El Gobierno prohibió el ingreso de empleados al Estado para “no gastar mas de lo que tenemos”

La medida entra en vigencia hasta diciembre del 2023. Había sido anticipada por la Ministra de Economía con el objetivo de cuidar el equilibrio fiscal.

El Gobierno prohibió el ingreso de empleados al Estado

 

Mediante un decreto publicado en el Boletín Oficial, el Gobierno Nacional le dio validez al congelamiento de ingresos de empleados al estado, una medida que había sido anticipada por la ministra de Economía, Silvina Batakis. 

El comunicado 426 refleja lo que la titular de Hacienda dijo en la primera conferencia de prensa donde anunció las medidas iniciales de su gestión. Allí se explica que “resulta adecuado adoptar diversas medidas con miras a garantizar un ejercicio eficiente y responsable del presupuesto nacional, en lo que hace a la contratación de personal, particularmente en lo que refiere a los regímenes de contratación del mismo (…)”.

El texto firmado por Batakis, el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, agrega que jurisdicciones y entidades del sector público “no podrán efectuar designaciones ni contrataciones de personal de cualquier naturaleza”.

El “congelamiento de personal”, en palabras de Batakis, está orientado a “no gastar más de lo que tenemos”, en la línea de mantener el equilibrio fiscal que exige el acuerdo de las metas con el Fondo Monetario Internacional (FMI).  

Prohibiciones y excepciones del congelamiento de Batakis

Además de la administración pública, donde están comprendidos ministerios y dependencias, la medida alcanza a entidades estatales y también planea llegar a empresas y fondos fiduciarios. 

En detalle, se prohíben los nombramientos de planta transitoria, contrataciones por tiempo determinado e indeterminado, trabajos a tiempo parcial, eventual y plazo fijo. Además congela las designaciones por prestación de servicios. 

Entre las excepciones se encuentran los nombramientos en el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, el Servicio Exterior de la Nación, los guardaparques, el Sistema Nacional de Manejo del Fuego; las universidades, los Establecimientos Hospitalarios y Asistenciales e Institutos de Investigación y Producción y en el Servicio Penitenciario Federal, y en las Fuerzas Armadas y de Seguridad, exceptuando al personal civil. 

La designación de funcionarios también queda exceptuada, además del cumplimiento de cupos para personas trans y discapacitados.

“El presente decreto entrará en vigencia a partir de su publicación en el BOLETÍN OFICIAL y regirá hasta el 31 de diciembre de 2023”, concluye el texto.

Los pases a planta permanente

El gobierno emitió este martes una serie de resoluciones para pasar a planta permanente a personal estatal, un plan trazado antes de que asuma Batakis y ordenara congelar los ingresos de nuevos trabajadores. 

Se trata del plan de Regularización de Empleo Público, lanzado en mayo del 2021 bajo la gestión de Ana Castellani, que encabeza la mencionada Secretaría de Empleo Público.

Esta medida está orientada a ubicar empleados en un lugar estable por encontrarse contratados de manera transitoria. 

La funcionaria afirmó entonces que el objetivo es regularizar la situación de personas que están contratadas desde hace más de diez años en la administración pública. 

Agregó además que no implica un aumento del gasto público ya que se trata solamente de un cambio en la modalidad de contratación que pasa de transitoria a estable. 

Estratégicamente, está especificada su aplicación en el período 2020-2023  y busca “regularizar la situación de empleadas y empleados contratados en forma transitoria con una antigüedad de más de cinco años en la Administración Pública”.

Left Menu Icon
Política & Economía