El Gobierno declaró 9 días seguidos de confinamiento: lo anunció Alberto Fernández por cadena nacional

La medida regirá desde este sábado y hasta el domingo 30 de mayo. Tuvo apoyo de todos los gobernadores. La ciudad y la provincia de Buenos Aires coordinaron que van a controlar los permisos para que las actividades esenciales puedan continuar funcionando.

El Gobierno va a declarar 9 días seguidos de confinamiento: lo anunciará esta noche Alberto Fernández

 

Alberto Fernández anunció esta noche la declaración de nueve días seguidos de confinamiento a partir de las 00 horas del sábado y hasta el domingo 30 de mayo, con el objetivo de frenar la escalada de contagios de coronavirus en todo el país. La decisión, que tuvo el respaldo de todos los gobernadores, respetará el funcionamiento de las actividades esenciales, según pudo saber Infobae.

En un mensaje grabado desde el Museo del Bicentenario, el Presidente informará oficialmente que se pasará a una etapa de confinamiento total durante nueve días. El jefe de Estado llegó a la Casa Rosada a las 17.30 y se disponía a grabar el mensaje de oficialización de las medidas. Luego, su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y algunos de los ministros, brindarán entrevistas a medios para dar precisiones sobre la nueva tanda de medidas, informaron fuentes oficiales de Gobierno.

Entre los acuerdos que hubo para la aplicación de medidas de limitación para la circulación se destaca la aplicación en el Área Metropolitana de controles interjurisdiccionales, a fin de revisar los permisos de las personas autorizadas para transitar, por desempeñar tareas esenciales. La intención es que, pese a las restricciones, la actividad económica se vea afectada lo menos posible. De los nueve días en los que regirá el confinamiento, resaltaban las fuentes, cinco son no laborales, entre fines de semana y feriados.

En la decisión reforzar las restricciones sanitarias estuvieron de acuerdo todos los gobernadores debido a la escalada tanto de contagios como de fallecimiento y de ocupación de camas de terapia intensiva, efectos provocados por la segunda ola de coronavirus que se registra en todo el país. De todos modos, aún queda pendiente la definición sobre si seguirán las clases en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

Esta tarde, Alberto Fernández convocó a una reunión de urgencia en Gobierno donde van a estar además del Presidente, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la secretaría de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, entre otros. El anuncio oficial de las nuevas restricciones estará determinado por el horario en que concluya este encuentro.

El presidente estuvo ayer y hoy reunido con todos los gobernadores por videoconferencia, con quienes compartió los datos epidemiológicos del país y las proyecciones en caso de no aplicar un refuerzo en las medidas para reducir la circulación. Alberto Fernández y los mandatarios provinciales coincidieron en que la situación se agravó a un punto crítico por lo que se dispuso avanzar con más restricciones.

Según pudo reconstruir, en el último encuentro, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, manifestó que “hoy estamos en lo peor de la pandemia. Con las medidas que se tomaron anticipadamente desde Nación evitamos una catástrofe sanitaria”. Por su lado, Horacio Rodríguez Larreta coincidió en la preocupación por la suba de casos y prometió “coordinar esfuerzos con Nación”. Otro aspecto que resaltó el jefe de Gobierno porteño fue el de mostrarse juntos porque resulta un “buen mensaje” ante el recrudecimiento de la pandemia.

De todos modos, el presidente descartó a principios de semana que las restricciones impliquen un regreso a la fase 1 de cuarentena y lo adjudicó a que existe un “problema sociológico” en la población frente a los largos meses de cuarentena y limitaciones que arrastra la Argentina desde el año pasado por la pandemia: “No lo resistiríamos“, afirmó en una entrevista.

Las medidas dispuestas por el gobierno nacional

-Se restringe la circulación en todas las zonas del país que se encuadren en Alto riesgo o en Alarma epidemiológica.
-La medida regirá desde este sábado 22 de mayo a las 0 horas hasta el domingo 30 de mayo inclusive.

-Quedarán suspendidas las actividades sociales, económicas, educativas, religiosas y deportivas en forma presencial.

– Estarán habilitados los comercios esenciales, los comercios con envío a domicilio y para llevar.

– Sólo se podrá circular en las cercanías del domicilio, entre las 6 de la mañana y las 18hs, o por razones especialmente autorizadas.

