Nación busca desalentar los viajes al exterior para evitar que ingresen nuevas cepas

Santiago Cafiero y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, evalúan nuevas medidas con el fin de morigerar los efectos de la segunda ola de COVID-19.

El Gobierno Nacional estudia más medidas para los viajes al exterior - SOL  91.5

Ante la proliferación de nuevas cepas de COVID-19 en todo el mundo y, principalmente, ante la amenaza de una segunda ola de casos de coronavirus, el Gobierno evalúa nuevas medidas que sirvan como complemento a la vacunación. Una de las ideas es la implementación de “medidas de control” para desalentar la salida de argentinos y residentes hacia países con nuevas olas. 

El Gobierno tomó nota de la aparición de nuevas cepas de COVID-19 y existe una cierta preocupación por los argentinos y residentes que todavía analizan viajar al exterior aún con el avance de los casos. Según detallaron desde el Gobierno a El Destape, una de las situaciones que evalúa el Gobierno es generar un modelo similar al que, actualmente, tiene Canadá donde cada pasajero tiene la obligación de pagarse sus test de PCR y su alojamiento de confinación de modo obligatorio.

Si bien el país tiene cerradas las fronteras, salvo para ingreso de residentes y ciudadanos argentinos, todavía existen temores con respecto a los viajes al exterior por parte de habitantes del país a otros puntos del globo. Actualmente, hay solicitud de PCR de hasta 72 horas previo al embarque, firma de declaración jurada a la salida del país, con la obligación de cumplir con 10 días de cuarentena, al arribo al país, desde el test de PCR. En esta declaración jurada se declara el domicilio de realización de la cuarentena. 

Después de la última repatriación de argentinos, desde que eso se llevó adelante, al salir del país se debe firmar una declaración jurada en la que asumen la responsabilidad en caso de que existieran cambios de normas en los pasos fronterizos.

Con respecto a las medidas que evalúa el Gobierno, el modelo canadiense es el que más interesa aplicar. En ese país, al arribar se evalúa la salud del viajero antes de que salga del puerto de entrada. Las personas deberán aislarse durante 14 días aún si no tiene síntomas. Esto es obligatorio y lo tienen que pagar los viajeros

Por otro lado, todos los viajes a Canadá por razones discrecionales (no esenciales), como el turismo, la recreación o el entretenimiento, están actualmente prohibidos. Los viajeros que no tengan una razón no discrecional (esencial) para viajar a Canadá se les negará la entrada por un oficial de servicios fronterizos. 

En España, por ejemplo, los viajeros que llegan a España como destino final por vía aérea o marítima deben someterse a un control sanitario general en el primer puerto o aeropuerto al que lleguen. Por otro lado,  los viajeros procedentes de países de riesgo deben acreditar disponer un PCR con resultado negativo, 2 realizado en las 72 horas previas a la llegada a ese país.