asistieron el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; y la titular de Anses, Fernanda Raverta.

La iniciativa fue enviada al Congreso por el Poder Ejecutivo y, a sugerencia del Frente de Todos, se le hicieron algunos cambios sustanciales para que, entre otros aspectos, los aumentos previsionales sean trimestrales, con lo cual habrá cuatro incrementos por año.

En el proyecto original, los cambios en la fórmula de movilidad se iban a producir cada seis meses.

La decisión se tomó para “empalmar” los meses de “enero, febrero y marzo”, que estaban “afuera” de la actualización porque la fórmula anterior, sancionada por el Congreso e impulsada por Gobierno de Mauricio Macri, se aprobó en diciembre de 2017, pero empezó a regir en marzo de 2018.

Además, la bancada oficialista impulsó que el incremento previsional del 5% otorgado recientemente no fuera a cuenta del aumento que se otorgará en marzo próximo, tal como estaba previsto originalmente.

De tal modo, ese aumento no será a cuenta de los haberes de marzo próximo, sino que se sumará al nuevo incremento.

El proyecto de ley modifica el índice de movilidad jubilatoria, elaborado en base al trabajo de una comisión mixta, y comenzará a utilizarse a partir de 2021, cuando venza el actual período de emergencia previsional.

El texto fue concebido en base a la propuesta de 131 páginas elevada por esa comisión, creada a partir de la Ley 27.541 de Solidaridad Social, e integrada por 17 miembros, entre los que figuran legisladores del oficialismo, de la oposición y funcionarios nacionales.

Los integrantes de esa instancia desarrollaron una labor que constó de 17 reuniones durante las cuales se recibieron a 24 expositores.

Durante el plenario de la semana pasada, Moroni y Raverta defendieron la nueva norma y afirmaron que logrará que los haberes del sector pasivo aumenten por encima de la inflación.

El ministro de Trabajo, en su intervención, ratificó que los períodos de actualización de haberes previsionales serán trimestrales y no semestrales y afirmó que lo que se busca con la nueva ley de movilidad jubilatoria es que “el 75 por ciento de los haberes previsionales terminen el año levemente arriba o empatando con la inflación”, algo que “no ocurría desde hace muchos años”.

En una situación inédita, en el peor año de la historia económica argentina, hemos conseguido que el 75 por ciento mantenga o mejore sus haberes, es un gran éxito, no un fracaso“, destacó el funcionario.

Raverta, en tanto, consideró esa jornada como “un día histórico” porque se presenta “una fórmula que, tal como se mostró en la historia reciente, permite incrementar los haberes de los jubilados con una fórmula que vincula el crecimiento de la Argentina al de los haberes personales”.

En ese sentido, recordó que el cálculo nuevo es similar al que se implementó entre 2008, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y 2017, hasta que fue modificada durante la administración de Mauricio Macri.

A partir de diciembre de 2008, y hasta diciembre de 2017, la fórmula vigente, que se conforma en un cincuenta y cincuenta entre salario y recaudación, las jubilaciones crecieron un 25,8%“, afirmó.

Al respecto, destacó que “la otra fórmula que funcionó entre 2017 y 2019, hizo que los jubilados perdieran en un 19,5 por ciento su capacidad de compra”.