LA MEDIDA DURA 9 DÍAS Y SOLO INVOLUCRA 3 DÍAS HÁBILES.

Después sigue el siguiente cronograma:

-Terminados estos 9 días, desde el 31 de mayo hasta el 11 de junio inclusive se retomarán las actividades en el marco de las medidas vigentes hasta el día de hoy.

-Se implementarán las restricciones que correspondan a cada zona según los indicadores epidemiológicos y sanitarios.

-Firme decisión de hacerlas cumplir estrictamente.

-En ese lapso, tratando de favorecer bajar aún más los contagios, se dispondrá que el fin de semana correspondiente al 5 y 6 de Junio se vuelvan a restringir las actividades en las zonas más críticas.

-Es una medida de cuidado intensiva y temporaria.

MEDIDAS ADICIONALES PARA EMPRESAS Y FAMILIAS

El Gobierno Nacional anunció medidas adicionales para proteger a las familias y a las empresas.
Empresas:

● Ampliación del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) para atender a los sectores que se verán afectados por las medidas: comercio y otros. La inversión en este programa estará en torno a los $52.000 millones.

● Incremento del monto del salario complementario para las y los trabajadores de los sectores críticos y la salud, que pasa de $18.000 a $22.000. La inversión prevista es de $6.000 millones.

● Incorporación del sector gastronómico al REPRO y reducción de las contribuciones patronales en los sectores críticos, por $8.500 millones.
Familias:

● Desde mañana viernes hasta fin de mes se inyectarán 18 mil millones de pesos en los bolsillos de las familias beneficiarias con la tarjeta Alimentar. Esto lo anunció el presidente el viernes 7 de mayo.

● Ampliación de la Tarjeta Alimentar que permitirá fortalecer los ingresos de las familias con menores de hasta 14 años. La medida alcanza a casi 4 millones de niños, niñas y adolescentes. La inversión mensual para financiar la Tarjeta Alimentar será de $18.100 millones y se comienza a pagar el viernes 21 de mayo.

● Ampliación del Programa Progresar con becas para la terminación de la primaria y la secundaria, la capacitación profesional, el cursado de carreras universitarias y, también, para formar enfermeros y enfermeras. El objetivo del programa es llegar a 1 millón de jóvenes en todo el país con becas mensuales de entre $3.600 y $9.600. Las becas se pagan durante todo el año (12 meses). La inversión durante este año supera los $28.000 millones.

● Ampliación de la AUH y asignaciones familiares. El objetivo es llegar a 700.000 y el estimado es de $29.000 millones.

● Se transformó el Programa Potenciar Trabajo para asociarlos con distintas actividades productivas de la economía popular. Los 920.000 trabajadoras y trabajadores de este programa cobrarán en mayo $12.204 y hacia fin de año $14.040. La inversión anual estimada para este programa es de $167.000 millones.
Sectores:

● Cultura y Turismo. Se han reforzado las partidas presupuestarias para asistir a estos sectores en más de $4.700 millones.

●Fortalecimiento del Sistema de Salud. Para la atención de la segunda ola del COVID, se estima una inversión de $144.000 millones. Incluye la inversión en vacunas de $72.000 millones, el bono por 3 meses de $6.550 para 700.000 trabajadores y trabajadoras de la salud y $36.000 millones de reducción de contribuciones patronales y del impuesto a los créditos y débitos bancarios para las empresas del sector, entre otras partidas. Con estas políticas estamos llegando a casi 6 millones de niños, niñas y jóvenes: a través de la Tarjeta Alimentar, la ampliación de AUH y el Programa Progresar.

La reducción del impuesto a las ganancias para las y los trabajadores del sistema privado registrado, hará que cerca de 1.270.000 de trabajadores y jubilados dejen de pagar este impuesto con retroactividad a enero. La devolución de los importes retenidos se hará en 5 cuotas a partir del mes de julio. Esto equivale a un esfuerzo fiscal de más de $40.000 millones.

El paquete de medidas que se han ido anunciando para morigerar el impacto de la segunda ola de COVID supone un gasto, por encima de lo establecido en el Presupuesto 2021, superior a los $480.000 millones (1.3% del PIB).

Este incremento del gasto será financiado a través de los mayores ingresos explicado por el Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas y el aumento de la recaudación.

Fuente